Donald Trump y el vuelco diplomático estadounidense

El primer viaje internacional de Donald Trump ha confirmado los anuncios que advertían que todo iba a cambiar. A pesar de haber roto la tradición según la cual el primer viaje presidencial suele ser a Canadá o a México, ha sido una ruta de grandes destinos. En primer lugar, Riad, capital de Arabia Saudí, el gran aliado estadounidense en Oriente Medio junto a Israel. De ahí a las dos de las ciudades más importantes de la historia para Occidente: Jerusalén y Roma. Más tarde acudió a Bruselas, sede de la Unión Europea y de la OTAN, las organizaciones internacionales que más críticas y presiones han recibido por parte del nuevo presidente, calificándolas de obsoletas e ineficaces. Por último, la cumbre del G7 en Taormina, en Sicilia.

Leer más

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?