El voto del centrista

FERNANDO YÉCORA | ¿Cuántas veces hemos escuchado que las elecciones se ganan en el centro? Desde 1977 el partido que ha conseguido ganar el centro ideológico ha ganado las elecciones. Cuando me refiero a votantes de centro, me refiero a los ciudadanos que se ubican en el ‘5’ de la escala ideológica, ya que tradicionalmente han sido los que más veces han cambiado su voto y los que han hecho ganar, a veces al PSOE, a veces al PP. La competición bipartidista con partidos minoritarios daba al votante de centro un papel importante a la hora de decidir el ganador de las elecciones, si bien con la aparición de Podemos, y sobre todo de Ciudadanos, la competición es pluripartidista y esto puede hacer posible que el partido que gane más votos en el centro no gane las elecciones. Esto casi ocurre en las elecciones de 1986, donde el CDS era un partido pequeño centrista y estuvo a punto de ganar en el centro. Si hubiera ganado, el PSOE habría sido igualmente el partido más votado porque tenía mucha distancia respecto al segundo partido. Por lo tanto, un partido que gane en el centro no necesariamente ganará las elecciones. Con una competición pluripartidista donde el centro lo pueden disputar hasta cuatro partidos ‘grandes’ es probable que el partido que gane las elecciones no gane en el centro. Sin embargo, los votantes centristas son los más numerosos y representan aproximadamente un 20% del electorado, con lo cual son un sector muy importante. ¿A qué partido votarán los centristas el 20-D? Vamos a ello.

El centrista es el votante que tiene más probabilidades de cambiar su voto. Colocarse en el centro a veces significa huir de la confrontación política entre izquierda y derecha, con lo que la ideología tiende a ser un factor menos significativo a la hora de votar por un partido. Un estudio de Astudillo y Rodón (2013) demostraba que para los centristas, la gestión de gobierno y la valoración del candidato tenían más influencia que la distancia ideológica respecto PP-PSOE, hecho que no sucedía con los votantes no centristas, donde la distancia ideológica siempre tenía influencia a la hora de votar PP o PSOE. Hay que tener en cuenta este hecho porque normalmente se da por descontado que los ciudadanos votan al partido más cercano ideológicamente, cosa que es cierta entre votantes no centristas, pero no entre los votantes de centro. Dicho esto, me basaré en las encuestas del CIS para explicar la evolución del centrista en el último año y que partido es el que tiene más posibilidades de ganar en el centro.

Gráfico 1

En el último año, tres han sido los partidos que han ‘ganado’ en el centro. Entre finales de 2014 y principios de 2015 Podemos habría sido el partido más votado por los centristas, pero con la aparición de Ciudadanos perdió parte de estos votantes y el partido más votado entre ellos habría sido el PSOE. En el último barómetro, Ciudadanos sería el partido más votado por los votantes de centro, absorbiendo totalmente a UPyD y rompiendo la transversalidad que tenía Podemos. Si esto se confirma, sería la primera vez que un partido que gana el centro no gana las elecciones. No obstante, una cuarta parte no sabe todavía por qué partido votar (entre otras opciones), con lo que en las siguientes líneas se intentará predecir a qué partido es probable que voten estos electores indecisos.

Gráfico 2

El nivel de simpatía correlaciona de forma casi perfecta con el voto (lógico), si bien Podemos conseguía más votos en el centro y no era solo por su simpatía, ya que el PSOE en el último año ha sido el partido que causa más simpatía entre los votantes de centro. Más de un tercio de los votantes centristas no siente simpatía por ningún partido. Veamos ahora los factores que pueden decidir el voto entre los centristas: valoración gobierno/oposición, valoración de candidatos, y distancia ideológica entre votante y partidos.

Gráfico 3

Gráfico 4

Los dos grandes partidos no tienen buena imagen entre el electorado centrista, si bien el PSOE tiene una mejor imagen respecto al PP. Esto explicaría, en parte, que estos votantes voten más al PSOE que al PP. A medida que pasa el tiempo, la actuación de los populares en el gobierno va mejorando, pero igualmente el PSOE sigue teniendo una mejor imagen. Por lo tanto, es más probable que los votantes de centro voten más a los socialistas que a los populares en las elecciones del 20 de diciembre. El CIS no pregunta por la actuación de Podemos y Ciudadanos, ya que no están en el Congreso y esto dificulta ‘medir’ su actuación.

Gráfico 5

No ha habido grandes cambios en la valoración de los líderes de PP-PSOE. Se puede observar como Mariano Rajoy ha ganado medio punto respecto a principios de año. Sin embargo, la valoración de los candidatos es muy baja. El líder del PSOE tiene mejor valoración entre los centristas que el líder del PP, de manera que también concuerda con que haya más ciudadanos de este sector ideológico que voten al PSOE. No podemos saber las valoraciones de Albert Rivera y Pablo Iglesias porque sus partidos no tienen representación en el Congreso, si bien otras encuestas que se preguntan por los líderes el mejor valorado es el candidato de Ciudadanos, lo que podría implicar que los votantes de centro se decantaran por este partido.

Gráfico 6

Los partidos que el votante centrista ubica más lejos de su ideología son PP y Podemos. Sin embargo, como es la ubicación media, también nos podemos encontrar con individuos que ubican a PP y Podemos más cerca respecto de su ideología. Ciudadanos era el partido que se situaba más cerca del votante centrista, si bien en los últimos barómetros se le ubica más a la derecha, mientras que PSOE es el partido más cercano al elector de centro, aunque como ya hemos visto, esto no significa que el PSOE sea el partido más votado por los centristas.

Una vez vistos los datos, podemos asegurar que los partidos que tienen más posibilidades de ganar en el centro son Ciudadanos y PSOE. Aunque el CIS no pregunte por Albert Rivera, otras encuestas muestran que es el líder mejor valorado, además de que el conflicto territorial con Catalunya le puede hacer ganar votos entre este electorado. El PSOE, de media, es el más cercano al votante centrista, si bien esto no es tan importante para este elector, Pedro Sánchez es mejor valorado que Mariano Rajoy y el partido cuenta con una mejor valoración que el PP. Respecto a este partido, tendrá dificultades para ganar en el centro, ya que Rajoy está peor valorado que Sánchez, la gestión del gobierno es peor valorada que la actuación del PSOE, y es el partido que el centrista ubica como más lejano a su ideología. Por último, Podemos ha perdido la transversalidad que tenía y su ubicación entre el electorado centrista funciona como una barrera para ganar votos en este sector. Además, en otras encuestas se ha visto que Pablo Iglesias no está tan bien valorado como hace un año, lo que implica más dificultad para ganar votos por el centro.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Un comentario sobre “El voto del centrista

Comentarios cerrados.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?