Crisis demográfica: un problema nacional, un reto local

La política municipal tiene una doble vertiente, por un lado, la autonomía política y, por otro, la gestión. Frente a unos años en los que ha habido una apropiación de la agenda local por niveles institucionales o administrativos supralocales, el municipio debe revertir este hecho correlativo a una limitación en el marco jurídico institucional. Y, junto a políticas sociales, de educación, vivienda, etc. debe apostar por políticas demográficas.

Durante los últimos años, España está perdiendo población y, más allá de factores coyunturales, se aprecian cada vez más claramente los efectos de una baja natalidad, la disminución del número de jóvenes y un acusado proceso de envejecimiento. Sin embargo, este proceso es más duro en ciertas zonas del país, situándose las zonas rurales en el límite de la despoblación. El mundo rural no es capaz de retener a los jóvenes que, en el mejor de los casos, emigran a núcleos urbanos más grandes atraídos por una mayor oferta laboral (éxodo hacia los núcleos urbanos principales).

Se calcula que para el año 2066, serán más de cinco millones de habitantes los perdidos en todo el país, lo que supone un problema añadido para con los desequilibrios estructurales de las zonas rurales. Hasta ahora, la inmigración había desdibujado el vaciamiento rural que, con la crisis económica, ha venido acentuándose. Si durante la primera década del siglo XXI, España atraía un importante flujo de migrantes que, entre muchos otros determinantes, rejuvenecía la sociedad y, además conseguía que la población aumentara; en la actualidad, debido al escaso atractivo laboral y los propios obstáculos que desde las Administraciones se imponen, la inmigración es, si acaso, un deseo. Y, a esto, hay que sumar la salida de miles de jóvenes de nuestro país en busca de nuevas oportunidades que, además de suponer una pérdida de población joven (estamento medio de la pirámide poblacional), también lo es en razón de oportunidades de emprendimiento que podría establecerse en pueblos y municipios, lo que conseguiría desarrollar la economía y enraizar la población rural.

Frente a esto, tenemos un mapa de poblamiento rural disperso en pequeños núcleos incapaces de fijar residentes, viéndose estas áreas condenadas a una incapacidad de crecimiento, de tejido y desarrollo económico y una pérdida de servicios. Como indica el siguiente gráfico, la población joven es significativamente inferior en la España rural (además de la diferencia entre hombres y mujeres), mientras que la población superior a 60 años aumenta exponencialmente en el mundo rural comparado con el urbano, y mucho más en la franja de los 75 a los 90 años.

En los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, de los 8.125 pueblos existentes en nuestro país, 4.955 tienen menos de 1.000 habitantes, lo que significa que más 50% de los municipios rurales se encuentra en riesgo de desaparecer.

Este breve análisis refleja que la crisis demográfica que España atraviesa pivota sobre cuatro pilares fundamentales: pérdida de población, envejecimiento demográfico, despoblación rural y la baja densidad demográfica. Esta “tormenta perfecta” (término que ha usado la FEMP) ha supuesto que, en 14 provincias españolas, más del 80% de todos sus municipios no pasan de 1.000 habitantes (Población y despoblación en España 2016, FEMP).

Aún más, por si fuera poco, esto atañe a un problema más visible, la continuidad del Estado del Bienestar. Esta tormenta hace inviable el actual sistema de protección y derechos: aumento de pensiones, de gasto sanitario… frente a una reducción continuada de ingresos públicos.

Ante esta tesitura que, ha puesto en alerta a todos los niveles de la Administración (incluidas ciertas instituciones comunitarias), urge un plan especial para afrontar una drama que puede provocar un desequilibrio demográfico, económico y territorial, acentuando la diferencia de renta y riqueza entre Comunidades Autónomas. Y, a nivel europeo, un centro industrializado más poblado frente a un Sur despoblado y más envejecido (dentro de la dinámica general de envejecimiento europeo).

En esta línea, las zonas agrícolas del Sur y el Levante español quedarán paulatinamente desiertas, frente a unas zonas industrializadas del norte y un centro (y ciertas pero escasas capitales de provincia) empresarial y comercial que atraen ya a gran parte de la población. Este proceso se verá aún más agravado por el proceso de robotización. En la siguiente tabla comprobamos que el flujo interautonómico que aquí mencionamos es ya una realidad. Las Comunidades como Andalucía, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha o Cataluña tienen un saldo migratorio negativo en favor de otras regiones como Madrid, País Vasco o Baleares.

Frente a este panorama nada alentador, es prioritario que el Estado e instituciones como el Comité de Regiones establezcan medidas y partidas necesarias para que CCAA y entes locales puedan poner en marcha en el menor tiempo posible estrategias y políticas para luchar contra la regresión demográfica. Debe introducirse el criterio de despoblación rural a la hora de asignar partidas presupuestarias y programas de empleo y desarrollo, para garantizar el arraigo poblacional y conseguir frenar el raudo envejecimiento de los pueblos españoles. Se precisa un pacto con todos los agentes sociales y económicos que promueva incentivos económico-demográficos.

Todo ello, debe ir acompañado de una transformación del modelo productivo que introduzca los avances en I+D+i en las economías rurales y que ofrezca oportunidades a los jóvenes que deseen permanecer en sus núcleos rurales.

The following two tabs change content below.

Antonio Gutiérrez

Antonio Gutiérrez Guijarro (Baena, 1996) es jurista, finalizando el grado de Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid. Cofundador de Estudiantes por Europa (ExE) y S. Gral. de European Law Student Association UC3M. Interesado en la educación, políticas de igualdad, fiscalidad y sistemas impositivos. Sumergido en todo lo relativo a la integración europea y el derecho comunitario. Colaborador ocasional en diferentes medios como contertulio o articulista.

Latest posts by Antonio Gutiérrez (see all)

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?