El coste electoral de la CUP ante el ‘no’ a Mas

FERNANDO YÉCORA | La CUP decidió que la asamblea dictaminase si apoyaban o no la investidura de Artur Mas. Casualidades del destino, el resultado de la asamblea fue empate a 1.515 entre los partidarios del ‘sí’ y del ‘no’. Para desencallar la situación, la CUP reunirá su consejo político y su grupo de acción parlamentario el 3 de enero para tomar la decisión definitiva, pero en teoría la CUP tiene que plasmar lo que se decida en la asamblea, y esto es empate, de manera que en el Parlament cinco diputados votarían a favor y otros cinco en contra de la investidura de Artur Mas.

Esto quiere decir que Mas no consigue la investidura y se convocan nuevas elecciones en marzo, además del freno al proceso soberanista por falta de acuerdo entre las fuerzas independentistas. Si la CUP es vista como la culpable de que no haya acuerdo, ¿cómo le puede afectar en las siguientes elecciones? En este artículo intento dar datos que pueden indicar cuánto apoyo electoral puede perder la CUP.

Gráfica 1

1. Solo el 8,9% de los votantes de la CUP quería que Artur Mas fuera el presidente (sorprende que Romeva tuviera menos apoyo). El 35% de sus votantes quería que el presidente fuera un candidato de la lista de Junts Pel Sí. Es probable que estos votantes ya dieran por hecho el acuerdo con Junts Pel Sí (si era necesario) para conseguir la independencia.

Gráfica 2

2. Solo el 17,8% de sus votantes les votó para conseguir la independencia. Casi la mitad de sus votantes eligió esta opción por su ideología (46,5%). Seguramente perdería los votantes que escogieron a la CUP para conseguir la independencia, pero quizá no pierda a los otros que les votaron por otras razones.

Gráfica 3

3. El 17,6% de sus votantes dudó entre JxS y la CUP. Esto quiere decir que estos votantes tenían como primera opción conseguir la independencia. Es probable que los pierda, porque en teoría estos votantes tendrían la independencia como primera opción por la duda entre las dos fuerzas independentistas.

Gráfica 4

4. Un 38,3% de los votantes de la CUP se declara independentista como primera opción. Difícil que pierda a todos porque muchos de ellos también rechazan a Artur Mas.

Los datos indican que la CUP se vería perjudicada si se celebran nuevas elecciones, ya que algunos de sus votantes preferían a Artur Mas como presidente (8,9%) y otros les votaron para conseguir la independencia (17,8%), de manera que tendría una alta probabilidad de perder a estos votantes. Es muy difícil prever el posible coste electoral que tendría la CUP porque las nuevas elecciones serían diferentes a las anteriores. Es probable que la coalición Junts Pel Sí no se vuelva a presentar y que Podemos llegue más fuerte que en las elecciones anteriores después de su victoria en las generales. En un escenario de alta volatilidad electoral, las predicciones se hacen más difíciles.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?