Manipulación de políticas sociales – Reflexiones sobre la miseria económica a que nos avocan las élites

GUILLERMO GAROZ LÓPEZEn realidad lo que está ocurriendo, es que sobre un panorama cierto de crisis, provocada por la codicia de los mismos que ahora propugnan las soluciones, se impone con un cierto placer ideológico una batería de medidas y recortes que se aplican con semblante compungido y serio pero que en realidad nacen de la certeza de que la derecha española no tendrá otra oportunidad como la actual en los próximos 50 años para influir en la estructura social de España de la manera en que lo está haciendo y en el sentido en que lo está haciendo.

SMI SSOCIOLOGOS Manipulación de políticas sociales Reflexiones sobre la miseria económica a que nos avocan las élites

Al hablar de la reforma laboral y de sus efectos en la clase trabajadora, no se expresa con total contundencia y claridad la repercusión que está teniendo en la estructuración del futuro mercado de trabajo. El proceso de dumping social al que el Estado está sometiendo los parámetros del mercado laboral en España es de tal calibre que ha creado una especie de proceso de “asianización” de la economía por supuesto con su epicentro en una reforma laboral económica y social temeraria por su previsible repercusión negativa  ya que marcará de forma estructural la vida de toda una generación de españoles y más.

La precarización de la condiciones de trabajo ha sido de tal calado que el aumento de competencia del sector exportador por la vía de la devaluación salarial está comenzando a crear tensiones entre los socios comunitarios en Bruselas, donde parece ser que determinados países “bien” de la UE se han quejado de la competencia española por la vía de los bajos precios en los productos. Es como si de repente, a Europa le hubiera salido un grano en el Sur en forma de “Corea latina o China mediterránea”. Lejos quedan aquellos años en que un irreal Zapatero soñaba con sobrepasar a Francia en renta per cápita  y entrar por la puerta grande en el G-8.

PROCESO DE “ASIANIZACIÓN” DEL MERCADO DE TRABAJO Y DE  LA ECONOMÍA.

El proceso de asianización del mercado laboral y de la economía en general es un proceso integral. Afecta no sólo al trabajo y a la economía, también a la capacidad del ciudadano de manifestar su desacuerdo con lo que está sucediendo. Por ello, se imita a los países asiáticos haciendo suya la característica más destacada de estas naciones:

HACER QUE EL PAÍS PAREZCA MÁS GRANDE, A BASE DE HACER MÁS PEQUEÑOS E INSIGNIFICANTES A SUS PROPIOS CIUDADANOS.

Es un método muy apreciado por los países emergentes. Todo el mundo hoy en día envidia el potencial económico de algunas economías. Todo el mundo admira el crecimiento de China o el desarrollo de Corea y Taiwán; pero a  nadie le gustaría ser ciudadano chino o coreano, a nadie le gustaría, disfrutar de su falta de libertad sindical, su déficit democrático, su falta de respeto a los derechos humanos, la ausencia de derechos laborales, negociación colectiva, su falta de libertad de expresión e incluso de movimientos. Eso es otra cuestión.

Pero es que  esa es precisamente la cuestión. El respeto al individuo como tal, vertebrado en su contexto colectivo, solidario, alejado de la codicia y el individualismo mal entendido que a modo de veneno han inoculado en la educación y la economía de nuestro país y de muchos otros las élites pseudodemocráticas.

NEGACIÓN DE LA REALDIAD SOCIAL COMO MÉTODO DE MANIPULACIÓN. REMINISCENCIAS DE LA ESPAÑA AUTÁRQUICA.

Por otra parte, existe otro foco de imitación del Estado Español a comportamientos políticos y económicos del pasado. Muchas de las imágenes que vemos por televisión y que publicitan de manera ejemplar las redes sociales e internet, nos retrotraen a la España de los años cincuenta del siglo XX y a la miseria económica y social que significaron para muchos españoles/as.

Fenómenos de desahucios, hacinamiento por falta de posibilidades de acceder a una vivienda digna, cohabitación de varias generaciones en un mismo domicilio, organización de “ollas comunes” como forma colectiva de afrontar la manutención y la falta de ingresos motivada por el paro, la descomunal labor de las entidades de caridad, asistenciales y ongs mediante comedores sociales, escolares y bancos de alimento. Infraempleo, pluriempleo, desempleo…

¿Les suena muchos de estos fenómenos? ¿No les recuerda a los mayores de 60 años procesos parecidos o similares en su infancia y adolescencia?: La sopa boba, los comedores de beneficencia, el auxilio social, los trenes llenos de personas en busca de trabajo en el extranjero… salvando las distancias, es innegable ver ciertas reminiscencias de los difíciles años 50 y principios de los 60  en el actual panorama de parte de la sociedad española. Pregunten a sus mayores, verán como muchas de las situaciones apuntan muchas similitudes.

Evidentemente, la estructura social de la España franquista y subdesarrollada de 1950 no puede ni debe ser comparada en términos globales, pero sí debemos llamar la atención sobre la gravedad de la situación, han pasado más de 60 años y de nuevo los que lo pasan mal siguen siendo los mismos.  Al igual que entonces, una parte considerable de la población española, la más desfavorecida, se quedará anclada en la crisis, mientras que otra parte logrará sortearla, sufriendo de nuevo la nación una nueva polarización del reparto de la riqueza y de las oportunidades. La brecha salarial, social e incluso tecnológica es un hecho que marcará las próximas décadas del siglo XXI.

dos emigración 60 años Manipulación de políticas sociales Reflexiones sobre la miseria económica a que nos avocan las élites

Lo que si es cierto es que el democrático gobierno actual, comparte con el autárquico y dictatorial gobierno de la España del hambre algunas características de negación de la realidad a toda costa. Si el dictador Franco echaba mano de “la pertinaz sequía” cuando le hablaban de la carestía y del hambre en la España de postguerra, también actualmente existe invención y negación de la realidad digna de ser destacada. Ejemplos a enfatizar son las manifestaciones de dos dirigentes políticos con responsabilidades de gobierno en la actualidad. Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

Se nota un cambio, hay alegría en las calles”

Sáez de Santamaría refiriéndose a una supuesta mejoría de la economía, no deja claro si se refiere a la calle Serrano, Goya o Velázquez de Madrid, sin duda la alegría no ha desaparecido nunca de los comercios y tiendas exclusivas donde previsiblemente ella transita junto con otros miles de ciudadanos afortunados a los que la crisis no les ha tumbado y que deben ser para los que ella gobierna.  La otra joya de la corona es la impagable María Dolores de Cospedal, que mirando a la cámara, sin parpadear y sin apenas inmutarse declaró en lo más crudo de la crisis  lo siguiente:

El Partido Popular, es el partido de los trabajadores”.

¡¡Gran heroína esta Cospedal!! ¡¡Ni tan siquiera el PSOE se atrevería hoy en día a hacer tal afirmación sin sonrojarse!!

Este es un grave problema de las clases dirigentes. El cinismo y la creación de una realidad paralela son comunes a todos ellos, sin distinción (si es que existe) de color político. La negación de la realidad, no significa que los hechos no hablen por sí mismos y que estos comportamientos no estén dibujando, diseñando, estructurando, una futura sociedad marcada por el egoísmo, la insolidaridad y el “sálvese quien pueda”. La imposición de este futuro laboral y social (con pérdida de derechos y empobrecimiento de la clase media y trabajadora), nos está siendo presentada como una necesidad, como una situación de fuerza mayor de la que no podemos escapar, para una vez convencidos y apaciguados, operar sobre las políticas sociales que han costado más de un cuarto de siglo construir. Un ejemplo claro es la destrucción del SMI.

DEMOLICIÓN DEL SMI. EL IPREM, NUEVO PARADIGMA DE LA POLÍTICA SOCIAL.

El tratamiento a que está siendo sometido el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es de un proceso constante de acoso y derribo por parte del Status Quo imperante, llámense gobierno, patronales, mercados financieros, FMI, BM, lobbies, grupos de presión, etc.

No sólo se congela su cuantía, se ataca el propio fundamento del SMI, que no es otro que defender el trabajo de la persona para no ser totalmente alienado y tratado como simple mercancía para no ser sometido a las leyes puras y duras de la oferta y la demanda. Pero siguiendo con el argumento de la negación de la realidad, casi rallando la mentira por omisión, debemos precisar que ni siquiera al irrisoria cifra de 645,30 € responde a la realidad cotidiana, ya que para poder acceder a esta fabulosa cifra, debes acceder a una jornada completa de 40 horas, ya que dicha cifra disminuye en función de que el contrato sea a tiempo parcial (t.p.) abonándose en su parte proporcional.

La demolición del SMI, en su doble vertiente de cuantía y de concepto, está siendo acompañado por un proceso de sustitución que lleva activo varios años. Dicho proceso de manera callada pero inexorable, consiste en utilizar como referente para todo tipo de ayudas, becas, subvenciones, subsidios, etc., el IPREM (Índice Público de Rentas de Efectos Múltiples). El nuevo paradigma de referencia para la corrección de desigualdades sociales es (cómo no) inferior en cuantía (532 € en 2014)  y además se calcula y asigna de manera unilateral por el Gobierno de turno.

Al menos el SMI, además de ser más de 100 € superior en cuantía, tenía una cierta defensa en la negociación colectiva y podía ser debatido como elemento de concertación social. Muchos aducen que el SMI se utiliza para el cálculo de prestaciones laborales y el IPREM es usado como referente en prestaciones sociales, pero la verdad es que están sustituyendo el SMI por el IPREM en todo tipo de situaciones y circunstancias, penalizando la ayuda a muchas personas en situación de dificultad extrema y precariedad.

EL BOE COMO EFICAZ EJECUTOR DE LA VERDADERA POLÍTICA SOCIAL.

En realidad, si quieren saber lo que están haciendo las élites de este país con el Estado del Bienestar, (lo que queda de él, claro)  no escuchen lo que dicen, no vean sus imágenes, o se dejen distraer por “estos encantadores de serpientes”, les basta con acudir día a día, semana a semana al Boletín Oficial del Estado (BOE), verdadero órgano ejecutor de la política del Gobierno. Si así lo hacen, observarán, verificarán, comprobarán como a golpe de Decreto, a golpe de Ley, de manera callada pero contundente, están dinamitando lo poco que nos queda de nuestros derechos sociales y laborales. El secreto es muy sencillo, repetir una falsedad hasta la saciedad, tantas veces, que al final suene a verdad a oídos de la gente, para después hacer todo lo contrario de manera silenciosa pero implacable.

Fuente Foto

Fuente: Ssociologos.com

The following two tabs change content below.

Guillermo Garoz López

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, Máster en Recursos Humanos y Gestión por Competencias, Docente en Formación Profesional para el Empleo y Técnico Universitario en Orientación Laboral. Colaborador y articulista del Blog de actualidad Sociólogos y anteriormente del portal de contenidos Suite 101. Ha publicado recientemente un extenso artículo académco en la Revista Española del Tercer Sector bajo el título:" Consecuencias negativas del actual modelo productivo. La economía social como alternativa viable y creadora de empleo". 2014 Nº 28. ISSN: 1886-0400. Madrid (pp. 99-119) Formador de cuadros sindicales en el sector comecio durante más de 10 años, con un conocimiento teórico-práctico de los procesos de cambio y precarización en las condicionesde trabajo de los empleados de comercio. Actualmente elabora un estudio sobre el impacto que ha tenido la liberalización de horarios comerciales sobre las condiciones de trabajo y de vida de los empleados de grandes almacenes e hipermercados. Colaborador voluntario en Cáritas y Cruz Roja como formador ocupacional.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?