Un breve repaso de todas las elecciones generales (1977-2011)

FERNANDO YÉCORA | El 20 de diciembre se celebran unas elecciones generales que, según todas las encuestas, significarán un cambio en el mapa político español. El surgimiento de nuevas fuerzas políticas puede dejar al bipartidismo bajo mínimos y tendrán que estar obligados a pactar entre ellos para poder formar gobierno. Aprovechando la cercanía de las elecciones, repasaremos los resultados de todas las elecciones generales que se han celebrado desde la transición. A continuación veremos el porcentaje de voto y los escaños de cada partido, el nivel de participación, la competitividad (diferencia entre el primer y el segundo partido), la concentración del voto (voto de los dos primeros partidos) y los escaños conseguidos por los PANE (Partidos de Ámbito No Estatal).

Resultados de los partidos: porcentaje de voto (tabla 1) y escaños (tabla 2):

Tabla 1

Tabla 2

Observando los resultados, el sistema de partidos en España lo podemos dividir en 3 períodos:

  • Formación del sistema de partidos (1977-1982). En este período se forma el sistema de partidos, al cual lo podemos llamar multipartidismo moderado. Había dos grandes partidos (UCD y PSOE) pero entre los dos no superaban el 70% de los votos, de manera que habían otros partidos pequeños como el PCE, AP y partidos de carácter autonómico que conformaban un sistema de partidos moderado. Este sistema cambió en 1982 por la debacle de la UCD.
  • Sistema de partido predominante (1982-1993). Este período se caracteriza por las mayorías absolutas que obtuvo el PSOE de forma consecutiva. El segundo partido (AP/PP) estaba muy lejos de los socialistas porque era un partido muy escorado a la derecha y no pudo conseguir el electorado de centro que sí consiguió, de forma relativa, el CDS. Cuando el PP consigue aglutinar todo el voto del centro-derecha, se produce un realineamiento en el sistema de partidos.
  • Bipartidismo imperfecto (1993-2015). Así es como se ha llamado a este período. En esta etapa, PP y PSOE se disputaban la victoria pero a menudo necesitaban el apoyo de otros partidos. En este caso, el apoyo tenía que ser de diversos PANE porque IU, que siempre ha sido el tercer partido a nivel estatal, se veía muy perjudicada por el sistema electoral. Vemos que las mayorías absolutas en este período se han producido por una debacle del otro gran partido, en este caso el PSOE, ya que siempre que la diferencia entre los dos grandes partidos era pequeña, no podían obtener mayoría absoluta.

Gráfico 1

Viendo los datos de participación, en cinco elecciones ha habido una participación alta (1977, 1982, 1993, 1996 y 2004), mientras que en otras cinco elecciones ha habido una participación baja (1979, 1986, 1989, 2000 y 2011). En 2008 la participación fue del 73,9%, muy similar a la media (73,5%), con lo que podemos decir que la participación suele ser siempre elevada o baja. Las elecciones con una participación elevada se caracterizan por ser unas elecciones de cambio. Por ejemplo, en 1982 se produce la debacle de la UCD y la victoria aplastante del PSOE; en 1993 se produce un realineamiento en el sistema de partidos; en 1996 es la primera victoria del PP; en 2004 el PP pierde el gobierno después del atentado del 11-M. Exceptuando 2011, las elecciones con menor participación se caracterizan por ser unas elecciones de carácter continuista.

Gráfico 2

La diferencia de votos entre el primer y el segundo partido suele ser un dato de lo competitivas que son unas elecciones. Vemos que en el primer período (1977-1979), la diferencia en votos entre PSOE y UCD era aproximadamente del 5%, pero la diferencia en escaños llegaba al 13%. Este hecho se producía porque el sistema electoral favorecía de forma clara a UCD. Las elecciones entre 1982 y 1989 no eran competidas porque AP/PP estaba muy lejos del PSOE. A partir de 1993, y exceptuando las dos mayorías de los populares, todas han sido competidas y ganadas por un margen inferior al 5% de los votos. Un hecho a resaltar es que siempre el primer partido se ha visto favorecido por el sistema electoral y ha visto ampliada su ventaja en escaños. Solo en el 2004 el primer partido se vio perjudicado, respecto al segundo, por el sistema electoral.

Gráfico 3

La concentración del voto en los dos primeros partidos es un indicador que nos permite saber el grado de bipartidismo que existe en un país. Vemos que los dos grandes partidos han obtenido siempre, por lo menos, el 65% de los votos, y observamos una tendencia al aumento de la concentración desde 1993 hasta 2008. Se puede apreciar como siempre han obtenido el 80% o más de los escaños, favorecidos enormemente por el sistema electoral. En 2008 fue cuando el bipartidismo tuvo más fuerza por el voto ‘prestado’ al PSOE proveniente de otros partidos, hecho que supuso que IU estuviera a punto de no obtener representación.

Gráfico 4

España es un país descentralizado donde es habitual que existan partidos de ámbito autonómico. Estos partidos no se ven perjudicados  por el sistema electoral porque tienen el voto concentrado en circunscripciones determinadas, aunque tampoco se ven favorecidos, ya que disputan pocos escaños y lo máximo que consiguen de beneficio son uno o dos escaños extras. Dicho esto, en el gráfico vemos como entre 1977-1982 los PANE no llegaban a 25 escaños (aproximadamente un 7%). A partir de 1986 consiguen aproximadamente el 10% de los escaños, principalmente por la subida de CiU y porque otros partidos de carácter autonómico como CC, ERC o el BNG consiguen hacerse más fuertes en sus territorios. En 2008 se produce una bajada de estos partidos por el voto prestado al PSOE para luego en 2011 conseguir su máximo histórico con la llegada de Amaiur y la primera victoria en Catalunya de CiU.

Las elecciones de 2015

Estas elecciones serán de cambio, lo que significa que podemos esperar una alta participación. A causa del surgimiento de nuevas fuerzas políticas, el bipartidismo puede obtener su mínimo histórico, mientras que es probable que por primera vez haya un partido (o dos) que consiga entre el 11% y el 25% de los votos, un área de incertidumbre que nos dará pistas sobre cómo afecta el sistema electoral a partidos ‘medianos’. Los conflictos territoriales, en especial Catalunya, parece indicar que los PANE puedan obtener alrededor del 10% de los escaños en el Congreso, aunque las confluencias de Podemos con algunos de estos partidos puede reducir su influencia.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Un comentario sobre “Un breve repaso de todas las elecciones generales (1977-2011)

Comentarios cerrados.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?