Albert Rivera, ¿Presidente del Gobierno?

ANNA-CLARA MARTÍNEZ | Las semanas transcurren y las negociaciones para la investidura del Presidente del Gobierno todavía siguen encalladas. La investidura de Rajoy con la abstención de Ciudadanos y del PSOE, o el pacto entre el PSOE y Podemos con el apoyo de algunos partidos minoritarios son algunas de las vías de gobernabilidad que siguen latentes, pero aún sin ninguna garantía de prosperar.

No obstante, parece ser que una nueva opción, hasta ahora irrelevante, está sobre la mesa: la investidura de Albert Rivera como Presidente y la posterior formación de un gobierno de Ciudadanos con el apoyo del PP y del PSOE.

Albert Rivera se ha erigido estos últimos días como el elemento neutral capaz de resolver el puzle de la gobernabilidad. El propio Rivera se ha ofrecido al Rey para “desencallar la guerra fría” y ha pedido a Rajoy y a Sánchez que “dejen de jugar al ratón y al gato”.

Ahora bien, ¿sería factible un gobierno con Albert Rivera (C’s) de presidente, apoyado por PP y PSOE? Los datos del CIS nos ayudarán a esclarecer esta cuestión.

En primer lugar, cuando se trata de la probabilidad de votar a Ciudadanos, las posibilidades de que los votantes que en los comicios electorales de 2011 votaron al PP o al PSOE hubiesen votado el pasado 20D a Ciudadanos es superior en el caso de los votantes del PP, pero no se halla a mucha distancia de los votantes del PSOE.

Si se formula la misma pregunta pero en relación a Podemos, sí que visualizamos una marcada diferencia entre los votantes del PP y del PSOE, teniendo mucha más preferencia estos últimos por Podemos. No obstante, cuando se analizan las preferencias de los votantes del PSOE en relación a Ciudadanos y a Podemos, vemos cómo no existe tanta discrepancia entre la elección de una fuerza política u otra. Podemos es preferente para los votantes del PSOE pero no a mucha distancia de la mostrada hacia Ciudadanos.

En los siguientes gráficos se puede comprobar cuántas posibilidades existen de cambio voto; siendo factible el trasvase de votos tanto del PP como del PSOE a Ciudadanos, como del PSOE a Podemos.

Gráfica 1

Gráfica 2

Gráfico 3

Gráfica 4

En segundo lugar, en caso de duda, casi un 40% de los votantes del PP se inclina por votar a Ciudadanos, mientras que un 23% de los votantes del PSOE también lo haría.

Cuando se introduce a Podemos como opción de voto, conviene subrayar que, en el caso de los votantes del PSOE, ante la duda éstos prefieren votar a Ciudadanos antes que a Podemos, aunque la diferencia sea mínima. En los votantes del PP, la preferencia de Ciudadanos por encima de Podemos está clara.

Gráfica 5

En tercera instancia, cuando se demanda en relación a la simpatía o cercanía de ideas, tanto votantes del Partido Popular como del PSOE reconocen sentir más simpatía por Ciudadanos. Nuevamente, y como ocurría en el gráfico mostrado anteriormente, los votantes del PSOE se identifican más con las ideas defendidas por Ciudadanos que las que propugna Podemos. En el caso del Partido Popular, la diferencia es, otra vez, mayor.

Gráfica 6

Ahora bien, cuando se trata de cómo afrontaría o estaría capacitado para afrontar, tanto Ciudadanos como Podemos, una serie de temas concretos, las diferencias entre PP y PSOE son más latentes.

Los votantes del PP, reiteradamente, consideran que Ciudadanos está más capacitado para afrontar la totalidad de los temas preguntados que los votantes del PSOE. En cuestiones como igualdad, el estado y las autonomías, políticas sociales o la educación, los votantes del PP creen que Ciudadanos está más capacitado que en otros como política exterior o la Unión Europea.

En cambio, los votantes del PSOE consideran que Podemos está mejor capacitado que Ciudadanos para afrontar casi la integridad de las áreas preguntadas.

No obstante, en temas como la economía, los votantes de PP y PSOE coinciden en el nivel de capacitación de Ciudadanos y, en temas como el Estado y las autonomías, pese a que la diferencia entre PP y PSOE es amplia, también consideran capaz a ciudadanos de abordar esta cuestión. De hecho, en materia económica, los votantes del PSOE prefieren a Ciudadanos antes que a Podemos.

En los gráficos que se presentan a continuación visualizamos la reacción de los votantes del PP y del PSOE en relación a la confianza depositada en Ciudadanos y en Podemos en referencia a los ejes temáticos objeto de pregunta.

Gráfico 7

Gráfico 8

Gráfico 9

Gráfico 10

Así pues, vemos cómo un gobierno encabezado por Ciudadanos no es una solución irracional. Ciudadanos podría alzarse como un puente de entendimiento entre el Partido Popular y el PSOE. Si bien es cierto que las ideas de los votantes socialistas se hallan más próximas a las de Podemos que a las de Ciudadanos, a la postre, la diferencia ideológica que les separa no es tan amplia como la que separa al votante del PP de Podemos.  Es posible, por tanto, afirmar que Ciudadanos se halla a caballo entre el Partido Popular y el Partido Socialista. Ahora bien, hará falta ver si Albert Rivera cuenta con la confianza suficiente, tanto de los populares como de los socialistas, para alzarse como solución a la quimera de la gobernabilidad.

The following two tabs change content below.

Anna-Clara Martínez Fernández

Licenciada en Derecho (Universidad Pompeu Fabra), licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, Máster en Abogacía (Universidad de Barcelona) y Máster en Política y Democracia (UNED). Actualmente, trabajando de abogada especializada en derecho administrativo y colaborando en distintas publicaciones. Tiene especial interés por los temas de comportamiento electoral y de educación.

2 comentarios sobre “Albert Rivera, ¿Presidente del Gobierno?

  • el 1 Febrero, 2016 a las 9:00 pm
    Permalink

    A pesar de las similitudes ideológicas que pueda haber con los dos partidos principales PSOE,PP o que no sean tan marcadas,tanto dá.Albert Rivera demuestra lo mal que lo han hecho los dos partidos políticos principales,porque Albert Rivera puede ser un socialdemócrata que no le hace ascos a ciertas liberalizaciones o un liberal que defiende un sector público razonable,podría estar en el PP o en el PSOE,el problema es que se ha tenido que crear Ciuadanos para que aparezca Albert Rivera, y eso es lo triste que a día de hoy los partidos sean aparatajes donde medran ciertas familias y que alguien talentoso tenga que hacer un partido nuevo o esperar que se lo hagan es una disfunción de la partitocracia que los dos partidos principales PP y PSOE se lo tendrían que hacer mirar,luego ya sabemos aparecen los Rodriguez Zapateros de turno y todo el sistema se derrumba a la menor dificultad como ha sucedido en España ultimamente.

    Respuesta
  • el 5 Marzo, 2016 a las 2:15 pm
    Permalink

    Hace tiempo que lo digo.. frente las posturas irreconciliables de Rajoy y sánchez, y viceversa, y la imposibilidad de un acuerdo de izquierdas porque el psoe nunca aceptará el referendum de cataluña, sintiéndolo mucho, la única opción es poner a Rivera de presidente, dando a pp y psoe 2 vicepresidencias, y repartir ministerios entre los 3… y si no, al tiempo

    Respuesta

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?