Elecciones 20-D: el análisis de los resultados

FERNANDO YÉCORA | Ayer se celebraron unas elecciones generales en España que dejaron un Congreso muy diferente al actual. Ahora no hay ningún partido que tenga mayoría absoluta y los dos grandes partidos (PP y PSOE) “sólo” consiguen la mitad de los votos, cuando en las anteriores elecciones habían obtenido el 73%. Entran en el Congreso dos nuevas fuerzas políticas, Podemos y Ciudadanos, tercera y cuarta respectivamente, que pueden ser claves para la gobernabilidad y que representan el 34% de los votos. El resto de votos de los partidos que tienen representación los han conseguido los Partido de Ámbito No Estatal (PANE). Para ver cuánto ha cambiado el mapa político español necesitamos saber de dónde venimos y comparar estos resultados con anteriores contiendas electorales , así que vamos a ello. Los resultados de las elecciones de ayer son provisionales con un 99,9% escrutado.

 Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior. (1): resultado de Podemos más sus coaliciones. (2): el resultado de 2011 corresponde a CiU. (3): el resultado de 2011 corresponde a Amauir. (4): el resultado de 2011 corresponde a BNG.
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior. (1): resultado de Podemos más sus coaliciones. (2): el resultado de 2011 corresponde a CiU. (3): el resultado de 2011 corresponde a Amauir. (4): el resultado de 2011 corresponde a BNG.

Comparado con el resultado de 2011, vemos que el PP pierde 63 escaños, si bien todavía sigue siendo la fuerza más votada con 123 diputados. El PSOE pierde 20 escaños y se queda en 90, lo que empeora su peor resultado de la historia, que ya lo consiguió en el 2011. Podemos y sus confluencias se quedan muy cerca de los socialistas en porcentaje de votos (20,66 vs 22,08) pero no en escaños (69 vs 90). La diferencia tan grande (21 escaños) entre uno y otro se explica por el sistema electoral, ya que Podemos no ha llegado al porcentaje mínimo de votos en algunas circunscripciones para conseguir escaño (como ya explicábamos aquí). Ciudadanos se queda en cuarta posición con 40 escaños y también perjudicado por el sistema electoral. Vemos en la siguiente tabla qué partidos necesitan más votos para conseguir un escaño y por lo tanto, se han visto más perjudicados por el sistema electoral.

Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.

Vemos como a PP y PSOE les cuesta menos conseguir un escaño que a Podemos y Ciudadanos porque los dos primeros consiguen materializar sus votos, en casi todas las circunscripciones, en escaños. No obstante, el más perjudicado por el sistema electoral ha sido Izquierda Unida, que un escaño le cuesta casi medio millón de votantes porque solo ha conseguido representación en Madrid.

¿Cuánto cambio ha habido en estas elecciones? El índice de volatilidad electoral nos permite sumar las diferencias de resultados de todos los partidos de una elección a otra. Esto nos indica cuánto porcentaje de voto ha cambiado de unas elecciones a otras. En estas elecciones, este índice es de 34,6. Solo le supera el cambio electoral que hubo en las elecciones de 1982 (42,7). Normalmente este indicador en España suele situarse en el 10%, lo que significa que el cambio que ha habido en estas elecciones es de una gran magnitud.

Es la primera vez que entran con tanta fuerza dos partidos que no tenían representación. El bipartidismo PP-PSOE sufre un duro golpe pero todavía aglutina algo más del 50% de los votos. Como vemos en el siguiente gráfico, es el nivel más bajo de concentración del voto (voto de los dos primeros partidos) de toda la democracia.

Gráfico 1

Los dos partidos mayoritarios siempre habían obtenido el 80% o más de los escaños del Congreso, ahora tienen el 60%. La evolución del voto PP-PSOE ha sido parecida a la que ya vimos en las europeas de 2014, que es donde empezó este ciclo de cambio político. Precisamente, por ser unas elecciones de cambio respecto a las anteriores se esperaba una alta participación. Sin embargo, la participación no ha sido tan elevada:

Gráfico 2

Como se esperaba, la participación ha sido más elevado que en las elecciones de 2011, si bien no es una participación especialmente alta. Hay que tener en cuenta que el dato de 2011 incluye participación con votantes en el extranjero, lo que hace que baje casi 3 puntos respecto al nivel de participación de los ciudadanos residentes en España (71,7%). Por lo tanto, no se ha producido una elevada participación, ya que se sitúa en la media (73,5%). Además, teniendo en cuenta que eran elecciones de cambio, la participación es más baja de lo que se esperaba. Tener nuevos partidos en el tablero político no ha aumentado de forma sustancial la participación.

Respecto a los PANE, han disminuido su representación:

Gráfico 3

Los pactos, necesarios para gobernar en una nueva etapa

Los resultados de estas elecciones dejan un futuro incierto, y por primera vez no sabemos con certeza quién va a formar gobierno. La coalición PP-Ciudadanos está a 13 escaños de la mayoría, mientras que a PSOE y Podemos les faltarían 17. Es probable que el partido más votado no sea el que va a gobernar y también es muy probable que estemos ante el primer gobierno de coalición de nuestra etapa democrática. Si los partidos no se ponen de acuerdo para investir a un presidente (mayoría simple en segunda vuelta) nos veremos abocados a una nueva convocatoria electoral, hecho que produciría todavía más incertidumbre e inestabilidad. Estas elecciones han marcado el fin del bipartidismo imperfecto y pueden ser el inicio de una nueva etapa en el sistema de partidos español.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?