Paso firme en la cultura de cumplimiento. La publicación de la norma ISO 37001 antisoborno

El pasado mes de octubre, la Organización Internacional de Normalización (ISO por sus siglas en inglés) publicó la versión en inglés de la esperada norma ISO 37001:2016 Anti-bribery management systems, y que en los entornos castellanoparlantes, a falta todavía de traducción oficial, se ha venido a denominar como anticorrupción o anti-soborno.

Su publicación, que estaba prevista para el mes de septiembre, viene a confirmar que, el cada vez mayor desarrollo de la cultura de cumplimiento, en su más amplio sentido, tiende a imponerse inexorable y profundamente en la forma de operar en el tráfico mercantil nacional y especialmente internacional de nuestro entorno; e incluso más allá, pues como la propia norma recoge en su texto, no sólo está concebida para empresas y administraciones públicas sino para otros sujetos susceptibles de caer en este tipo de prácticas delictivas.

En este sentido, la norma, si bien es una herramienta propia de la autorregulación empresarial, tendrá un impacto directo en el tráfico jurídico y, especialmente, se constituirá como guía de valoración para los principales operadores: tanto para abogados y otros consultores legales, cuyo contenido no podrán obviar a la hora de implantar procedimientos anti-soborno en las empresas que contraten sus servicios; como para jueces y fiscales llegado el momento de atribuir o no responsabilidad penal a las empresas según la idoneidad de sus modelos de organización y gestión. Además, el hecho de constituirse como una norma certificable, supondrá la entrada de lleno en el ámbito jurídico de las empresas de auditoría y certificación, que ejercerán labores de tercera parte, verificando que los modelos implantados por las empresas, efectivamente, cumplen con el estándar internacional.

foto1

La norma, por su parte, sigue la dinámica de los más nuevos estándares internacionales que tienen por objeto el cumplimiento, la transparencia y la lucha contra la corrupción, y concretamente en este caso establece los requisitos para asegurar buenas prácticas en el seno de las empresas y otras organizaciones de cara a la prevención, detección y reacción ante el soborno, siendo igualmente válida tanto para compañías que contraten en el sector público -perspectiva tradicional del soborno- como para las que centran su actividad en el ámbito puramente privado -lo que más recientemente se ha venido a denominar corrupción privada o corrupción en los negocios- incluyendo también, entre otros sujetos a los que va dirigida, a organizaciones sin ánimo de lucro; y siempre independientemente del tamaño que éstas tengan.

Como se hacía eco la propia Organización Internacional de Normalización, el soborno es una de las prácticas más destructivas de la economía mundial. Según datos de la OCDE y el Banco Mundial, cada año se paga aproximadamente 1 billón de euros (1 trillón de dólares en escala corta) en sobornos de todo género, cuyas consecuencias, entre muchas otras, suponen un deterioro progresivo del mercado, que inevitablemente trae consecuencias desastrosas para el mercado laboral y en general produce la reducción de la calidad de vida de los ciudadanos, provocando el aumento de la pobreza y, a grandes rasgos, reduciendo significativamente la confianza de los ciudadanos hacia el actual sistema de mercado.

La nueva ISO 37001:2016, como decíamos, es además una norma certificable por terceros independientes, lo que abrirá un nuevo mercado no sólo a los operadores jurídicos habituales, sino también a las empresas de certificación tradicionales que ya tienen desarrollados esquemas y procedimientos de auditoría, supervisión y verificación de estándares internacionales. Precisamente la norma mantiene la estructura de alto nivel de los modelos de gestión ISO más recientes así como de aquellos modelos actualizados recientemente. En este sentido comparte estructura e índice con la norma ISO 19600:2014 sobre sistemas de gestión de compliance, así como con otras normas de gestión también certificables como ISO 9001:2015 sobre sistemas de gestión de la calidad o ISO 14001:2015 sobre sistemas de gestión ambiental, lo que permite que sea fácilmente integrable con otros modelos de gestión, que por otro lado son cada vez más frecuentes de ver implantados en las empresas de nuestro entorno.

En definitiva, la esperada publicación de la ISO 37001 sobre sistemas de gestión anti-soborno, cuyos requisitos serán progresiva e inevitablemente incorporados por las empresas en sus estructuras, viene a suponer un peldaño más en esa escalera hacia la concepción del mercado desde una perspectiva de cumplimiento y progreso sostenible, alejándolo de prácticas oscuras y/o confusas que en muchas ocasiones suponen la antesala de la corrupción.

The following two tabs change content below.
Jorge Alexandre González (Madrid, 1985), es Doctor cum laude en Derecho por la UCM, así como Máster en Derecho Parlamentario, Elecciones y Estudios Legislativos y Máster en Derecho Público. Experto en Compliance por la UC3M y la UPF, ha centrado su carrera en los ámbitos del Derecho penal y constitucional. Abogado de profesión, ha sido colaborador honorífico del Departamento de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la UCM y fue Secretario General de Grupo en el Congreso durante la X Legislatura.

Un comentario sobre “Paso firme en la cultura de cumplimiento. La publicación de la norma ISO 37001 antisoborno

  • el 7 Noviembre, 2016 a las 10:45 am
    Permalink

    Sin duda, el impacto de la normativa ISO 37001 en el marco empresarial constituye un punto de inflexión en el tráfico mercantil. Todo apunta, que será la primera en que los principales sectores del mercado se interesen al tratarse de una norma certificable, no sólo por la seguridad jurídica que implica, sino por el imperativo que marcará las reglas de contratación con aquellas compañías cuyas relaciones de negocios estén sujetas a FCPA o Bribery Act.
    Un paso más hacia la transparencia y el cumplimiento normativo en todas las organizaciones empresariales.

    Respuesta

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?