La elección racional de PSOE, Podemos y Ciudadanos: Pedro Sánchez Presidente

FERNANDO YÉCORA | Todos los medios consideran que Pedro Sánchez está en una encrucijada después de la oferta de pacto de gobierno por parte de Podemos y por la posterior renuncia temporal de Mariano Rajoy a la investidura. Cierto que estas dos jugadas no estaban previstas por los dirigentes socialistas, ya que ellos tenían pensado negociar con los otros partidos después de que Rajoy fracasara en su intento de ser investido. Además, el PSOE necesitaba tiempo para llegar al 30 de enero, donde se celebrará su comité federal para tener un debate profundo sobre la estrategia de pactos a seguir. Sin embargo, esto no tiene que ser un problema para Pedro Sánchez, ya que la elección racional (la mejor opción o la opción menos mala) juega a su favor.

El único problema que puede tener Pedro Sánchez es la falta de tiempo si el Rey se decide por él (porque piensa que puede tener más apoyos) antes que por Mariano Rajoy. En este caso, es probable que no consiga ser investido porque todavía no ha tenido tiempo suficiente para negociar con otros partidos, de manera que la cuenta atrás para que se celebren nuevas elecciones se pone en marcha. Seguramente el presidente tendrá que ser elegido por mayoría simple (más votos a favor que en contra) y solo hay dos opciones que posibiliten un gobierno de izquierdas (otro gobierno parece improbable): PSOE + Podemos +IU (161 escaños), abstención de Ciudadanos (40 escaños) y en el caso de que todos los demás votasen en contra (149 escaños); si Ciudadanos votase en contra, la única opción sería que el gobierno de izquierdas PSOE-Podemos-IU sea apoyado también por el PNV y que los demás partidos nacionalistas se abstuvieran, entonces serían 167 a favor, 20 abstenciones y 163 en contra (PP y Ciudadanos). Esta última es menos viable que la primera, y bajo mi punto de vista, la que tiene más opciones de llevarse a cabo es la de un gobierno de izquierdas de PSOE-Podemos-IU y la abstención de Ciudadanos. A continuación explicaré porque llego a esta conclusión.

El PSOE va a negociar con Podemos un gobierno de coalición porque si lo rechaza, habrán nuevas elecciones y se les verá como los culpables de que no haya habido pacto. Permitir la investidura de Rajoy es un suicidio, ya que dejaría a Podemos como la única oposición real de izquierdas. En todo caso, al PSOE no le convienen unas nuevas elecciones porque en los medios se ha dado la sensación de que el ganador de las elecciones ha sido Podemos y podría superarles en unos nuevos comicios. De acuerdo que en el PSOE hay divisiones internas, pero lo mejor para el partido es intentar el pacto con Podemos, y que si hay elecciones, al menos que no se vean como los culpables. Aún así, no se puede saber a quién culpará la ciudadanía, con lo que evitar elecciones es la mejor opción.

A priori, Podemos es el partido al que más le pueden favorecer unas nuevas elecciones. No obstante, con su propuesta de pacto al PSOE ahora ha de ir hasta el final con esta decisión. Con esta propuesta está obligado a buscar un acuerdo y eso significa dejar a un lado su propuesta de referéndum en Cataluña, ya que si el acuerdo no es posible por ese punto, Podemos quedará como el culpable de que no hubiera pacto por poner una condición que, exceptuando Cataluña y el País Vasco, no tiene muchos apoyos por parte de la ciudadanía. Muchos de sus votantes no entenderían que no se lograra llegar a un pacto por esa cuestión y desaprovechar la oportunidad de cambio, que podría no volverse a repetir si se convocaran nuevas elecciones. Por lo tanto, ante el riesgo de que la ciudadanía los pueda ver como los culpables del “no pacto”, buscarán puntos en común con el PSOE y apoyarían la investidura de Pedro Sánchez. Eso sí, los 12 diputados de En Comú Podem quizás se abstengan porque se habría renunciado al referéndum, con lo que los votos a favor serían 149 escaños (PSOE + Podemos + IU).

Ante la posible abstención de En Comú Podem, la única opción de alcanzar la mayoría simple es conseguir la abstención de Ciudadanos. Parece que Pedro Sánchez ya cuenta con Ciudadanos porque al primero que ha llamado ha sido a Albert Rivera. Cierto que Ciudadanos está lejos ideológicamente de Podemos, pero ante el escenario de un gobierno PSOE + Podemos  que puede incluir una reforma constitucional renunciando al referéndum catalán es probable que finalmente opte por la abstención. Ciudadanos es el partido que más perjudicado se puede ver por unas nuevas elecciones. Sus resultados el 20-D estuvieron por debajo de sus expectativas y el clima de derrota que les rodea hace muy probable que algunos de sus votantes en unas nuevas elecciones acaben por realizar voto útil a favor del PP. La peor opción para ellos son nuevas elecciones, así que optarán por la menos mala, que es abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez y conservar sus 40 diputados.

Vistas las opciones de cada uno de los actores, es probable que Pedro Sánchez consiga ser presidente en un gobierno de coalición PSOE-Podemos (también podría entrar Izquierda Unida) con la abstención de Ciudadanos. Podemos tendría que renunciar al referéndum porque no se puede permitir llegar a unas nuevas elecciones y ser el culpable del “no pacto” por un tema que no crea consenso entre sus votantes, así que los diputados catalanes de En Comú Podem se podrían abstener. En este caso, valdría con la abstención de PNV o incluso CC para que Pedro Sánchez lograse la mayoría simple. El PSOE sería consciente de que la legislatura será corta (gobiernos de coalición minoritaria son los que menos duran en el tiempo), así que tampoco tendrían que esperar tanto tiempo para sustituir a Pedro Sánchez.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?