Macroestudio electoral de Llorente y Cuenca: “El poder territorial en 2015”

PELAYO COBOS | El mapa de las mayorías absolutas en color azul del Partido Popular toca a su fin.

Se ha hecho público un estudio que territorializa y asigna escaños en parlamentos regionales y una parte importante de las grandes ciudadesa las distintas fuerzas políticas que previsiblemente -está por confirmarse la plantilla de candidaturas que concurrirá finalmente en unos cuantos escenarios- se presentarán en las próximas elecciones locales y autonómicas.

Sus autores analizan las perspectivas electorales a partir de los últimos sondeos de opinión, -nacionales y territoriales en donde se han hecho-, y del efecto de diversos factores -fundamentalmente económicos- que pueden generar cambios en las previsiones existentes en estos momentos. Si bien el Barómetro del CIS de Noviembre confirmará la capacidad que ha tenido Podemos de crecer en intención de voto, en cambio en este informe se hace una proyección hacia Mayo de 2015, evitando efectos momentáneos de movilización coyuntural del voto como los que ha podido provocar la gestión de la crisis del ébola, el escándalo de las tarjetas opacas o la exposición mediática de la última investigación judicial.

Las Municipales y Autonómicas de Mayo de 2011 dibujaron un mapa del poder territorial que se inclinó desmesuradamente hacia el PP (a causa de la abstención de los votantes del PSOE), con mayorías absolutas en casi todas las comunidades y principales ciudades.Después, fue la enorme diferencia de votos entre PP y PSOE lo que permitió la mayoría absoluta del primero en el Congreso. No se produjo un corrimiento masivo del electorado hacia el Partido Popular (que obtuvo 10,8 millones de votos, aumentando en poco más de medio millón los que obtuvo en 2008, mientras que el PSOE pasó de 11,3 a 7 millones).

A partir de entonces, el descontento social se ha traducido en varias corrientes de cambio en los alineamientos políticos.

En primer lugar, la situación general de la economía produce una tensión extrema en los puntos débiles que han surgido durante la crisis: la generación bloqueada, los menores de 35 años con dificultades de acceso y consolidación del empleo, El Precariado; ylos mayores de 45 años provenientes del sector privado, con niveles de cualificación medios o bajos normalmente, cuyas condiciones de empleo han empeorado y cuyas retribuciones disminuyen, o que han quedado en paro, y que además se sienten abandonados por instituciones y actores sistémicos (y ahí ha sido crítico para el PSOE ver como organizaciones sociales ligadas históricamente al partido se han visto incapaces hasta ahora de generar respuestas que conecten con la calle).Estos dos grupos han percibido una insensibilidad del discurso político mayoritarios hacia sus necesidades, que contrasta con los enormes costes del rescate del sector financiero. Son sectores que buscan nuevas vías de representación política, y los que se identifican con la izquierda la están encontrando a través de Podemos.

En segundo lugar, la corrupción: la opinión pública cree de forma mayoritaria que los partidos actuales no van a terminar con la corrupción que afecta a la política española. Gran parte de la sociedad considere que los políticos transmiten un bajo nivel interno de exigencia ética, que contrasta con los costes que está pagando la sociedad por la crisis económica (y cuando se realizó este estudio aún no había estallado el escándalo del uso de tarjetas opacas por parte de directivos y miembros de los consejos de administración de Caja Madrid y Bankia, ni se habían realizado las detenciones de la Operación Púnica).

Traduciendo estas dos corrientes en el voto y resultados de los partidos:

Transferencia

»» El PP está sufriendo un enorme desgaste (que empezó ya al comienzo de la legislatura), mayor que el que han estado estimando las encuestas publicadas. Sus anteriores votanteshan ido a situarse, de manera mayoritaria, en lo que se podría denominar la “bolsa de nuevos indignados”, una “nueva abstención” de unos cinco millones de votos que flota en el centro derecha. De momento, las encuestas que se publican no hablan de ella, pues ponen el foco en los partidos, no en la abstención.

»» El PSOE ha registrado durante la legislatura movimientos en dos direcciones. Por un lado, ha perdido 500.000 votos de clases medias y generaciones activas (entre 25 y 55 años), ideológicamente moderadas, en dirección a la bolsa de “nueva abstención”. También ha perdido votos en dirección a IU (en la primera parte de la legislatura) y a Podemos (a partir de la campaña para las elecciones europeas). En compensación, recupera votos procedentes de su bolsa de abstención de 2011. Según pasen los meses desde la elección de Pedro Sánchez como Secretario General, este intercambio arrojará un saldo final positivo o negativo, si el nuevo liderazgo del partido logra que vuelva una parte de sus tres millones de abstencionistas de 2011 (sobre todo los de más edad).

»» IU y UPyD han tenido evoluciones paralelas. Ambas fuerzas crecieron en la primera mitad de la legislatura, alimentándose de votos perdidos del PSOE y PP, respectivamente, pero en las Europeas apareció…

»» Podemos, cuyo crecimiento tan rápido se puede explicar primero, porque tenía un electorado disponible en la gran bolsa de abstención que dejó el PSOE en 2011, y segundo porque ha sido capaz de sintonizar mejor que IU y UPyD con las dos claves contemporáneas que movilizan el electorado descontento.

»» Entre los nacionalistas, la aparición de Podemos va a presionar a BNG y a Compromís, e incluso a ERC en Cataluña (CiU se enfrenta a su propia tormenta en Cataluña). El PNV y Bildu parecen los únicos que no ven muy alterado el escenario propio, aunque deberán repensar sus alianzas. Una primera explicación a la excepción vasca debe incluir una relativa mejor posición económica y una menor extensión de la corrupción en este territorio.

En perspectiva general, todo apunta a una fragmentación en la representación política presente en las instituciones. La época de las mayorías absolutas parece tocar a su fin, lo que dará paso a una etapa dominada por la necesidad de pactos más o menos complejos. Las actuales fricciones partidistas, con el recurso a la falacia ad hominen en el centro de muchos discursos, y la cultura política de adversarios que ha caracterizado la dinámica política española, hacen previsible que la conformación de coaliciones estables y liderazgos compartidos sea muy dificultosa.

Se ofrece a continuación una previsión de resultados en las comunidades autónomas que celebran Elecciones en 2015 y en algunas de las principales ciudades españolas.

  • Mayoría absoluta del PP:

»» Murcia. Aunque la mayoría absoluta del Partido Popular ha dejado de estar consolidada y podría quedar finalmente en minoría, por lo que precisaríade UPyD para gobernar.

  • Mayoría relativa del PP con posibles coaliciones estables o gobiernos en minoría:

»» Aragón (PP + PAR + UPyD).

»» Castilla y León (PP + UPyD).

»» La Rioja (PP + UPyD + Partido Riojano).

  • Mayoría relativa del PSOE con posibles coaliciones estables o gobiernos en minoría:

»» Asturias* (PSOE + PODEMOS + IU).

»» Castilla–La Mancha (PSOE + PODEMOS).

»» Extremadura (PSOE + PODEMOS).

»»Valencia (PSOE + PODEMOS + Compromís + IU).

  • Otras situaciones:

»» Canarias. Mayoría relativa de CC pudiendo elegir socio (como en la actualidad).

»» Navarra. UPN mantendría una mayoría minoritaria, con el PSOE de bisagra sin poder armar una coalición alternativa.

  • Situaciones de difícil predicción actualmente:

*»» Asturias podría resultar con una mayoría alternativa PP + FAC + UPyD pero la relación entre las dos primeras formaciones se presume aún demasiado distante.

»» Baleares (PP + UPyD) ó (PSOE + PODEMOS + PSM + IU).

»» Cantabria. Dependerá de la posición que tome el PRC, ahora mismo impredecible, ya que no es posible reeditar un pacto en solitario con el PSOE (necesitarían a Podemos) y sigue teniendo diferencias con el PP.

»» Madrid (PP + UPyD) ó (PSOE + PODEMOS + IU; Podemos puede superar al PSOE como segunda fuerza electoral en esta Comunidad Autónoma).

No están llamados a elecciones autonómicas en Andalucía, Cataluña, Galicia ni País Vasco, aunque no son descartables las mismas en las dos primeras.

Respecto a la previsión sobre los resultados en los municipios, el informe realiza predicciones en las ciudades de más de 500.000 habitantes, junto con las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona y algunas capitales en Galicia. La decisión definitiva de Podemos de participar directamente o bajo una plataforma paraguas (tipo Ganemos) tendrá un impacto directo en los resultados. Si no se presentase directamente, y en ciudades en las que la candidatura alternativa no logre la identificación electoral buscada, el resultado sería incierto ya que es difícil determinar el númerode sus votantes que irían a partidos tradicionales y el número que se mantendría en la abstención.

Las estimaciones estarán más sujetas aún a la definición personal de los candidatos a las alcaldías, factor a tener en cuenta también en las convocatorias autonómicas. Agrupando los posibles escenarios tendríamos una pérdida neta para el Partido Popular de la mayor parte de grandes ciudades gobernadas con mayorías absolutas desde 2011 o antes. De nuevo en el informe se concretan los números que respaldarían estas conclusiones.

Posible coalición PSOE + PODEMOS + IU (o la confluencia de las dos últimas):

»» Grandes ciudades del área metropolitana de Madrid:

Alcalá, Alcorcón, Getafe, Leganés, Móstoles.

»» Alicante.

»» Sevilla.

»» Zaragoza (añadiendo a la ChuntaAragonesista).

»» La Coruña y Vigo (añadiendo al BNG).

Situaciones impredecibles ahora:

»» Madrid (PP + UPyD) ó (PSOE + PODEMOS + IU; o la confluencia de las dos últimas, sin un orden claro de prelación).

»» Málaga (PP + UPyD) ó (PSOE + PODEMOS + IU).

Otras situaciones:

»» Valencia, única gran capital que el PP tiene garantías de conservar, aunque es posible que necesite a UPyD.

»» Barcelona, posible mayoría relativa de CiU en un ayuntamiento muy fragmentado.

»» Área Metropolitana de Barcelona, mayorías relativas del PSC-PSOE en ayuntamientos fragmentados sin coaliciones alternativas.

»» En Badalona, el PP puede retener la mayoría relativa, también por falta de mayoría alternativa.

Tengan muy presente este calendario: España va a entrar en una campaña electoral permanente durante los próximos dos años, de forma constante vemos publicadas encuestas generales sin detallar la materialización de las mismas en poder -real- territorial a la que darán lugar las inminentes Elecciones Municipales y Autonómicas, las primeras de las convocatorias previstas y cuyo resultado será determinante para la política española.

The following two tabs change content below.

Pelayo Cobos

Pelayo Cobos (Gijón, 1979), es Licenciado en Ciencias Políticas, Administración Pública y Relaciones Internacionales por la Universidad del País Vasco. MBA por la Universidad de Oviedo y Curso Superior de Estrategia y Gestión del Comercio Exterior por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX). Ha realizado un curso de Política Internacional Comparada en la Universidad de Oslo (Noruega). Cuenta con más de diez años de experiencia profesional en mercados internacionales, trabajando en el sector financiero, con empresas industriales y como consultor independiente.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?