Evolución del voto en las elecciones autonómicas catalanas (1980-2015)

El próximo día 21 de diciembre se celebran las decimo segundas elecciones autonómicas al Parlament de Cataluña en democracia post-franquista en Cataluña. Son éstas las elecciones autonómicas catalanas más importantes en lo que llevamos de democracia debido al especial contexto en el cual se encuentra la política catalana, marcado por el desafío independentista y por la aplicación por primera vez desde la aprobación de la Constitución española en 1978 del artículo 155 CE, a través del cual el Gobierno de la nación disuelve el Parlament y convoca elecciones en dicha Comunidad. Vamos a hacer un repaso de la evolución electoral de los comicios electorales a las autonómicas celebradas en Cataluña desde las primeras elecciones de 1980 hasta los últimos comicios celebrados en el año 2015.

En 1977, tras el restablecimiento de la Generalitat de Cataluña de forma provisional, el President Josep Tarradellas es nombrado presidente de la misma durante el período de la transición y de la preautonomía en el cual, tras la aprobación de la Constitución en 1978, se concede el Estatuto de Autonomía a Cataluña en 1979, se establece la autonomía y se convocan elecciones autonómicas en Cataluña en 1980. Desde la celebración de los primeros comicios autonómicos en 1980 se han constituido en el Parlament un total de doce legislaturas, incluida la primera legislatura de la preautonomía, han presidido la Generalitat cinco Presidents: Jordi Pujol (CIU), durante seis legislaturas consecutivas (1980,1984,1988,1992,1995 y 1999), Pasqual Maragall (PSC), una legislatura(2003), José Montilla (PSC), una legislatura(2006), Artur Mas (CIU), dos legislaturas(2010 y 2012), y Carles Puigdemont (JxSÍ), una legislatura(2015), hubo dos mociones de censura, aunque ninguna ha salido adelante, y una moción de confianza.

Como podemos observar en la tabla 1 en las elecciones autonómicas inaugurales al Parlament de Cataluña en 1980, CIU (27,8%) ganó con 5 puntos de ventaja en porcentaje de votos válidos y 43 escaños, seguido por el PSC (22,4%) y 33 escaños. Como tercera fuerza más votada quedó el PSUC al conseguir un 18,8% de votos y 25 escaños. CC-UCD ocupó la cuarta posición al obtener 10,6% de los votos y 18 escaños. Aquí podríamos hablar de un sistema de partidos multipartidista con cuatro grandes partidos. Por su parte, ERC consigue 14 escaños. Finalmente, esta segunda legislatura es gobernada por CIU gracias a los votos a favor de CC-UCD y ERC en la investidura del candidato Jordi Pujol, en la cual hizo falta una segunda votación de investidura en el Parlament para ser aprobada dicha candidatura. También hubo una moción de censura en 1980 presentada por el líder de PSUC, que finalmente no ha salido adelante por falta de apoyos suficientes.

En los siguientes comicios de la tercera legislatura celebrados en 1984 CIU consigue una clara mayoría absoluta al obtener 46,8% de los sufragios y 72 escaños, rebasando de esta forma en cuatro los escaños necesarios para alcanzar la mayoría absoluto en el Parlament, que se encuentra en 68 escaños. El PSC consigue el 30,1% de los votos y 41 escaños. Podemos deducir que el PSC aumenta sus votos gracias al trasvase del electorado del PSUC hacia los socialistas catalanes y la desaparición del Partido Socialista de Andalucía (PSA) que en las elecciones de 1980 había conseguido entrar en el Parlament con 2 escaños. PSUC (5,6%), se deja el 13,2% de los votos. CC-UCD desparece cediendo su bancada a AP-PPC que consigue 7,7% de los sufragios y 11 escaños. ERC se queda con el 4,4% y 5 escaños. Este sistema de partido dominante de los convergentes inaugurado en 1984 continúa en los siguientes comicios de 1988, 1992,1995 y 1999. En las elecciones de la cuarta legislatura celebrados en 1988 CIU vuelve a revalidar su mayoría absoluta (69 escaños), aunque con una ligera bajada en votos (45,7%). El PSC continúa como la segunda fuerza más votada (29,8%) y aumenta un escaño (42). El PSUC, que pasa a formar coalición en ICV, sube ligeramente en votos (7,8%) y aumenta su bancada en tres escaños (9). La gran caída en estos comicios ha sido del PPC que baja de 11 a 6 escaños. El CDS reaparece con 3 escaños, y ERC aumenta un escaño al obtener 6 escaños frente a los 5 anteriores.

Los comicios de la quinta legislatura de 1992 vuelven a reproducirse prácticamente los mismos resultados de la legislatura anterior. CIU vuelve a repetir mayoría absoluta y el PSC queda como la segunda formación más votada. El gran dato a destacar es el resultado obtenido por ERC con un 8% de los votos y 11 escaños dobla sus resultados. Es en las elecciones de la sexta legislatura cuando CIU pierde la mayoría absoluta al dejarse 10 escaños. Los socialistas catalanes también pierden 6 escaños. Los grandes beneficiados en estos comicios son los partidos que están en la parte baja: ERC, ICV y PPC que suben considerablemente.

En 1999 se celebran las sextas elecciones autonómicas catalanas que constituyen la séptima legislatura. En estos comicios se empieza a vaticinar el fin de una etapa, la etapa conocida como “pujolismo”. En estas elecciones los nacionalistas de CIU se dejan tres puntos con respecto a los comicios de la legislatura anterior, lo que significa una pérdida de 4 escaños. La formación que más sube es la de los socialistas catalanes del PSC (30,3% y 36 escaños). Mientras que los populares catalanes pierden 5 escaños. ICV-EUiA baja a más de la mitad en votos (4,0%) y en escaños (5). ERC se deja un punto y 1 escaño. En esta legislatura Pasqual Maragall (PSC) presenta en el año 2001 una moción de censura que finalmente no tuvo el apoyo suficiente para prosperar en el Parlament.

Las elecciones de la octava legislatura del año 2003 son las que van a poner punto final a la era de Jordi Pujol al frente de la Generalitat gracias a los acuerdos del tripartito (PSC, ERC e ICV) para formar un gobierno en coalición. Con este acuerdo, Pasqual Maragall es investido President de la Generalitat con un total de 74 votos a favor y 61 en contra. Como se observa en la tabla 1, el PSC gana en votos con un 31,2% frente a los 30,9% de votos de los convergentes, pero no en escaños (CIU 46 y PSC 42). ERC obtuvo los mejores resultados de su historia que dobla su contienda en votos y escaños (16,5% votos y 23 escaños). Los ecosocialistas de ICV-EUiA doblan prácticamente también sus resultados (7,6% votos y 9 escaños). Los populares catalanes aumentan también sus resultados (11,9% de votos y 15 escaños).

En los comicios autonómicos catalanes celebrados en el año 2006 para constituir la novena legislatura se repitan prácticamente los mismos resultados que en las elecciones anteriores del año 2003. Los nacionalistas de CIU vuelven a ganar las elecciones con una ligera subida en votos (31,5%) y aumentan 2 escaños. Los socialistas catalanes son los que más pierden en votos y escaños (26,8% votos y 37 escaños) y los beneficiados en estos comicios son los ecosocialistas de ICV-EUiA que suben en votos y escaños (9,6% y 12 escaños) y el PPC pierde ligeramente un 1% de votos y 1 escaño (10,6% y 14 escaños). La gran novedad en estos comicios ha sido la aparición en el Parlament de la formación política Ciutadans (C´s) que entra con 3 escaños al obtener el 3% de los sufragios. Como consecuencia de dichos resultados se vuelve a reeditar el tripartito (PSC, ERC e ICV-EUiA) para gobernar en coalición. El 24 de noviembre de 2006 José Montilla es investido President del Govern de la Generalitat en el Parlament con 70 votos a favor y 65 en contra.

CIU, de la mano de Artur Mas, consigue una mayoría relativa en los comicios de la décima legislatura celebrados en el 2010. Los convergentes obtienen el 38,5% de los votos y 62 escaños, lo que significa una subida de 14 escaños con respecto a la legislatura anterior. Por su parte, el PSC baja considerablemente en votos y escaños (18,3% y 28 escaños) aunque continúa manteniéndose como la segunda fuerza más votado en las autonómicas catalanas. ERC pierde la mitad de sus apoyos electorales (7,0%) y se deja 11 escaños. ICV-EUiA se deja también 2 escaños al bajar sus votos en casi dos puntos (7,4%). Los populares catalanes aumentan en 4 escaños y en votos(12,3%) situándose de esta forma como tercera formación más votada. Por su parte, C´s mantiene sus resultados (3,4% de votos y 3 escaños). Cabe señalar la entrada en esta legislatura al Parlament de Solidaritat per la Independencia (SI) que consigue el 3,3% de los votos y 4 escaños. Para formar gobierno en esta legislatura, hizo falta una investidura en segunda vuelta en la cual los socialistas catalanes se abstuvieron para facilitar el Govern de Artur Mas.

En las elecciones celebradas en el 2012, las cuales dan paso a la constitución de la décima primera legislatura, CIU y ERC consiguen prácticamente idénticos resultado que en la legislatura de 2006. Se percibe aquí un electorado de ida y vuelta entre los convergentes y los republicanos. El gran batacazo se lo llevan los socialistas catalanes que pierden la segunda posición como el partido más votado en las elecciones autonómicas en Cataluña que vienen ocupando desde la apertura del ciclo electoral en 1980. Los populares catalanes aumentan 1 escaño al obtener un 13% de los sufragios, Ciutadans triplica su resultado y obtiene 7,6% de los votos y 9 escaños. Como estreno en el Parlament tenemos a la CUP, que entra con un 3,5% de los votos y 3 escaños. La legislatura sale adelante gobernada por Artur Mas (CIU) con el suporte de ERC con un total de 71 votos a favor en la investidura en el año 2012.

Finalmente, en las últimas elecciones catalanas celebradas en 2015 CDC y ERC concurren en coalición en una formación soberanista bautizada como Junts pel Sí (JxSí). Dicha coalición obtiene el 39,7% de los votos y 62 escaños. Los socialistas del PSC se hunden al conseguir los peores resultados en elecciones autonómicas catalanas (12,3% de los votos y 16 escaños). PPC se deja un 4,5% de los votos y pierde 8 escaños, mientras que C´s sube de forma espectacular de 7,6% a 18% de votos y de 9 a 25 escaños. Los independentistas de la CUP triplican sus apoyos al pasar de 3 a 10 escaños en tres años. En esta duodécima legislatura se ha rechazado en dos ocasiones la investidura de Artur Mas al no obtener los suficientes apoyos. Finalmente, en enero del 2016 JxSÍ propone como candidato al Govern de la Generalitat a Carles Puigdemont que finalmente obtuvo 70 votos a favor y es investido President gracias a los apoyos de la CUP.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos almacenados en http://www.icps.cat/recerca/dades-electorals/resultats-electorals-a-catalunya
(*) En 2015 CIU se disuelve en CDC y UDC. CDC concurre en coalición en JxSÍ junto con ERC.
(**) En 2015 ICV-EUiA se presenta en coalición en Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP).
(***) En 1999, 2003 y 2006 el PSC se presenta en coalición con Ciutadans pel Canvi(CpC)

Podemos concluir que, tal y como nos muestra el gráfico 1, en las elecciones autonómicas catalanas se dan cuatro ciclos. El primer ciclo, que va desde el inicio electoral en 1980 hasta 1984, que podemos calificar de sistema de partidos multipartidista, donde la competitividad electoral es alta entre tres formaciones (CIU, PSC Y PSUC). En los siguientes comicios de 1984 esta situación cambia de forma drástica, cuando CIU consigue la mayoría absoluta con una amplia distancia respecto a los socialistas catalanes. Se abre aquí un segundo ciclo, que calificamos como sistema de partido predominante, y que duraría hasta 1995. A partir de 1999 los nacionalistas catalanes de CIU pierden la mayoría absoluta y el PSC acorta la distancia en votos y en escaños. A partir del periodo que se abre con los comicios de 1999 podemos hablar de un sistema de partidos bipartidista imperfecto, donde dos partidos (PSC y CIU) sumarian el 68% de los votos obtenidos en las elecciones de 1999, 62% en 2003 o el 58,3% en 2006. En los comicios de 2010 CIU se distancia del resto de partidos al obtener una mayoría relativa. En esta última recta dibujada a partir de los resultados de 2010 y de la coalición de partidos soberanistas de CIU y ERC en JxSÍ en los comicios de 2015, podemos calificarlo de sistema de partidos predominante, aunque con una mayoría relativa en escaños.

Según el último barómetro preelectoral del CIS del 23 de noviembre de 2017, el mapa político que nos dibujan las elecciones autonómicas de 21 de diciembre es de una fragmentación similar al que nos dejaron los primeros comicios de 1980. Debido al especial contexto político e institucional que vive Cataluña, también se produce una polarización en dos polos o bloques: el llamado bloque constitucionalista (PSC,C´s y PP) y el bloque soberanista o secesionista (JxCAT, ERC y CUP). Queda entre medio, y si los sondeos finalmente se cumplen en las urnas, Catalunya en Comú que puede tener la llave del Govern de la Generalitat.

The following two tabs change content below.

Ahmed Benamar

Ahmed Benamar Bellouki. Graduado Ciencia Política y Administración por la UNED.

Latest posts by Ahmed Benamar (see all)

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?