La transformación del poder en la era digital

RODRIGO PACHECO | La tecnología ha transformado el mundo de maneras increíbles. En la actualidad, las guerras se pelean desde ordenadores, computadoras que manipulan aviones no tripulados (drones), que “roban” información clave y que destruyen sistemas de información del enemigo. El espía comúnmente representado en las películas de James Bond, aquel de esmoquin, martinis y grandes dotes para las artes marciales (y las chicas), ha sido sustituido por ingenieros, hackers y especialistas de los sistemas que desde su Laptop pueden hacer más daño que Pierce Brosnan en “Golden Eye” o Sean Connery en “De Rusia con amor” juntos.

Los pioneros de las computadoras y la informática no siempre fueron motivados por cuestiones meramente empresariales o científicas. Estos genios fueron patrocinados e impulsados por gobiernos con fines militares. No es secreto el papel del ahora celebre Alan Turing durante la segunda guerra mundial, quien fue contratado por el Gobierno Inglés para interceptar y codificar las comunicaciones de la Alemania Nazi. Turing desarrollo una máquina y un sistema que lograría codificar y traducir el conocido como “Código Enigma” de los Nazis, esta invención fue determinante para poder ganar la guerra por parte de los aliados, y sentaría las bases para la computación moderna.

Incluso los activistas políticos de hoy se centran en las acciones digitales, lo ahora conocido como Hacktivismo, término que nace de la unión de Activismo y Hacker, acuñado por Jason Sack en 1995. En esta variante de protesta y presión, los esfuerzos se centran en ataques cibernéticos y robos de información  como estrategia para golpear al enemigo y fortalecer la causa. Los casos de ataques cibernéticos que han impactado al mundo son cada vez más frecuentes, y a continuación analizamos tres de los más famosos.

WikiLeaks: El sitio mundialmente conocido como Wikileaks, sentó un precedente en cuanto a la publicación de información clasificada por agencias de inteligencia. Si bien no es la primera vez que esto sucede, la organización comandada por Julian Assange institucionalizó la publicación de informes y documentos con contenido que los gobiernos y algunas transnacionales preferirían mantener en secreto. La información filtrada por Wikileaks ha tocado a casi todos los países del orbe, incluyendo todo tipo de organizaciones: políticas, empresariales, religiosas, etc. por lo cual se ha realizado una campaña internacional para detener a la organización y llevar a su líder tras las rejas. La actividad comenzó en julio de 2007 y se estima que su base de datos sea de más de 1,2 millones de documentos. Tras la detención de Assange a finales de 2010, Kristinn Hrafnsson comanda la organización.

Edward Snowden: El excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA) Edward Snowden se ha convertido en una figura internacional, admirado por muchos y señalado por otros más, al exponer información del gobierno de los Estados Unidos, específicamente de la NSA. Esta acción dejo al descubierto la manera en que operan las agencias de información de EUA, fortaleciendo el cuestionamiento en la opinión pública a estas instituciones públicas y la nula rendición de cuentas con la que trabajan. A la vez, la información divulgada señalo directamente a compañías de tecnología, los nuevos gigantes de los empresas  en el mundo, como Facebook, Google, Apple, Microsoft, etc,.y la manera en que utilizan la información de sus usuarios para su beneficio.

Las filtración del otrora empleado de la NSA, han causado un impacto tremendo sobre todo en Estados Unidos, y ha desencadenado diversas crisis diplomáticas, como olvidar los despechos de la Presidente de Alemania Angela Merkel a Obama, o el enojo de Dilma Rousseff, por poner algunos ejemplos. Además ha fortalecido las diferencias entre Rusia y EUA, tras la decisión del Presidente Ruso Vladimir Putin de proteger a Snowden, y utilizarlo para sus intereses. No por nada el líder Ruso es tan temido y respetado.

Sony Leaks: El 24 de Noviembre del 2014, la compañía Sony, específicamente su rama de producción de películas fue víctima de un ataque cibernético, el cual se adjudicó el llamado GOP (Guardianes de la Paz por sus siglas en ingles). El Presidente Obama señalo a Corea del Norte como autor directo del ataque cibernético a Sony, uno de los estudios más importantes del mundo, ataque que consistió en un robo de conversaciones, guiones, memorándums y platicas relacionadas con empleados de la empresa y funcionarios del gobierno norteamericano.  Así mismo, los piratas cibernéticos se hicieron del guión de la próxima entrega del Agente 007, el cual ya circula en la red.

El líder Norcoreano Kim Jong-Un y el Presidente Norteamericano se han enfrascado en una guerra de declaraciones, amenazas y sanciones, reviviendo el ya muy viejo conflicto entre Corea del Norte y los Estados Unidos y sus aliados regionales: Corea del Sur especialmente; conflicto que data de la postguerra y la guerra de Corea en 1950, lo que desencadeno la separación de las dos coreas, en el inicio del periodo conocido como guerra fría.

En medio de la polémica se encuentra la película “Una loca entrevista” (“The Interview”) protagonizada por James Franco y Seth Rogen, escrita y producida por este último, la cual ridiculiza al Presidente de Corea del Norte, y su trama gira sobre un atentado ficticio de la CIA al líder. El mismo Kim Jong declaro que el atreverse a estrenar este largometraje sería interpretado como un “acto de guerra”. Por cierto, la película no es nada recomendable, ni siquiera de lo mejor de Rogen, caracterizado por hacer comedias simples, burlonas y llenas de sinsentido.

El conflicto diplomático entre estos dos países ha ido creciendo y el pasado lunes el New York Times publicó un reportaje donde documentos prueban que los Estados Unidos habían infiltrado los sistemas de Corea del Norte desde 2010, poniendo fechas y lugares a lo que es un secreto a voces: que los gobiernos y las corporaciones sistemáticamente intentan hacerse de información a través de estrategias digitales no legales, juego de Hackers donde nuestros vecinos del norte están a la vanguardia. Esta afirmación del diario norteamericano pone en mala posición a la administración de Obama ante la opinión pública.

Estos son tan solo algunos ejemplos representativos de la importancia de los sistemas computacionales en el poder y la política internacional. De esta manera vemos que la lucha por el poder político ha pasado de los campos de batalla, de las mesas de negociación y del espionaje tradicional, a las estrategias de hackers, a las acciones de piratas informáticos y la guerra entre sistemas para hacerse, destruir y modificar información. En el siglo XXI, en la era digital, el poder tanto político como económico es programación, es bases de datos, es información.

En nuestro país, los esfuerzos para proteger la información gubernamental y sobretodo contrarrestar el impacto en la opinión pública que tiene el debate de temas delicados para el gobierno en Redes Sociales, ha ido en aumento por parte de aquellos en el poder. Las personas que nos gobiernan entienden cada vez más que vivimos en el siglo donde los Hackers son una gran amenaza, donde una publicación en Facebook puede hacer caer a un político, un video en Youtube informa más que el noticiero de las 10 y un hashtag de Twitter determina la tendencia de la opinión pública. Claro, todavía hay muchos incrédulos.

Los gobiernos y transnacionales continuaran en su intento por controlar el espacio digital, ahora muy centrados en las redes sociales, para conocer a sus ciudadanos y clientes, y así poder controlarlos y claro, manipularlos. La pregunta más importante como ciudadanos y usuarios de estas nuevas tecnologías debe de ser: ¿Estamos preparados?

 

¿Nos ayudas a seguir? Colabora con un clic en Dropcoin. Muchas gracias.

The following two tabs change content below.

Rodrigo Pacheco Peral

Rodrigo Pacheco Peral, Oaxaqueño y Politólogo por la Uiversidad Nacional Autonoma de México.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?