Margarita Robles: “Podemos y la gestora sostienen el Gobierno de la corrupción”

Margarita Robles Fernández nace en León en 1957, hija de abogado, a los doce años se traslada con su familia a vivir a Barcelona, donde estudia Derecho. A los veintitrés años ingresa en la carrera judicial como número uno de su promoción, siendo la cuarta mujer juez en España. Sus primeros destinos son Lérida, Bilbao y San Felíu de Llobregat, convirtiéndose en la primera mujer en presidir una Sala de lo Contencioso-Administrativo. A propuesta de Juan Alberto Belloch, fue nombrada subsecretaria del Ministerio de Justicia en 1993.

Durante los dos últimos años del Gobierno de Felipe González ostentó el cargo de Secretaria de Estado del Ministerio de Interior. Posteriormente trabajó como juez de lo Contencioso en la Audiencia Nacional y fue vocal del Consejo General del Poder Judicial. Miembro de Jueces para la Democracia, en mayo de 2016 regresó a la actividad política para ser la número dos de la lista del PSOE por Madrid encabezada por Pedro Sánchez a las elecciones generales del pasado 26 de junio.

En la actualidad desempeña la labor de diputada en la Cámara baja, siendo uno de los quince diputados en votar «no» a la investidura de Mariano Rajoy y uno de los principales activos de la plataforma de Pedro Sánchez.

Usted nace en León en 1957… ¿Cómo recuerda sus primeros años de vida? 

Guardo muy buenos recuerdos de mi infancia en León, aunque gran parte de mi vida la pasé en Barcelona, cuando tenía doce años mi familia se trasladó allí por razones profesionales.

¿Cómo se lleva ser la cuarta juez mujer en España?

Para mi lo importante era tener un compromiso desde un punto de vista progresista con la sociedad y me parecía que ser juez me permitiría hacer una sociedad más justa.

Durante mucho tiempo la población de a pie, ha observado al entorno de la judicatura como una élite, a la que muy pocos tienen acceso y siempre ligado a postulados conservadores ¿Ha cambiado esa percepción?

No tengo esa percepción. Yo pertenecía a una clase media, hija de funcionarios, la mayoría de compañeros pertenecen a familias de clase media o incluso trabajadora. Es verdad que preparar oposiciones te obliga a estudiar durante varios años, a vivir de tus padres y para eso debes tener dinero, pero también un opositor al salir muy poco de casa, genera pocos gastos. Es verdad que sociologicamente hay una mayoría conservadora, pero en los últimos años, con independencia de sus convicciones, los jueces han jugado un papel muy importante en la lucha contra la corrupción, los desahucios o las clausulas bancarias abusivas.

Fue mano derecha de Juan Alberto Belloch, cuando ejerció como titular de Interior y Justicia, en una etapa oscura en la historia reciente de nuestro país: La del GAL. ¿Quién era el «Señor X»?

Durante el tiempo que estuve en el Ministerio de Justicia e Interior como Secretaria de Estado se pusieron todos los medios y colaboración con la justicia, hubo altos cargos que fueron  condenados e incluso cumplieron penas de prisión. En ese sentido debo remitirme exclusivamente a lo que digan los tribunales. En un Estado de Derecho la única realidad es la que dicen los jueces. Varias décadas más tarde, podemos celebrar que ETA ha entregado las armas, sin embargo, nos enfrentamos al terrorismo de corte yihadista…

El terrorismo es siempre una amenaza para la sociedad, ETA causó mucho dolor en España, más de 800 muertos y numerosos heridos, por suerte ha entregado las armas. No tiene nada que ver con el terrorismo islamista, cuyos tentáculos están extendidos en todo el mundo, debe existir una colaboración internacional muy amplia y todos sabemos que determinados países les dan soporte.

¿Se está tambaleando el régimen de 1978, tras la catarata de casos de corrupción conocidos en los últimos días, donde se cuestiona el papel adoptado por algunos fiscales e incluso medios de comunicación?

La corrupción en España lleva muchos años desarrollándose, con la tolerancia del Gobierno del Partido Popular. Estos días han salido a la luz hechos del año 2003 que más o menos en la calle ya se intuían: El Caso Gürtel, Lezo, Púnica… Había una culpa in vigilando. Esperanza Aguirre dijo muy claro que cuando a tu alrededor se están reiterando los casos de corrupción tienes la responsabilidad de vigilar que está pasando. Hubo personas que denunciaron las actuaciones de Ignacio González, sin embargo, no se hizo nada. La máxima responsabilidad la debería asumir Mariano Rajoy.

Estuvo alejada de la vida política durante veinte años ¿Qué le hizo regresar de nuevo?

Solo estuve en política durante dos años y medio con Juan Alberto Belloch, una época muy dura. Luego me llamó Pedro Sánchez para ir de número dos en la lista de Madrid al Congreso de los Diputados, tras una legislatura muy dura en materia de derechos y libertades y cuando se me ofreció regresar a la política pensé que sería positivo dar mi visión desde el mundo del Derecho para conseguir una sociedad más justa, sin restricciones como la Reforma Laboral, la Ley de Seguridad Ciudadana…

¿Hubo un golpe de Estado en el PSOE el pasado 1 de octubre?

Cuando se derroca a un secretario general elegido en primarias por la militancia, creo que eso es contrario a cualquier procedimiento democrático. Se puede llamar golpe de Estado o derrocamiento, pero es muy grave.

¿Tenía cerrado Pedro Sánchez un pacto de Gobierno con Podemos y nacionalistas? 

Es evidente que, no. Si hubiese habido un acuerdo cerrado, Pedro Sánchez sería ahora Presidente del Gobierno, si alguien puso obstáculos a esa posibilidad fue Pablo Iglesias. Me parece muy cínico e hipócrita que desde Podemos se diga  que se va a presentar una moción de censura y se ofrece al Partido Socialista y a Ciudadanos que elijan un candidato porque el Partido Popular no puede seguir gobernando. Tuvieron la oportunidad hace un año de apoyar a Pedro Sánchez, al igual que soy muy crítica con la abstención impuesta desde el PSOE, también lo soy con Pablo Iglesias por permitir gobernar a los populares rodeados de corrupción. Tan responsables son de que haya un Gobierno de Mariano Rajoy, Pablo Iglesias como  la gestora socialista.

¿En qué difiere el modelo de partido y de país de Pedro Sánchez del de Susana Díaz y Patxi López?

El Partido Socialista debe pensar en el futuro y en ser una alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy. Deberíamos pensar en aquellos puntos que nos unen más en lugar de en aquellos que nos separan, pero es evidente que Pedro Sánchez quiere un modelo de partido en el que la militancia tiene la última palabra, un modelo absolutamente democrático. Hay otros modelos de partido que solamente pretenden que una élite tome las grandes decisiones. Pedro Sánchez quiere un modelo de partido del siglo XXI, no del siglo XX.

¿Cómo se explica que en tan solo un año Sánchez haya pasado de defender el «mestizaje ideológico» al «no es no»?

No veo ningún cambio. Cuando me incorporé a su proyecto tenía un programa clarísimo, en ningún caso podía gobernar el Partido Popular. Él lo mantuvo con absoluta dignidad y absoluta honestidad dejando el sillón en un momento en el que la gente no dimite y prefiere mantener su escaño como sea. Desde la perspectiva de su programa electoral, Pedro Sánchez fue coherente, quienes dieron un viraje son quienes pasaron de votar, no, a Mariano Rajoy a optar por la abstención. Se justificaba la abstención porque se decía que España necesitaba estabilidad y era bueno un Gobierno encabezado por Mariano Rajoy. Me pregunto si ahora tenemos estabilidad con los casos de corrupción saltando en todo momento  o jueces diciendo que carecen de medios suficientes para instruir los sumarios, con la propia Fiscalía alineándose con determinadas oficinas que tienen proximidad con ministros, esa no es la estabilidad que yo quiero para mi país.

Si Pedro Sánchez gana las primarias del próximo 21 de mayo, ¿Formarán una dirección integradora?

Sin ninguna duda. Él vivió muchos movimientos para que no pudiera actuar como secretario general con tranquilidad. A Pedro Sánchez no le gusta el modelo de partido enfrentado. Quiere un PSOE abierto a los militantes.

¿Aceptarían los afines a Pedro Sánchez estar en una ejecutiva liderada por Susana Díaz?

Pedro Sánchez siempre va a ser leal a quien gane, él ha vivido en carne propia la deslealtad.

¿Cómo es su relación con Miguel Ángel Heredia?

Es un compañero más en el Congreso de los Diputados, siempre soy respetuosa con aquellos que no piensan como yo, él sabrá lo que dijo… Me llamó para pedirme disculpas y las acepté. Es una página absolutamente pasada.

¿Es Pedro Sánchez el Benoit Hamon español? 

No, no se puede comparar España con Francia. Si los socialistas franceses han tenido un pésimo resultado electoral no se debe al candidato, sino a las políticas de derechas acometidas por Hollande y Valls. Ha sido un Partido Socialista que en vez de acercarse a las personas más necesitadas, se ha postulado con los conservadores. Cuando un partido de izquierdas toma medidas de derechas es lógico que la gente prefiera votar al original.

¿Cómo impulsar la socialdemocracia en horas muy bajas?

Manteniendo la seña de identidad sin tener complejos a hacer políticas de izquierdas. El Partido Socialista Obrero Español, por ejemplo, se abstuvo porque tenía complejos a adoptar propuestas de izquierdas. Es importante que haya políticos como Pedro Sánchez capaces de mantener sus principios.

¿Por qué la militancia socialista debe apostar el próximo 21 de mayo por la candidatura de Pedro Sánchez?

Ha sido capaz de renunciar a su escaño por defender sus principios, a quien no respeto es a aquellos que tienen una posición en función de sus intereses personales. Pedro Sánchez, con sus errores como cometemos todos, ha dado un ejemplo mayúsculo de honestidad, de convicciones y de coherencia.


Entrevista publicada en El Rotativo.

The following two tabs change content below.

Samuel Riad

Comunicador. Ha colaborado en Radio Ebro y Publiscopia. Es analista en Cadena SER Aragón, Qué! Radio Zaragoza, Director de Micrófono Abierto en La Ocho Zaragoza y de El Rotativo.

Un comentario sobre “Margarita Robles: “Podemos y la gestora sostienen el Gobierno de la corrupción”

  • el 3 Mayo, 2017 a las 5:47 pm
    Permalink

    Si Sánchez ganas las primarias, comenzará un periodo poco previsible en lo político. Elecciones generales, congresos autonómicos internos del PSOE donde los barones actuales se irán o los echarán. Lo que ocurra en el PSOE es clave, no sólo para ellos, sino también para la política nacional. Sánchez ha demostrado tener mucha fuerza en la campaña, falta saber si eso será suficiente para ganar a quienes utilizan el aparato y el poder para mantenerse en el mismo.

    Respuesta

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?