Beneficios de la migración en una Europa que envejece

JAVIER BALLINA | En relación con el debate que sobre la inmigración está surgiendo en Europa resultan de gran interés las conclusiones del informe “Aprovechar los beneficios de la migración en una Europa que envejece”del que se hace eco el artículo del mismo nombre publicado en la Vanguardia Dossier núm. 58 (octubre 2015) por los profesores Jesús Crespo Cuaresma, Peter Huber y Anna Raggl.

La inmigración es, y seguirá siendo, una realidad en Europa. Una realidad que, de hecho, incide cada vez más en la población del Continente. Según los estudios (Lanzieri, 2011), la proporción de nacidos en el extranjero (incluidos los inmigrantes intracomunitarios) sobre el total de población pasará del 10.4 % (2011) al 17.9 % (2031). Diez países tendrán porcentajes superiores al 20%. Entre ellos España que, con un aumento de casi 13 puntos será, tras Luxemburgo, Chipre e Irlanda, la gran economía donde el incremento será más acusado. 

Más allá de demagogias, los poderes públicos deben a actuar sobre esta realidad. En concreto, sus decisiones serán claves en varios ámbitos:
  1. La relación de los inmigrantes con el Estado de bienestar europeo. De un lado, los inmigrantes intregrados de modo imperfecto presentan mayor riesgo de depender en exceso de las prestaciones sociales (Huber y Oberdabenig, 2014) De otro, el propio envejecimiento de la población de la Unión Europea exige que participen activamente en su sostenimiento.
  2. La situación futura en el mercado laboral europeo. Principalmente ante la disyuntivacompetencia vs complementariedad de los inmigrantes con los trabajadores autóctonos.
  3. La propia identidad colectiva europea, en estrecha relación con el auge de los sentimientos xenófobos. 

Factores de atracción más eficaces

Un primer acercamiento pasa por poner en valor nuestra capacidad de elección como Continente seleccionando a aquellos inmigrantes con mayores posibilidades de integración en nuestras economías. Algunos países (Reino Unido, Austria) han apostado por esta vía si bien los éxitos han sido modestos en comparación con otras partes del mundo. 

Ello implica prestar más atención a los criterios de selección de destino tenidos en cuenta por los inmigrantes (auto-selección). Así, en el caso de los investigadores, la disponibilidad de financiación y el poder formar parte de equipos de trabajo punteros son factores muy tenidos en cuenta a la hora de elegir destino. De este modo los investigadores noveles están dispuestos a renunciar hasta a 17 000 $ de salario por trabajar en el mismo departamento que los investigadores de referencia en su campo (Janger y Nowotny, 2013). En el caso de los inmigrantes con mentalidad empresarial, el clima social y administrativo favorable a la innovación, la densidad de start up empresariales y el auto-empleo desempeñan un papel importante en la elección. Atraer a inmigrantes cualificados requiere satisfacer intereses concretos de estos grupos

La auto-selección aparece también influida por las normas del mercado laboral y del Estado de bienestar que afectan a los inmigrantes. Evitan, sobre todo, aquellos países donde creen que tendrán que enfrentarse a situaciones de discriminacion (Egger y Radulescu, 2009)

Un aspecto a tener en cuenta es el que se refiere a la relación entre la atracción de inmigrantes con alta cualificación y la adopción de políticas migratorias generales más restrictivas. En la medida en que éstas incrementan los costes globales de la inmigración los más cualificados buscarán entornos más favorables haciendo potencialmente ineficaces las medidas de selección de competencias. 

Más allá de la selección: asilo, inmigración de baja cualificación, temporal e ilegal.

El enfoque centrado en la selección de inmigrantes presenta, no obstante, limitaciones:
  1. Es probable que en el futuro el perfil promedio de los países que envían inmigrantes a la UE se desplace hacia territorios con menores ingresos y, en la actualidad, menores logros educativos (Crespo Cuaresma y otros., 2013)
  2. Las políticas selectivas poseen límites a la hora de regular movimientos migratorios por razones que no son el acceso al mercado de trabajo (humanitarias, reagrupación familiar) 
  3. No se enfrenta adecuadamente al fenómeno de la migración temporal
En relación con ello se sitúa la necesidad de una reforma en profundidad de la regulación de la inmigración humanitaria o de refugiados. Para Rinne y Zimmerman ésta debería incluir:
  1. La revisión de la dicotomía entre criterios de entrada económicos y humanitarios ya que ambos están cada más interrelacionados.
  2. Una mayor capacidad de la Comisión para coordinar las políticas a nivel europeo.
  3. La aceptación de que los solicitantes de asilo acabarán formando parte del mercado laboral europeo.

La reforma debe ir más allá de proporcionar al refugiado competencias profesionales y lingüísticas. Éstas, siendo necesarias para su integración en el mercado laboral, se han demostrado insuficientes. Se necesitan reformas más en profundidad relacionadas con el reconocimiento de titulaciones, el acceso legal al mercado laboral durante el trámite de la solicitud y la adopción de medidas que se enfrenten explícitamente a la discriminación

Atención especial merece el creciente número de inmigrantes temporales existentes en Europa. El establecimiento de sistemas eficaces solo es posible si se establecen reglas razonables sobre la convalidación de titulaciones y las prestaciones sociales entre los distintos países.

Fomento de la integración 

Los inmigrantes tienen menos posibilidades de ser empleados, y más de estar sobrecualificados para su trabajo en comparación con los trabajadores autóctonos de características similares. Ello exige de los poderes públicos atender a su integración

En general, los inmigrantes con mayor nivel educativo y los dotados de un mayor capital humano específico del país anfitrión (singularmente, la competencias lingüísticas) poseen menores problemas para integrarse en los mercados laborales de los países de acogida. La edad, la semejanza cultural o lingüística y el número de años en el país también influyen. En consecuencia, los estudios destacan la importancia de la migración selectiva y de la creación de incentivos para la integración .

Ahora bien, tanto la selección de los inmigrantes como los incentivos para la inmigración no constituyen garantías de éxito. La integración dependerá de que otras políticas la respalden o contrarresten . Por ejemplo, si las cualificaciones profesionales del migrante se reconocen o no en el país de acogida. Es también necesaria más coordinación entre las políticas de integración. 

Deben tenerse en cuenta las necesidades específicas de servicios orientados a la inmigración en función de sus distintos tipos. Un ejemplo pueden ser el de los inmigrantes temporales. Una gran inversión en incrementar sus capacidades lingüísticas puede ser innecesaria. 

Tales políticas a nivel micro tienen que estar respaldadas por macropolíticas adecuadas y, donde sea necesario, por reformas institucionales. Los estudios ponen de manifiesto que los factores estructurales como las diferencias en la estructura institucional de los sistemas laborales y educativos de los países receptores repercuten de modo significativo en la integración (Dustman y Frattini, 2011)

Destacada atención merece la organización de los sistemas educativos nacionales. En general, la educación en edades tempranas, el tiempo en la escuela y los exámenes centrales favorecen la integración de la segunda generación de inmigrantes, mientras que su segregación en las escuelas resulta perjudicial (Scheeeweis, 2011). De modo similar, un excesivo foco en la formación profesional tiende a inhibir la eficacia en la transferencia de habilidades de los inmigrantes a los países receptores (Guzy et al, 2015)

Son necesarios también esfuerzos adicionales para tratar los problemas que afectan a los jóvenes inmigrantes, en particular cuando llegan a la adolescencia, ya que se ha puesto de manifiesto que ese grupo tiene un importante riesgo de abandono del sistema educativo.  

Buenas relaciones entre distintas etnias

Cabe esperar que en el futuro Europa se vuelva cada vez más diversa en términos de procedencia étnica. Los estudios ponen de manifiesto tanto ventajas (aumento de la creatividad, de la innovación) como inconvenientes (necesidad de mayor coordinación , diferencias lingüísticas, desconfianza entre los distintos grupos) derivados de esta situación. 

Las cuestiones relacionadas con la diversidad étnica son particularmente importantes en el ámbito regional y local, sobre todo en las ciudades. La diversidad conduce a la segregación (guetos) sobre todo en el plano regional, fenómeno que no se observa con la misma intensidad a nivel nacional. 

Las políticas que abordan la diversidad deben incorporar la heterogeneidad regional en su diseño. Así, las administraciones regionales/locales y las partes implicadas de la sociedad civil deberán estar presentes desde la etapa de  su formulación. Asimismo, las autoridades regionales deberían disponer de libertad y fondos para ajustar esas políticas a las necesidades regionales. 

Como han observado Dohse y Gold (2014) son muchos los ámbitos en los que pueden surgir fricciones entre los distintos grupos étnicos. Ello hace que para evitarse deban realizarse aproximaciones desde enfoques tan distintos como la vivienda, el empleo, el transporte, la planificación urbana, la publicidad de los beneficios de la diversidad cultural… Deberán tenerse en cuenta los particulares desafíos de la integración en el mercado de trabajo y en la discriminación de inmigrantes. Ello puede lograrse mejor mediante una mayor coordinación de los servicios sociales dirigidos a los grupos minoritarios y a una implicación creciente de los inmigrantes

De igual importancia son las estrategias de comunicación de arriba abajo y la acción complementaria de la Comisión Europea y los gobiernos nacionales en apoyo de las iniciativas regionales. Estas actividades deben buscar convencer a la opinión pública y los medios de comunicación de la necesidad y las ventajas de la inmigración. Por otro lado es preciso tener en cuenta que las regiones que experimentan un importante aumento de la diversidad étnica necesitan un respaldo adicional para evitar la aparición de sentimientos xenófobos. Sobre todo puede ser el caso de las regiones receptoras de inmigrantes menos cualificados.

Una parte considerable de las actitudes negativas hacia la inmigración están relacionadas con el miedo a una mayor delincuencia supuestamente relacionada con aquélla ( un argumento sin base alguna en la bibliografía) y con las percepciones sobre los inmigrantes entre quienes albergan estas actitudes. En especial, la percepción sobre el número de inmigrantes, la duración de la estancia y el país de nacimiento parecen estar muy relacionados con las actitudes de las personas hacia la inmigración. En debates como el que actualmente tienen lugar en el Reino Unido ello podría tener gran importancia. El suministro de información en forma de datos y cifras concretas debería conducir a unas percepciones más realistas y con ello, esperemos, a actitudes más moderadas.

The following two tabs change content below.

Javier Ballina

Javier Ballina (1976). Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo. Experto Universitario en Derecho Ambiental y en Administración Local por la UNED. Trabaja desde 2012 para la Oficina del Grupo de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo en Asturias. Actualmente es Secretario del Consejo Asturiano del Movimiento Europeo.

Latest posts by Javier Ballina (see all)

Un comentario sobre “Beneficios de la migración en una Europa que envejece

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?