Brexit: Estado de la cuestión (desde Londres)

Un conjunto de notas manuscritas, tomadas por la jefa de gabinete de un diputado conservador de visita en el número 9 de Downing Street (sede de la “Secretaría de Estado para la Salida de la UE”), parecen revelar gran parte de la estrategia del gobierno británico para negociar su marcha de la Unión Europea.

Las notas sugieren que el gobierno ha descartado la permanencia en el mercado único, algo claramente adelantado en los pronunciamientos públicos de la Primera Ministra, Theresa May. Las novedades están en la concreción de objetivos y en la valoración de las posibilidades para alcanzarlos.

Por un lado está la desconfianza a un acuerdo temporal, por temor a que el Servicio Civil intente mantenerlo indefinidamente (en Reino Unido, los altos funcionarios permanecen en su puesto de forma independiente a los cambios en el Gobierno). En su lugar optarían por firmar un convenio “Canadá Plus”: un acuerdo de cooperación comercial similar al reciente acuerdo UE-Canadá (CETA), pero incorporando más capítulos; o como dice literalmente la nota para “comernos la tortilla sin romper un huevo” (have our cake an eat it*), en lo que respecta a los beneficios de integrar su mercado en la UE sin asumir la libre circulación de personas y evitando que el pacto a alcanzar se perciba como una cesión de soberanía.

Pero las mismas notas advierten que el equipo comunitario es “muy francés”, lo que implica que en la negociación puede ser abiertamente hostil (y si quieren té con el pastel pueden encontrarse con taza y media).

Aunque el gobierno ha dicho que las notas no reflejan su posición oficial, representan lo que podríamos llamar la posición “óptima” para Reino Unido: todos los considerados como beneficios y ninguno de los percibidos como inconvenientes de la adhesión a la UE.

La frase que podría destacarse con singular atención es que Reino Unido “no quiere una UE a 27 inestable y temerosa de nosotros [Reino Unido] como competidor”. Como ocurre con muchas de las notas, éstas son escritos que se están trabajando en privado, pero que revelan la sinceridad de los pensamientos de sus autores… y quizás su errónea percepción del equilibrio de poder entre las partes: la UE a 27 no teme a un Reino Unido post-Brexit como un competidor en la escena mundial.

Como Mario Draghi apuntó, ambas partes son conscientes de que un ‘Brexit duro’ resultará perjudicial para todos, pero será Reino Unido quien saldría peor parado. Lo que todo esto recuerda -y vale la pena recordarlo- es el período previo a la primera confrontación entre el entonces recién instalado gobierno de Syriza y el Eurogrupo. Los ministros de Syriza sobrestimaron exageradamente su capacidad de influencia y, al mismo tiempo, subestimaron la voluntad de los líderes de la UE para mantener su proyecto político y demostrar “en casa” que ellos también defienden sus intereses nacionales mediante su dureza negociadora con los Estados europeos que piden un trato especial. El enfoque de los ministros de May para las negociaciones de salida de la UE parece comenzar de la misma manera.

*traducción libre.

The following two tabs change content below.

Pelayo Cobos

Pelayo Cobos (Gijón, 1979), es Licenciado en Ciencias Políticas, Administración Pública y Relaciones Internacionales por la Universidad del País Vasco. MBA por la Universidad de Oviedo y Curso Superior de Estrategia y Gestión del Comercio Exterior por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX). Ha realizado un curso de Política Internacional Comparada en la Universidad de Oslo (Noruega). Cuenta con más de diez años de experiencia profesional en mercados internacionales, trabajando en el sector financiero, con empresas industriales y como consultor independiente.

Un comentario sobre “Brexit: Estado de la cuestión (desde Londres)

  • el 3 Diciembre, 2016 a las 5:23 am
    Permalink

    ¿Crees que hay alguna posibilidad de que Escocia e Irlanda del Norte permanezcan en la UE o la descartas por completo? ¿Puede el Brexit llevarnos a un nuevo referéndum de independencia escocés?

    Respuesta

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?