La peste: expulsados por vivir en la miseria

Víctimas de una de las mayores y más fuertes crisis económicas de la historia europea, poblaban las calles de las principales ciudades y recorrían el país en busca de suerte y pan. No tenían trabajo ni futuro, y eran la carne de cañón perfecta para las reclutas de la eterna guerra en Flandes y para los grupos de bandoleros que asolaban los caminos. Como hoy en día, resultaban peligrosos para las autoridades, y como hoy en día, éstas tomaron medidas trágicas para ‘limpiar’ sus ciudades de estos ‘molestos’ individuos.

Leer más

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?