¿Por qué les da tanto miedo Podemos?

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

DANIEL ORDÁSEs cierto que algunas de las propuestas de Podemos son disparates económicos (a mi modo de ver). Algunas son buenas, otras necesitan un retoque y muchas son muy románticas, pero inviables. Ante estas propuestas (a primera vista muy atractivas) los que Podemos denomina “casta” están completamente espantados, paralizados y desprevenidos.

¿A qué se debe el shock que Podemos genera en los políticos del tradicional sistema español?

Se debe precisamente al propio sistema español, a un sistema basado en promesas electorales que solo tiene que someterse a la prueba del algodón, el que saca mayoría absoluta. Se debe a un sistema del todo o nada, en el que prometer es gratis y no cuesta, ni siquiera, el no cumplir si sacas mayoría absoluta.

¿Por qué duele tanto Podemos y lo que antes se llamaba “promesas incumplidas” o incluso “fraude electoral” ahora lo llaman “populismo” y parece que es un invento nuevo del demonio?

Las propuestas y promesas disparate (lo que hoy llaman “populismo”) no son ni mucho menos un invento de Podemos. En España gobierna un partido conservador gracias a su promesa de bajar impuestos y crear 3 millones de puestos de trabajo. Ha subido 50 impuestos en 3 años y ha destruido más de un millón de empleos, pero nadie los llama “populistas”. En Francia gobierna un partido de izquierdas gracias a su promesa de que los trabajadores trabajarían mucho menos y los ricos pagarían mucho más. En realidad a las capas medias y bajas les están metiendo un sablazo impresionante y los ricos son cada vez más ricos, pero nadie les llama populistas.

En el sistema actual de promesas (lo llamamos programa electoral) y falta de control, siempre hay un partido que tiene que soltar disparates neo-liberales en una dirección y otro que contrarresta con salvajadas semi-bolcheviques en la otra dirección. Eso anima mucho la verbena electoral, financiada con fondos públicos, y hace que parezca que una vez cada 4 años hay debate de ideas. Luego si no ganas puedes decir que hubieras cumplido y si ganas le das la culpa a la macroeconomía, a la herencia recibida o a la falta de una “mayoría suficiente”.

¿Se puede evitar el modelo de “promesas vacías”?

Igual que en la “vida real” la única forma de desencantar a los “yo haría” es el “hazlo”. En un sistema con control democrático el que tiene las ideas super-brillantes las puede someter a votación y tiene que explicar, debatir, convencer y demostrar.

Muchas de las propuestas de Podemos (12:1, renta básica, tope salarial), del PP (subida IVA, compras de armamento), del PSOE (abolición servicio militar obligatorio), de IU (más vacaciones)… en Suiza han sido discutidas, en profundidad y con matices, en debates fundados y apasionados, sin pudor ni tabúes. Muchas las hemos rechazado o las rechazaremos. Algunas, a pesar de ser rechazadas, han generado grandes cambios por el debate generado.

Si el PP y el PSOE quieren cortarle el sexappeal a Podemos y si Podemos quiere que el PP y el PSOE tengan que cumplir, la única salida es un sistema con prueba del algodón. A ese sistema de control democrático le tienen pánico todos, porque se acaban los pactos secretos y hay que convencer y cumplir.

En Alemania hubo una movilización masiva contra una estación de ferrocarril y parecía que “la calle”/”el pueblo” la rechazaba. Se votó y ganó la “mayoría silenciosa”.

Nos deseo a los españoles, que algún día nuestros políticos nos tengan que hablar y convencer.

The following two tabs change content below.
Daniel Ordás Menéndez (Basilea, Suiza, 1974) es un abogado, autor y político suizo de origen español. Licenciado en Derecho por la Universidad de Basilea. Parte de sus estudios los realizó en la Universidad de Berna. En 2003 fundó el bufete de abogados Advokatur & Rechtsberatung TRIAS con dos socios www.advokatur-trias.ch. Desde 2011 es socio de otros tres bufetes en diferentes ciudades suizas. En 2012 fue editor de la revista política Statements. En varias entrevistas en medios españoles propuso introducir en España la democracia directa, pero no fue hasta 2012 cuando en plena crisis económica y política su reivindicación tuvo eco. A raíz de varias entrevistas y de múltiples conferencias publicó el libro 'España se merece… Democracia directa'. En 2013 publicó junto a Juan Cortizo el libro 'España se merece… una re-Constitución'.

0 comentarios sobre “¿Por qué les da tanto miedo Podemos?

  • el 19 octubre, 2014 a las 4:35 pm
    Permalink

    El PPSOE ha contraido el enorme mérito de echar a los españoles en los brazos de Pablo Iglesias.
    Él y solo él, es el máximo responsable del momento presente..Si obviamos el corto periplo de UCD, desde 1978 hasta nuestros dias, ellos son los únicos responsables de nuestro caótico estado actual. Ya que al igual que Isabel y Fernando, “tanto monta, monta tanto”.
    Pero el discurso del poder siempre exonera a quien lo predica y de echar la culpa a la ciudadania, por incauta, en el caso de que Podemos consiga una buena renta electoral, estamos solo a un paso.
    Si desde la citada fecha a dia de hoy todos los programas electorales han sido incumplidos reiteradamente, ¿que diferencia existiria si Podemos se alza con el poder y también nos engaña?.
    Existe un principio que determina que con las mismas acciones se derivan los mismos resultados y que empecinándose en seguir “erre que erre” con más de lo mismo, es imposible que la conclusión sea diferente.
    Las recetas neoliberales están demostrando por activo y pasivo que el absolutismo del “laissez faire” solo conduce a desigualdades, cada vez más acusadas, auténtico cáncer de nuestras sociedades.
    Bajo el boceto de una social democracia, “socialismo del siglo XXI”, como se la denomina en la actualidad, que tendria que erigirse en cada país, en el devenir del dia a dia, podria cumplir el papel de terapia no invasiva, pese a los catastrofistas, y revertir el estado actual de cosas.
    La principal preocupación de la casta es su pérdida de privilegios y la más que pausible asunción de responsabilidades de toda índole, incluidas las penales.

    Respuesta

Deja un comentario