¿A qué partido votarán los indecisos? (III)

FERNANDO YÉCORA | Unas elecciones se vuelven más interesantes si el número de indecisos es elevado. Ya hemos hablado en anteriores artículos sobre a qué partido votarán los indecisos (I y II), y ahora haremos lo mismo con los datos de la encuesta preelectoral del CIS (con una muestra de más de 17.000 personas) y observar como existen dos tipos de indecisos: los que afirman no tener decidido su voto pero luego muestran su intención de votar a un partido (indeciso proclive a votar a ese partido), y los que no tienen decidido su voto y que tampoco muestran intención de votar a ningún partido (muy indecisos). Veamos cuántos son de cada tipo y a qué partido tienen más probabilidad de votar los que están muy indecisos.

Gráfica_1

La columna “No, no lo ha decidido aún”, responde a la pregunta si ya tiene decidido su voto.  Entre los votantes, este porcentaje representa el 41%, pero en el total de la muestra, representan un 36,2%. La columna “No sabe” responde a la pregunta de a qué partido votaría si las elecciones fuesen mañana. Vemos como aquí el porcentaje se reduce casi a la mitad (19,1%), con lo que estos votantes no están tan indecisos como se prevé de la anterior respuesta. La columna “No decidido y no sabe” representa a las personas que no han decidido su voto y que han respondido “no sabe” en la pregunta de intención directa de voto. Este porcentaje es menor que el anterior (15,6%) y representa a los verdaderamente indecisos. Veamos entre que partidos dudan los indecisos de la primera columna.

Gráfica_2

Ciudadanos está presente entre las dos mayores dudas de los indecisos. Aún así, el PSOE está presente en todos los frentes: contra PP, Ciudadanos, Podemos e IU, lo que muestra la centralidad de este partido entre los indecisos. Vemos como también hay más indecisos que dudan entre los dos grandes partidos PP-PSOE, que los que dudan entre los nuevos, Ciudadanos-Podemos. También observamos que todas las opciones son entre fronteras ideológicas, a excepción de la duda entre los dos nuevos partidos. Veamos ahora los indecisos que muestran su intención de votar a un partido.

Gráfica_3

Vemos como el PSOE es la opción favorita entre estos indecisos, a muy poca distancia de Ciudadanos. Esto significa que la campaña puede tener un gran peso sobre este electorado y según como lo hagan PSOE y Ciudadanos en estos últimos días puede influenciar de manera sustancial en el voto. Sorprende ver que el primer partido en la encuestas sea el tercero entre los indecisos. Esto demostraría que el PP tiene poco potencial para crecer y que tiene que asegurar a sus votantes tradicionales. Podemos es la cuarta opción de estos indecisos, mientras que IU, como es lógico porque ocupa el último lugar en las encuestas, ocupa la última posición. A pesar de esto, vemos como la mayoría de estos indecisos no saben a qué partido van a votar. Estos son los más indecisos entre los indecisos, y para predecir su comportamiento, utilizaremos las variables “simpatía por un partido” y “probabilidad de votar por un partido”.

Gráfica_4

Si un votante siente simpatía por un partido, es muy probable que finalmente por él. Vemos que el PSOE es el que tiene más simpatía entre los muy indecisos, mientras que Ciudadanos y PP están en el segundo y tercer lugar respectivamente. Podemos ocupa la cuarta posición. Viendo este y el anterior gráfico, el PSOE es el que en teoría tiene más probabilidades de crecer. Ahora bien, existen indecisos que no muestran simpatía por ningún partido, con lo que hemos de utilizar la variable “probabilidad de votar por un partido”.

Gráfica_5

Principalmente nos hemos de fijar en el valor ‘0’ y ‘5’, ya que en los demás valores no existe mucha diferencia entre los partidos, si bien Ciudadanos sobresale en los valores ‘6’ y ‘8’, lo que le hace ser el partido con mayor probabilidad de conseguir el voto de los indecisos sin simpatía. Esto rompe con la tendencia de los dos artículos anteriores, ya que el PSOE era el partido con más probabilidad de conseguir a este grupo de votantes y ahora ha pasado a la segunda posición. El PP es el que obtiene mayor rechazo entre estos votantes, otro indicador más de su débil potencial para crecer.

Como hemos visto, existen diferentes tipos de indecisos. Hay algunos que no han decidido su voto pero que muestran su disposición a votar a un partido, mientras que hay otros que todavía no saben a qué partido votar. Los datos que hemos utilizado para predecir el voto de este último nos hace pensar que el PSOE es el favorito de estos votantes, ya que es el que tiene mayor simpatía. Sin embargo, entre los que no tienen simpatía por ningún partido, el que se puede llevar la victoria es Ciudadanos, lo que nos lleva a pensar que finalmente sea el partido naranja el que consiga más votos entre los indecisos el 20-D. Por su parte, el PP muestra que no tiene potencial para obtener muchos más votos de los que ya se manifiestan, mientras que Podemos es la opción menos atractiva de las cuatro entre los indecisos.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?