Preparados, listos… #KnockTheVote

SALVA DÍAZ | Suenan tambores de batalla ante unas inminentes elecciones europeas en las que nos jugamos mucho, y es que el 25 de mayo podremos elegir por primera vez a quien queremos que presida la Comisión Europea, poder ejecutivo de la UE. Además, elegiremos a nuestros representantes ante el Parlamento Europeo, dotado de nuevas competencias legislativas y de control tras el Tratado de Lisboa.

La gran abstención es el gran enemigo a combatir, pues es el enemigo natural de la democracia, es el camino a la anarquía y al caos, un caos que se produciría al tener unas instituciones carentes de legitimidad ciudadana por no ser elegidas mediante el voto sino mediante la abstención que daría paso a partidos euroescépticos y eurófobos.

¿Por qué estas elecciones son más importantes que nunca?

Porque por primera vez el Parlamento Europeo resultante tras los próximos comicios del 25 de mayo será una auténtica institución ciudadana que nos representará con una voz más potente impulsada por nuevas competencias. Porque actuará como poder regulador y garante democrático teniendo el mismo nivel decisorio que el Consejo de Ministros, y porque su poder legislativo se verá incrementado con el aumento de hasta 40 nuevas competencias legislativas.

Pero este notable y significativo aumento de poder de la Eurocámara trae consigo un aumento de la responsabilidad ante la ciudadanía europea, ante los parlamentos nacionales y ante las instituciones comunitarias. Será co-responsable de los presupuestos comunitarios, tendrá una mayor capacidad de control del gasto, y garantizará, protegerá y defenderá los derechos fundamentales europeos reflejados en el Tratado de Lisboa.

La peligrosa abstención y la llegada de eurófobos

La gran desafección política que recorre Europa, la desconfianza ante el proyecto de la UE y la interminable crisis económica y democrática en la que estamos envueltos desde 2008, forman el escenario perfecto en el que poder representar una previsible y peligrosa abstención.

Partidos como el AfD, UNIK o Amanecer Dorado, son partidos euroescépticos y eurófobos que, sin creer en el proyecto europeo, pretenden concurrir en estas cruciales elecciones europeas para desmantelar la unión mientras viven de ella. Su única misión es rechazar todas las propuestas que nazcan en el seno del Europarlamento para frenar así cualquier avance social y político.

En un momento de parálisis casi inconsciente de la UE, estamos viendo como es imposible resolver una crisis solamente con austeridad. Casi 6 años de crisis lo atestiguan. Y con un Parlamento Europeo repleto de eurófobos, seguiremos igual de paralizados, incapaces de reaccionar.

Necesitamos fomentar actuaciones que reactiven la economía y creen puestos de trabajo, y eso no se puede hacer sólo recortando el gasto. Hay que invertir, hay que innovar, hay que avanzar con políticas sociales, sostenibles y alternativas. O cambiamos el rumbo del barco o nos hundimos todos juntos. Pero antes de que lleguemos a chocar contra el iceberg, yo propongo cambiar de capitán. Yo propongo a Martin Schulz. Preparados, listos… #KnockTheVote.

The following two tabs change content below.

Debate21

Debate 21 es un punto de encuentro para el análisis y la reflexión, tanto política, como de la actualidad. Los artículos aquí publicados están construidos sobre el debate y el análisis, así mismo, buscarán hacer propuestas concretas para el avance social. Fundado en 2013, Debate 21 es independiente y apartidista. Puedes contactarnos por correo: debatexxi@gmail.com

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?