Los votantes de los partidos en Cataluña (2015-18): Catalunya en Comú

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Siguiendo con la serie de artículos que comparan los votantes de los diferentes partidos en Cataluña entre 2015 y 2018, ahora es el turno de Catalunya en Comú, una coalición formada por Podemos, ICV, EUiA y Equo. Esta coalición, que era la sucedánea de Catalunya Si Que Es Pot en 2015, consiguió en las últimas elecciones 326.360 votos, lo que significa un 7,46% de los votos y ocho escaños. Respecto a 2015 ha perdido 40.134 votos, 1,48% en porcentaje de voto y tres escaños. En anteriores artículos vimos como parte de sus votantes en 2015 se decantaron esta vez por ERC o el PSC, pero también ha conseguido votantes de otros partidos (los datos hacen referencia a los barómetros postelectorales de 2015 y 2017 del CIS):

A pesar de las pérdidas que sufrió la coalición, éstas se amortiguaron gracias a los votantes provenientes de otros partidos. Vemos como esta formación atrajo algunos votantes de JxSí y de la CUP, así como algunos abstencionistas. Aún así, las ganancias fueron menores que las pérdidas, y como vimos en anteriores artículos, las pérdidas tenían dos direcciones: ERC y PSC, partidos que tenían una posición más nítida respecto a la independencia de Cataluña.

Los votantes de Catalunya En Comú tienen prácticamente la misma ideología que en 2015 (2,65 de media en 2015 y 2,81 en 2018). A pesar de esto, podemos destacar dos hechos: ha bajado el porcentaje de votantes que se sitúan en el valor más a la izquierda (de 19,6% a 14%), y la posición “2” es donde se ubican más votantes, mientras que en 2015 donde se situaban más votantes era en la posición “3”.

Tampoco se observa un gran cambio en los votantes de Catalunya en Comú respecto a 2015. La mayor diferencia se da en la categoría “Más catalán que español” que ha disminuido del 34,5% al 30,3%. Vemos como la mayoría se siente tan español como catalán y que el sentimiento de los votantes de Catalunya en Comú se parece más al de los votantes constitucionalistas (especialmente el PSC) que al de los partidos independentistas.

Tampoco existen grandes diferencias respecto al modelo territorial. El 64,2% de los votantes de Catalunya en Comú prefieren un estado con más poder para las autonomías. Es llamativo ver como el derecho de autodeterminación, que es el modelo que defiende el partido, solo lo prefiere un 15,9% de sus votantes. También vemos como casi un 15% de sus votantes defienden el modelo actual, cosa que también sucede, y en mayor proporción, en el resto de España. Si la preferencia por el modelo territorial gana importancia en estos votantes, Podemos se puede encontrar con dificultades para mantenerlos.

Dos hechos a destacar en este gráfico: el aumento de votantes que pertenecen a la clase alta/media-alta (del 21,9% al 31%) y la disminución de las viajes clases medias (empresarios, autónomos) del 15,6% al 7%. A pesar de que los obreros cualificados y no cualificados representan actualmente 35,6% de los votantes de Catalunya en Comú, vemos como el partido se sustenta mayoritariamente de votantes que pertenecen, o bien a la nueva clase media (asalariados no manuales), o bien a la clase alta/media-alta.

Este gráfico representa un hecho llamativo: la franja de 25 a 34 años es donde se sitúa el mayor porcentaje de votantes de Catalunya en Comú, mientras que en 2015 estaba en el penúltimo lugar. Este hecho indica que los votantes de esta edad habrían sido los más fieles al partido, mientras que votantes de otras franjas se han ido a otros partidos. En líneas generales, es un partido ‘joven’ respecto al electorado de otros partidos como Ciudadanos, JxCat o PSC.

El 70% de los votantes de Catalunya en Comú han nacido en Cataluña. Es un porcentaje algo menor respecto a 2015, lo cual apunta a la idea de que el electorado que ha perdido habría nacido en Cataluña. Como contrapartida, los votantes que han nacido en el resto de España representan ahora el 27% de sus votantes, mientras que en 2015 solo representaban un 19%.

La candidatura de Podemos en Cataluña no consiguió buenos resultados. El debate territorial hizo que votantes de 2015 optaran por partidos con posiciones más nítidas respecto a la independencia de Cataluña, principalmente ERC y PSC. Las pérdidas se pudieron amortiguar gracias a votantes de otros partidos y algunos abstencionistas, pero aún así, el balance fue negativo. Vemos como la mayoría de sus votantes se sienten tan catalanes como españoles, aunque casi uno de cada tres se siente más catalán que español. La mayoría prefieren más poder para las autonomías y solo un 16% se decanta por el derecho de autodeterminación. Más del 30% de sus votantes pertenecen a la clase alta/media-alta y en conjunto es un electorado más joven que el de los otros partidos. La preeminencia del debate territorial perjudica a Podemos y si los votantes le dan mayor importancia a este tema, tendrá serias dificultades para mantenerlos.

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario

Close