Crowley vs. Ocasio: ¿Las nuevas luchas electorales?

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Ayer tuvieron lugar las primarias demócratas en el distrito 14 de Nueva York (Queens y el Bronx). Se presentaba Joseph Crowley, el considerado número 4 de todos los políticos demócratas, que llevaba en el cargo desde 1999, contra Alexandria Ocasio-Cortez, una desconocida partidaria de Bernie Sanders, de 28 años de edad. Increíblemente, ella ganó. En noviembre será, más que probablemente, la mujer más joven en llegar al Congreso de los Estados Unidos.

Su campaña, de muy bajo presupuesto, logró movilizar a gente que nunca había votado. Ello, unido a la baja participación, le otorgó la victoria en unas primarias que muchos esperaban fuera una victoria fácil para el veterano Crowley.

Como indican en Voz de América, Crowley ha estado en el Congreso desde 1999 y no se había enfrentado a un oponente en una elección primaria desde 2004, cuando Ocasio-Cortez era solo una adolescente. Fue considerado un serio candidato para convertirse en el próximo presidente de la Cámara de Representantes si los demócratas ganan la mayoría en las elecciones de medio período en noviembre.

Pero, ¿en qué más se ha diferenciado la campaña de ambos candidatos? Algunas observaciones:

1. La web. Crowley tiene una web en inglés, pese a que el 70% de la población es de otras nacionalidades y habla otros idiomas, especialmente el español. Ocasio tiene su web y sus vídeos traducidos al español (de hecho, su página principal es en este idioma), pero también tiene contenidos en otros idiomas.

2. Storytelling. “Supuestamente, las mujeres como yo, no deben postularse para un cargo político. Yo no nací en una familia rica o poderosa. […] Nací en un lugar donde tu código postal determina tu destino. […] Después de 20 años [sin citar a su contrincante, Crowley], debemos pensar, para quién está gobernando Nueva York. Cada día se vuelve más difícil para las familias trabajadoras como la mía. Está claro que estos cambios no han sido para nosotros, y merecemos un defensor integral […] Es hora de que reconozcamos que no todos los demócratas son iguales. Que un demócrata que acepta el dinero corporativo, las ganancias de empresas hipotecarias, que no vive aquí, que no envía a sus hijos a las escuelas de aquí, que no bebe nuestra agua, que no respira nuestra contaminación, no nos puede representar […] Es hora para una de las nuestra. Vota Alexandria Ocaso Cortez”. Estas son las palabras del vídeo de Alexandria Ocaso Cortez en las primarias del distrito 14 de Nueva York al Congreso. Su candidatura es narrada como una historia, no tanto de sueño americano (que también) sino de lucha contra los poderosos.

Ocasio trabajaba, hasta hace un año, en un bar, para poder mantenerse. Estas imágenes también le han granjeado la empatía, la percepción de que era uno de ellos, para muchos votantes.

3. Storydoing. Para Ocasio, no es sólo su relato como persona de familia pobre y honesta, sino cómo actúa frente a ello de modo ejemplarizante: “Por eso soy la única candidata que no acepta donaciones de corporaciones o comités de acción política. Mi campaña ha sido financiada por el público 100%. Somos la única campana honesta: sin conexiones a la máquina política, sin donaciones de corporaciones y sin influencia de cabilderos. Hemos puesto nuestra fe y nuestro esfuerzo en la gente, familias y comunidades del distrito”.

4. Facebook. Crowley publica exactamente lo mismo que en Twitter. Ocasio tiene un vídeo en su página, y un chat abierto para quien quiera hablar con ella o su equipo. También usa las stories.

5. Directos. Ocasio hace directos en Instagram, que luego coloca como stories en Facebook. Crowley sí dispone de vídeos y vídeos cortos (muchos menos que Ocasio), pero ninguno en directo.

6. Crowdfunding. Crowley es una de las únicas cuatro opciones que tiene en su web. Ocasio también. Además, dispone de una tienda online de merchandising.

7. Peticiones a los activistas. No se trata sólo de hacer campaña en la calle, sino de ayudar en lo que se pueda. Ocasio tiene un listado de acciones offline, así como online, por ejemplo, crear frames en redes.

8. Apoyos. Crowley consiguió muchísimos, especialmente grandes influencers tradicionales de la ciudad, como sindicatos y asociaciones de inmigrantes. Ocasio consiguió sobre todo apoyos de nuevo cuño y online, como MoveOn, los sectores afines a Bernie Sanders y los demócratas más izquierdistas.

9. Diseño. Mientras el de Crowley era tradicional, con el azul de los demócratas, el de Ocasio era cambiante, en diagonal, elevándose por la derecha, en señal de optimismo.

10. Discurso. Mientras Crowley decía todo lo realizado y acusaba a su contrincante de ser de extrema izquierda, Ocasio indicaba lo que Crowley no había hecho, así como los apoyos que él recibía de Wall Street para su campaña. Crowley era lo seguro, lo ya conocido. Ocasio lo nuevo, lo honesto. El verdadero cambio anti establishment.

11. Contenidos. Ocasio tenía videos constantes, no tanto de campaña sino de su quehacer diario relacionándose con gente y en situaciones de backstage, no públicas, lo que le daba mucha más naturalidad y visibilidad. Recomiendo especialmente este vídeo de su perro cuando la ve, aunque ella está en una entrevista en directo.

12. Minorías. Ambos candidatos aparecen constantemente con minorías. Aunque Ocasio hace campaña junto a ellos/as, mientras que Crowley sólo los saluda, en la mayoría de contenidos gráficos.

Gracias a Jaume Ríos por la pista.


Artículo publicado en XavierPeytibi.com

The following two tabs change content below.

Xavier Peytibi

Xavier Peytibi es politólogo especializado en Relaciones Internacionales. Trabaja como consultor de comunicación política y pública en Ideograma. www.xavierpeytibi.com

Latest posts by Xavier Peytibi (see all)

Deja un comentario