Elecciones catalanas 2017: el análisis

Participación récord, histórica. Nunca antes en Cataluña se había llegado a una participación del 82%. Después de todos los acontecimientos que han sucedido en los últimos meses (1 de octubre, DUI, 155…), los resultados electorales muestran otra vez un empate técnico entre el bloque independentista y el no independentista. De nuevo, el independentismo no consigue la mayoría de votos pero tiene la fuerza suficiente como para tenerla en escaños. Aún así, los resultados merecen comentarlos en profundidad porque sí que ha habido cambios respecto a 2015. Veamos los resultados (escrutado el 99,84%):

Los resultados obligan a destacar varios puntos, así que los voy a comentar de forma separada, partido por partido:

Ciudadanos ha sido el partido que ha conseguido más escaños. Es la primera vez que un partido que no es nacionalista catalán consigue ganar unas elecciones autonómicas en Cataluña, tanto en escaños como en votos (el PSC de Pasqual Maragall lo había conseguido solamente en votos en 1999 y 2003). A través de los resultados globales, podemos afirmar que ha ganado votos de la abstención, del PP y de una parte más pequeña del PSC. Aún así, la mayoría independentista en el Parlament no le permitirá gobernar.

-La lista de Carles Puigdemont es la lista más votada en el bloque independentista. Todas las encuestas situaban a ERC como primera fuerza independentista, lo cual es una sorpresa que Puigdemont les haya superado. Es una victoria de Puigdemont y una derrota del PP. Aún así, no podrá ser presidente porque sería detenido si vuelve  a España.

ERC seguramente se ha visto muy perjudicada por tener a su principal líder en prisión. Al contrario de la candidatura de Puigdemont, en ERC no había un líder claro, y ese elemento es fundamental en la política actual. Habrán atraído a votantes de la CUP, pero la mayoría de votantes de Junts Pel Sí se han decantado por Puigdemont.

-El PSC no ha obtenido el resultado que esperaba. A priori, la estrategia de captar votantes catalanistas parecía acertada, pero quizás declaraciones políticas como pedir el indulto a los ex miembros del gobierno catalán presos ha descolocado a una parte importante de su electorado, que probablemente hayan votado a Ciudadanos. Además, parece que no ha conseguido atraer al abstencionista, que en su gran mayoría han ido a parar al partido naranja.

Catalunya en Comú ha sufrido el coste de la polarización. Tomó nota de lo que se consideró un error en las elecciones de 2015, como tener a un líder poco conocido y una candidatura con siglas impronunciables, pero estos resultados confirman que ese no fue el problema. En este contexto de polarización, o te sitúas en uno de los dos bandos, o te fulminan entre los dos.

-La CUP pierde la mitad de sus votantes y 6 escaños respecto las anteriores elecciones. El hecho de que ERC vaya en solitario seguramente le ha hecho perder muchos votos (aunque no se esperaba que fueran tantos). Pierde su grupo parlamentario y capacidad de influencia. Aún así, siguen siendo claves para que el independentismo tenga mayoría en el Parlament.

-El PP es el gran derrotado de estas elecciones. Solamente ha conseguido 3 diputados por la circunscripción de Barcelona. Es un partido extraparlamentario en Lleida, Girona y Tarragona. Simplificando, es el peor resultado de su historia. Sin duda alguna, tienen que cambiar su estrategia en Cataluña y esperar que el efecto Ciudadanos no se expanda por toda España.

A pesar de los cambios que ha habido en estas elecciones, los bloques siguen con el mismo apoyo. El independentismo ha perdido dos escaños pero tiene más estabilidad que antes para gobernar, ya que ERC y JxCat suman más escaños que todo el bloque no independentista, cosa que no sucedía en 2015. Aún así, el independentismo no tiene mayoría en votos. Esta situación no puede perdurar en el tiempo y solo un diálogo entre el gobierno español y el futuro gobierno catalán puede arreglar esta situación.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

2 comentarios sobre “Elecciones catalanas 2017: el análisis

  • el 22 diciembre, 2017 a las 12:54 pm
    Permalink

    Un exitazo de Puigdemont y de su lista. ERC ha pagado caro no querer una lista conjunta y creer que tenía las elecciones ganadas. Que Junqueras estuviese en prisión y la ineptitud de Marta Rovira como candidata también han contribuido a ello. La división prácticamente en dos del bloque independentista, ha facilitado la victoria electoral de Ciudadanos, que está por ver que efectos tiene en la política catalana y sobretodo en la española, donde el PP le empieza a ver las orejas al lobo.

    Respuesta
  • el 22 diciembre, 2017 a las 3:03 pm
    Permalink

    El independentismo se mantiene pese a una participación altísima del 82%. Las fuerzas “constitucionalistas” nunca se harán con el gobierno de la Generalitat. Al independentismo no le pasa factura ni siquiera la frustración de no haber conseguido una independencia ficticia. La “represión” estatal para ellos pesa más. Merece un estudio en profundidad la cuestión.

    Respuesta

Deja un comentario

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?