¿Cómo puede influir la participación en las elecciones catalanas?

Los partidos constitucionalistas se han marcado el mismo objetivo para las próximas elecciones catalanas: movilizar a su electorado. Tienen la idea de que si los votantes no independentistas se movilizan, los partidos independentistas no conseguirán la mayoría absoluta. Esta idea también se puso encima de la mesa en las elecciones catalanas de 2015, y aunque la participación fue la más elevada en unas autonómicas (74,95%), los partidos independentistas obtuvieron la mayoría absoluta ¿es posible que con un aumento de participación el independentismo no sea mayoritario en el Parlament? Utilizando los datos del último CEO (octubre 2017) podemos hacernos una idea de lo que podría suceder con una participación aún más elevada que en las anteriores elecciones:

Como vemos en el gráfico, el electorado no independentista participa menos en las elecciones que los que sí lo son. Además, la diferencia en las últimas elecciones autonómicas fue de 20 puntos. También se puede observar que a pesar de la excepcionalidad que tuvieron las últimas autonómicas, los no independentistas se movilizaron más en las generales. Viendo este gráfico, parece que con una movilización más alta de los no independentistas, el independentismo no sería mayoritario en el Parlament, ya que el independentismo tiene muy poco margen para aumentar su movilización. Es bastante factible pensar que los no independentistas se pueden movilizar más que en las anteriores autonómicas, (la evidencia es que para las generales aumentaron su participación en cinco puntos), pero es improbable que todo el electorado se movilice porque muchos de estos votantes demuestran un nulo interés en la política (siguiente gráfico).

El votante independentista es un votante que le interesa más la política que al votante no independentista. Esto puede ser un problema para los partidos no independentistas porque al votante no independentista que no tiene ningún interés en la política (26,6%) es bastante difícil movilizarlo y es considerado una de las principales causas de la abstención. Además, como vemos en el siguiente gráfico, el electorado no independentista todavía no está movilizado.

Menos del 60% de los votantes no independentistas declaran intención de votar a algún partido en concreto en las próximas elecciones, mientras que el electorado independentista está mucho más movilizado (el 84,6% declaran su intención de votar a algún partido). Sí que es verdad que solo un 10% de los votantes no independentistas confirma que no votará, pero un 20% todavía no sabe a quién votar (y en esta respuesta a veces se aloja un número considerable de abstencionistas).

Los datos que hemos visto parecen indicar que una participación récord aumentaría el voto de los partidos no independentistas y es probable que el independentismo pierda la mayoría en el Parlament. Ahora bien, esto también se pensaba en las anteriores elecciones y no fue así. La respuesta la obtendremos el 21 de diciembre.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?