Los resultados electorales no respaldan a Susana Díaz

FERNANDO YÉCORA | El resultado del 20-D ha hecho saltar las alarmas en algunos sectores del PSOE. Razones tienen para ello. El PSOE ha obtenido su peor resultado desde 1977, la tercera fuerza casi le empata en número de votos y sólo gracias al sistema electoral ha visto como su ventaja respecto al tercero ha sido de 20 escaños. Podemos le ha superado en Comunidades como Madrid, Valencia, Galicia, País Vasco, Baleares o Cataluña (lo del PSC en Cataluña da para otro artículo) y algunos en el PSOE ya buscan un culpable de este resultado nefasto: Pedro Sánchez. Muchos barones piensan que habrá que repetir elecciones y que para esas nuevas elecciones tiene que haber un nuevo candidato (en este caso candidata) elegido en el Congreso previsto para febrero. La nueva líder sería Susana Díaz, y parece que ella no quiere esperar más en la recámara y dar el paso para intentar llegar a Moncloa. El aval que tiene es el resultado el PSOE en Andalucía, tanto en autonómicas como en generales, ya que ha sido la primera fuerza en las dos contiendas electorales, pero si miramos los datos electorales por Comunidades Autónomas, nos damos cuenta que el PSOE ha perdido más votos en Andalucía que en otras.

Un líder bien valorado siempre es un activo para el partido, pero a menudo se sobreestima su influencia. Un partido puede ganar las elecciones con un líder poco valorado (véase el caso del PP con Rajoy) y otro las puede perder aunque tenga el candidato mejor valorado (véase Ciudadanos). El líder puede tener más influencia en partidos de poco recorrido como Podemos y Ciudadanos porque muchos electores todavía no se han identificado con la marca del partido, pero en partidos con más historia como PP y PSOE, el líder pierde relevancia y es la ideología y la identificación con el partido los motivos que explican el voto.

El PSOE es un partido con mucha historia y ya tiene un electorado consolidado que se identifica con él. En el caso de que en unas nuevas elecciones se presente Susana Díaz como candidata quiere decir que en el PSOE piensan que esta persona puede llegar a votantes que no se sienten identificados con el partido y/o recuperar parte del electorado que se ha ido a Podemos. Como he dicho antes, su mejor aval es que el PSOE ha sido primera fuerza en Andalucía tanto en generales como en autonómicas, pero este dato oculta otro, y es que el PSOE ha perdido votos en Andalucía respecto a anteriores elecciones generales y autonómicas. Cierto que también ha perdido votos en las demás Comunidades, de manera que observando los datos, podemos saber si la pérdida de votos en Andalucía es menor o mayor que en otras Comunidades y si Susana Díaz ha servido para “amortiguar” la caída en Andalucía.

PSOE CCAA

Vemos como efectivamente el PSOE es más fuerte en Andalucía, pero también lo es en Extremadura. Cierto que en Andalucía no se ha perdido tanto voto como en Cataluña, Baleares o País Vasco, pero es que en otras Comunidades como Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha o Extremadura se ha perdido menos voto que en Andalucía. En el siguiente gráfico muestro las diferencias (ordenadas de menor a mayor) entre 2011 y 2015 para que se vea más claro, así como la pérdida de porcentaje total en España, que ha sido de un 6,8%.

PSOE Generales

Como podemos observar, Andalucía es la quinta Comunidad donde menos votos ha perdido el PSOE (5,07 puntos porcentuales), pero no está muy lejos de lo que ha perdido en el conjunto de España (6,8 puntos porcentuales). Hay Comunidades como Extremadura y Murcia que casi no han perdido votos respecto a 2011 ¿y por qué no se presentan sus respectivos barones a liderar el PSOE a nivel estatal? Si la razón por la que se elige a Susana Díaz es por su resultado electoral, hay otros líderes que han perdido menos votos que ella. Estos datos muestran que el argumento del resultado electoral es débil y que habría que ir a buscar en otro sitio las causas de porque se quiere cambiar al líder del partido (seguramente luchas internas).

Es factible pensar que al ser unas elecciones generales, el líder autonómico tiene menor relevancia en el resultado. A continuación también muestro los resultados autonómicos del PSOE en las elecciones de 2011 y 2015, donde en teoría el líder autonómico puede tener más influencia porque es el candidato para ser el presidente de la Comunidad Autónoma.

PSOE CCAA 2

En este gráfico también vemos como el PSOE sigue siendo fuerte en Andalucía, pero no se puede decir que sea por el efecto de Susana Díaz, porque el PSOE ya era fuerte en esa Comunidad, igual que en Extremadura. Un caso contrario es La Rioja, donde el PSOE era fuerte pero su porcentaje de voto ha disminuido considerablemente. Abajo muestro la diferencia en % de voto de las elecciones autonómicas de 2015 respecto a las de 2011 (ordenado de menor a mayor).

PSOE Diferencia

En este caso vemos como Andalucía no está entre las Comunidades que menos votos ha perdido el PSOE. Susana Díaz igualó el número de diputados que tuvo el PSOE en 2012 por la debacle electoral del PP. Hay Comunidades donde el PSOE perdió menos votos, como por ejemplo Extremadura, Canarias o Madrid, incluso en Murcia consiguió mantener el apoyo electoral que tenía en 2011.

Vistos los datos, el argumento de que Susana Díaz tiene que ser la nueva líder del PSOE por sus buenos resultados en Andalucía no se sostiene. El PSOE es fuerte en Andalucía porque ya lo era antes. Cierto que Andalucía no es de las Comunidades donde más ha perdido el PSOE, pero tampoco es de las que menos, sino que se sitúa en una posición intermedia. No se puede afirmar que la pérdida de votos en Andalucía o en cualquier otra Comunidad sea ‘culpa’ del candidato, pero si el argumento es el resultado electoral, los datos indican que Susana Díaz perdió más porcentaje de voto que otros barones.

En caso de nuevas elecciones, no está claro que Susana Díaz sea el revulsivo que necesita el PSOE. Es probable que pueda mejorar los resultados en Andalucía, pero nadie puede asegurar que lo haga en las otras Comunidades. Es más, ¿cómo puede recuperar los votos que han ido a Podemos si es la líder más dura con la formación de Pablo Iglesias? ¿Cómo puede recuperar los votos en Cataluña si rechaza completamente cualquier referéndum? Si es la líder socialista que mejor defiende la unidad de España, es muy difícil que consiga recuperar los votos de Podemos en Valencia, País Vasco, Baleares o Galicia. Por lo tanto, quizás sea mejor mantener a Pedro Sánchez en unas nuevas elecciones y que el relevo se produzca más tarde, ya que si Susana Díaz no consiguiera un buen resultado, se “quemaría” muy rápido y abriría otra nueva crisis de liderazgo dentro del PSOE, y esta vez no habría un candidato alternativo con el apoyo actual que tiene Susana Díaz.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Un comentario sobre “Los resultados electorales no respaldan a Susana Díaz

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?