Los cañones de agosto

cañones de agosto

PELAYO COBOS | Sobre lo que vaya a suceder en Europa a cuenta de Grecia me viene a la mente “Los Cañones de Agosto”. Es una obra de historia popular escrita por Barbara Tuchman y publicada con gran éxito en 1962, recibiendo ese año el Premio Pulitzer (en su categoría general) y permaneciendo durante 42 semanas entre los libros más vendidos de Estados Unidos según la lista del New York Times.

La obra describe y analiza las decisiones erróneas en los meses previos a la Primera Guerra Mundial, en la que los diferentes líderes europeos optaron por una política de confrontación, sin valorar adecuadamente las consecuencias de la misma. La escalada de medidas de fuerza llevó al conflicto bélico más trágico conocido hasta entonces, y en varios casos al final de sus propios regímenes políticos. Como conclusión, la I GM supuso el principio del fin de la hegemonía de Europa en el mundo.

Casi 50 años después de los acontecimientos que ahí se narran, John F. Kennedy tuvo la oportunidad de leer este libro, y está documentado que su lectura influyó de forma determinante en su gestión de La Crisis De Los Misiles. El entonces Primer Ministro británico, Harold Macmillan, veterano de aquella contienda y a quien Kennedy había regalado la obra, contribuyó a reducir la hostilidad rechazando la movilización de tropas de la OTAN, como gesto para aliviar la tensión en aquella situación, una medida notable para quien fuera ferviente opositor al “appeasement”.

El desastre fue evitado por las decisiones de un reducido grupo de personas en Washington, en Moscú y en el Mar Caribe, que mantuvieron la lucidez en momentos críticos para revisar conceptos enquistados por casi dos décadas de confrontación ideológica, resistiendo las fortísimas presiones en ambos lados de quienes, como algunos de sus herederos de hoy, apostaban por la confrontación como medio para la consecución de sus cosmovisiones.

Kennedy insistió en la relativa efectividad de las respuestas militares en una era de armamentos nucleares, resaltando sus consecuencias reales, (su empleo sería devastador), así como en cuestionar las convenciones establecidas en la Política de Estado imperante en su país. La referencia a la I Guerra Mundial y, en particular a “Los cañones de agosto” está recogida en esta escena de la película “13 Días”, que narra los hechos de aquel momento desde el punto de vista norteamericano, a través del papel de distintos miembros de la Casa Blanca.

En vez de acciones directas, se optó por el bloqueo naval. Y al final, con la ayuda crucial de una activa diplomacia entre bastidores, los misiles fueron retirados a cambio del compromiso norteamericano de no invadir Cuba y de retirar, en los meses siguientes, los misiles estadounidenses estacionados en Turquía… aunque, a su vez, esta parte del acuerdo no fue divulgada por el Kremlin. Durante todo el tiempo, tanto Kennedy como Khrushchev, recibieron fuertes presiones de sus respectivas “líneas duras” a favor de una opción militar, pero fueron capaces de superarlas.

Analizando el desarrollo y desenlace de estos hechos, y las lecciones relatadas por Tuchman, se teorizó un nuevo modelo de resolución de procesos organizacionales, que trata de racionalizar la Teoría de Juegos. Así, cada “jugador” debe extremar su capacidad de empatía, para tratar de anticipar y prever las opciones que el resto de “jugadores” realmente tiene:

  • Las decisiones exteriores de cada Estado están sujetas a cómo sus principales dirigentes sobrellevan los contrapesos de su propia política interior.
  • También un líder con poder absoluto debe alcanzar un consenso con sus subordinados, para evitar resistencias, malentendidos o, en algunos casos, vencer el riesgo de ser ignorado.
  • Incluso si comparten un objetivo, los líderes se diferencian en la forma de lograrlo debido a factores tales como sus propios antecedentes e intereses personales.
  • Debido a las posibilidades de la falta de comunicación, malentendidos y desacuerdos, diferentes líderes pueden aceptar acciones que el grupo en su conjunto no aprobaría.
  • La composición del equipo del líder tendrá un gran efecto en la decisión final (es decir, un séquito de “Yes Men” creará un resultado diferente a un grupo de asesores que están dispuestos a expresar un desacuerdo).
  • Los líderes tienen diferentes niveles de poder no formal, fruto de su carisma y personalidad, sus habilidades de persuasión, y sus vínculos personales con otros decisores.
  • Pueden existir líderes lo suficientemente fuertes en algunos asuntos que no buscan el apoyo o consejos de sus asesores, sino más bien, la aprobación. Del mismo modo, si un líder ya ha decidido su postura de forma implícita en un determinado curso de acción, un asesor que desea tener influencia debe trabajar en el marco de la decisión que el líder ya ha hecho.
  • Si un líder no llega a un consenso con su círculo más cercano (o, al menos, la aparición de un consenso), los opositores puede tomar ventaja de estos desacuerdos. Por lo tanto, los líderes eficaces deben crear un consenso.

Como Kennedy, cuestionar la efectividad de una política de enfrentamiento e imposición de hegemonía ideológica como la llevada hasta hoy, actuando en consecuencia, y ser capaces de calibrar correctamente las consecuencias de cada paso que se vaya a tomar, es lo que pido a los líderes europeos en su gestión del post-referéndum griego.

 

¿Nos ayudas a seguir? Colabora con un clic en Dropcoin. Muchas gracias.

The following two tabs change content below.

Pelayo Cobos

Pelayo Cobos (Gijón, 1979), es Licenciado en Ciencias Políticas, Administración Pública y Relaciones Internacionales por la Universidad del País Vasco. MBA por la Universidad de Oviedo y Curso Superior de Estrategia y Gestión del Comercio Exterior por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX). Ha realizado un curso de Política Internacional Comparada en la Universidad de Oslo (Noruega). Cuenta con más de diez años de experiencia profesional en mercados internacionales, trabajando en el sector financiero, con empresas industriales y como consultor independiente.

Latest posts by Pelayo Cobos (see all)

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?