Consumiendo el planeta

Necesitamos un Derecho Internacional con facultad sancionadora y unas Naciones Unidas con ius puniendi, un derecho positivo internacional real, más allá de declaraciones de intenciones. Pero sobre todo necesitamos mentalización y sensibilización. Ya es hora de devolverle al Planeta lo que nos da: su belleza, su sabiduría y su hospitalidad. Actos propios tan simples como utilizar más el transporte público, usar la bicicleta, caminar, cerrar el grifo a tiempo, o el no tirar tanta comida, puede ayudar a que nuestra Madre Tierra sea un espacio más perpetuo y mejor.

Leer más

¿Te gusta Debate21?

Queremos explicar la realidad de un modo distinto.

¿Nos sigues?