Unidos Podemos: quedar 2º en votos puede no implicar quedar 2º en escaños

DAVID MUÑOZ LAGAREJOS | A falta de un mes para las próximas elecciones generales, la gran mayoría de encuestas y runrún político gira en torno al posible «sorpasso» de la coalición Unidos Podemos al PSOE. El 20-D el PSOE quedó por encima de Podemos y sus confluencias, toda vez que IU iba por su lado y fue el partido más perjudicado por el sistema electoral, como viene ocurriendo desde las elecciones de 1977.

Ahora bien, si todo apunta a que Unidos Podemos superará al PSOE en votos, ¿lo hará en escaños? Analizando el sistema electoral español se puede llegar a la conclusión de que no hay que tirar las campanas al vuelo sobre el adelantamiento de Unidos Podemos al PSOE en cuanto a escaños.

El sistema electoral español está formado por 52 circunscripciones provinciales (las 50 provincias más Ceuta y Melilla), que se pueden dividir en 3 tipos: pequeñas (eligen entre 1 y 5 diputados), medianas (entre 6 y 9) y grandes (las que eligen a partir de 10 diputados).

A su vez, el sistema electoral español, pese a considerarse proporcional, tiene un efecto mayoritario: demasiadas circunscripciones eligen poco diputados (de las 52 circunscripciones, más de la mitad (28) son pequeñas). ¿Qué se traduce de esto? Como es de esperar, en esas circunscripciones que eligen pocos diputados, son elegidos los candidatos de los partidos más votados, dejando fuera de la asignación de escaños, aunque consigan un alto porcentaje de voto, a terceros y cuartos partidos.

Esta es una de las claves donde puede estar un «sorpasso» fallido de Unidos Podemos al PSOE en cuanto a escaños. Como he dicho, el sistema electoral español, aun siendo proporcional, tiene un efecto mayoritario. En esas circunscripciones donde se eligen menos diputados, se fomenta más el bipartidismo a través del «voto útil», que es la percepción que tiene el votante de que el partido que le gustaría elegir no tiene muchas posibilidades de lograr representación, optando el votante entonces por un partido mayoritario.

En el siguiente cuadro se observa el resultado que obtuvieron el PSOE y la suma Podemos+IU en cada circunscripción (salvo Ceuta y Melilla, donde obtiene el escaño el partido más votado, generalmente el PP).

Tabla1
*Para la diferencia de votos: (Votos del PSOE – votos de Podemos/IU). El signo negativo indica que en esa circunscripción ha sido más votada la suma de Podemos e IU.
Tabla2
*Para la diferencia de votos: (Votos del PSOE – votos de Podemos/IU). El signo negativo indica que en esa circunscripción ha sido más votada la suma de Podemos e IU.
*Para la diferencia de votos: (Votos del PSOE – votos de Podemos/IU). El signo negativo indica que en esa circunscripción ha sido más votada la suma de Podemos e IU.
*Para la diferencia de votos: (Votos del PSOE – votos de Podemos/IU). El signo negativo indica que en esa circunscripción ha sido más votada la suma de Podemos e IU.

Como se puede observar, el PSOE obtiene una diferencia mayor en las circunscripciones pequeñas y medianas que la suma de Podemos+IU en las circunscripciones grandes.

Tabla4

El PSOE obtiene una diferencia de escaños mayor conforme disminuye el tamaño de la circunscripción. Mientras en las circunscripciones grandes Podemos obtiene 35 diputados, en las pequeñas solo llega a conseguir 20. Lo que confirma el efecto mayoritario del sistema electoral español, por el cual, los partidos más votados (en este caso, PP y PSOE) obtienen una prima de escaños en las circunscripciones pequeñas y medianas.

Tabla5

La clave para entender por qué el PSOE puede ser 3º en votos, pero 2º en escaños la tenemos en la diferencia de votos. Para las circunscripciones pequeñas, donde el PSOE sacó 9 escaños de diferencia con Podemos+IU, obtuvo solo 278.000 votos de diferencia.

En las circunscripciones medianas, en las que el PSOE consiguió 2 escaños más, sin embargo, fue la suma entre Podemos e IU la que consiguió más votos. En total, la coalición obtuvo 125.000 votos más que el Partido Socialista.

Y en las circunscripciones grandes, donde Podemos obtiene más ventaja, la suma con IU les dio 8 escaños más. En votos, la coalición consiguió 698.000 votos más respecto al PSOE.

Esto nos hace una idea respecto al 26-J. En aquellas circunscripciones donde menos escaños se reparten, el PSOE obtiene una ventaja de escaños, pero no de votos, al ser provincias más pequeñas también en habitantes.

Por tanto, Unidos Podemos puede ganar en votos, pero entra dentro de lo posible que no supere al PSOE en escaños. Allí donde el PSOE ganó a Podemos+IU en escaños, lo hizo con una diferencia de votos menor a la existente donde ganó la suma de Podemos e IU.

Fuente: Metroscopia
Fuente: Metroscopia.

Tabla7

Las claves del 26-J estarán, por un lado, en las circunscripciones donde PSOE y Unidos Podemos consigan atraer más votantes que el contrario, y, por el otro, en la edad de sus electorados.

Mientras las circunscripciones pequeñas (según el efecto del «voto útil») y el electorado mayor de 55 años sigan apoyando (y votando) al PSOE más que a Unidos Podemos, las opciones de «sorpasso» se alejarán. El apoyo a Unidos Podemos se encuentra, en mayor medida, entre las circunscripciones grandes y, por edad, entre los jóvenes, menos movilizados de cara a las elecciones, por lo que si aumenta la abstención, puede penalizar en buena medida el resultado electoral de dicha coalición.

The following two tabs change content below.

David Muñoz Lagarejos

Estudiante de Ciencias Políticas y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos. Apasionado, además, de la Economía y la Historia. Quiero un mundo más libre, vacío de totalitarismos y de gente que impone sus ideas a los demás bajo la fuerza.

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?