Elecciones 26-J: el análisis

FERNANDO YÉCORA | Ayer los ciudadanos votaron en unas nuevas elecciones generales a causa de que los partidos no fueron capaces de formar gobierno con los resultados del 20-D. Al contrario que las anteriores elecciones, éstas eran unas elecciones de continuidad, ya que no se esperaba un gran cambio en los resultados, aunque la coalición entre Podemos e Izquierda Unida hacía prever que el ‘sorpasso’ al PSOE era factible tanto en votos como en escaños, pero finalmente no se ha conseguido. En la siguiente tabla podemos comparar los resultados de ayer (todavía provisionales con un 99% de voto escrutado) con los del 20-D:

Grafica1
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior. (1) El resultado de 2015 es la suma de Podemos e Izquierda Unida más sus confluencias.

Comparado con los resultados del 20-D, el único que ha conseguido ganar escaños (14) es el Partido Popular. Junto a ERC, son los dos únicos partidos que han conseguido aumentar sus votos respecto a las anteriores elecciones. El PSOE ha perdido algunos votos y eso le ha costado 5 escaños, aunque sube en tanto por ciento por la poca participación. El que ha perdido más votos ha sido Unidos Podemos, que no ha conseguido aglutinar lo que Podemos e Izquierda Unida sumaron por separado, y que incluso ha obtenido menos votos que los que obtuvo Podemos en solitario, lo cual es un fracaso de la coalición, aunque mantiene los mismos escaños. Otro partido que ha perdido votos es Ciudadanos, que se ha visto perjudicado por el sistema electoral, ya que con casi el mismo porcentaje de voto que en las anteriores elecciones ha perdido ocho diputados. En cuanto a los demás partidos, han tenido unos resultados muy similares respecto al 20-D.

¿Cómo ha influido el sistema electoral en el resultado? En la siguiente tabla vemos la tasa de ventaja y los votos que ha tenido que conseguir cada partido para obtener un escaño:

 Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.

La tasa de ventaja nos indica cuan sobrerrepresentado o infrarrepresentado está un partido y se obtiene dividiendo el porcentaje de escaños entre el porcentaje de votos. Una tasa de ventaja de ‘1’ o cercano a ese valor significa que el partido no obtiene ni ventaja ni desventaja en el reparto de escaños. Así, el PP está sobrerrepresentado en un 18%, mientras que el PSOE lo está en un 7%. También PNV y CDC están sobrerrepresentados, pero en su caso eso significa solo un escaño más. Unidos Podemos se ha visto algo infrarrepresentado pero su número de escaños concuerdan con su porcentaje de votos. El partido más infrarrepresentado es Ciudadanos, que al ser el cuarto partido, se ha visto perjudicado gravemente por el sistema electoral.

El bipartidismo sufrió una bajada en las elecciones del 20 de diciembre, pero parece que ahora ha tenido un ligero repunte:

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior.
Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior.

Si en 2015 PP y PSOE consiguieron el 50% de los votos, ahora han conseguido casi el 56%. Está claro que el bipartidismo no goza de la salud que tenía hace una década, pero siguen manteniendo más de la mitad de los votos. El sistema de partidos ha cambiado pero los dos partidos tradicionales siguen siendo los más fuertes.

En cuanto a la participación, ha sido una de las más bajas de la democracia:

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior.
Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior.

A pesar de lo que muestra el gráfico, la participación ha bajado, ya que en 2015 se contabiliza el censo contando a los extranjeros, y con el voto rogado la participación baja de forma drástica. Si contamos solo a los ciudadanos que residen en España, la participación de 2015 fue del 73,2%, mientras que la de ayer fue de 69,8% y seguramente bajará cuando se contabilice el censo exterior. En términos absolutos, han ido a votar 1.200.000 personas menos, que el 20-D.

Por último, veamos qué representación han tenido los PANE (Partidos de Ámbito No Estatal) que pueden ser claves para la configuración de gobierno:

Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior.

¿Habrá gobierno?

El resultado electoral ha dejado como claro ganador al Partido Popular pero no está claro si podrá gobernar. La suma con Ciudadanos es de 169 escaños y le faltarían 7 para la mayoría absoluta. Es imposible que obtengan el respaldo de ERC, CDC o Bildu, y aunque PNV y CC votaran a favor con Cs y PP sumarían 175, a uno de la mayoría simple. Otra opción que queda es la que intentó el PSOE con Ciudadanos y Podemos, mientras que la otra es la gran coalición PP+PSOE+Cs. También habría la opción de que PSOE y Podemos recibieran el apoyo de los partidos catalanes y vascos, aunque esto parece muy poco probable. Por lo tanto, vemos que el PP no lo tiene tan fácil y que a pesar de ganar las elecciones tenga que estar en la oposición. Estamos en la misma.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

2 comentarios sobre “Elecciones 26-J: el análisis

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?