El PSOE revalida su victoria en medio de un escenario inédito

Las elecciones generales del 10-N pasarán a la historia por suponer una repetición electoral que han dejado unos resultados que dibujan un Congreso con una fragmentación inédita. El PSOE revalida su victoria, Vox se convierte en tercera fuerza y Ciudadanos se derrumba. Por su parte, el PP mejora notablemente. Convocadas tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, la cita electoral deja al país en una situación comprometida.

El PSOE logra 120 diputados (tres menos que en abril) y el 28,0% de los votos, y lo más importante, ha conseguido mantener su victoria electoral. Ahora el PSOE deberá buscar los acuerdos necesarios para lograr la investidura y poner fin al bloqueo institucional. Hay que añadir que el PSOE pierde la mayoría absoluta en el Senado.

El Partido Popular mejora sus resultados pero se queda lejos de los cien diputados. Los de Pablo Casado consiguen 88 escaños (22 más que en abril) y un 20,8% de los votos. A partir de ahora, la situación para el PP es complicada: se ha mantenido como primera fuerza del bloque de la derecha, pero la derecha española prosigue en su profunda reconfiguración donde la primera víctima ha sido Ciudadanos. Ahora la cuestión es cómo compite el PP ante el auge de la ultraderecha que representa Vox.

Vox se convierte en el triunfador de la noche al lograr el 15,1% de los votos que se traducen en 52 diputados (28 más que en las anteriores elecciones generales). Además, han ganado las elecciones en las circunscripciones de Murcia y Ceuta. Vox condicionará más que nunca la política española y puede acabar reconfigurando su discurso hacia un populismo de derecha radical que acabe superando a los conservadores tradicionales como ya ha pasado en países de nuestro entorno. Se han convertido en la tercera fuerza política en España y cotizan al alza.

El resultado de Unidas Podemos supone un nuevo retroceso en representación, pasando de 42 a 35 escaños y un 12,8%. Sin embargo, la campaña electoral ha permitido a los de Pablo Iglesias amortiguar la caída que le otorgaban las encuestas en los meses de verano. Pese al descenso de Podemos, los de Iglesias aspirarán de nuevo a entrar en el primer Gobierno de coalición de la historia reciente de España. Conviene no olvidar también todas las fracturas internas que ha sufrido la formación morada en este tiempo. Precisamente, Más País – Compromís, la candidatura liderada por Íñigo Errejón, logra tres diputados (en solo dos circunscripciones). Su resultado ha sido un fracaso electoral al no conseguir grupo parlamentario propio.

Ciudadanos protagoniza la gran derrota de la noche. Los de Albert Rivera pasan 57 a 10 diputados se quedan en tan solo un 6,8% de los sufragios. El resultado de la formación naranja supone la certificación de defunción de la estrategia seguida por Ciudadanos en los últimos meses, tras un giro a la derecha que le ha llevado a descuidar el centro político y el relato moderado, con cordón sanitario al PSOE incluido. Hace un año Ciudadanos aspiraba a gobernar España cuando aparecía como primera fuerza política en las encuestas, ahora serán irrelevante en la política de pactos, mientras han sido desbordados por Vox.

Completan el arco parlamentario ERC con trece diputados (3,6%) y ganan (pese a perder dos diputados) las elecciones generales en Cataluña, lo cual les permite imponerse de nuevo a Carles Puigdemont en la pugna entre ambos por liderar al independentismo catalán. JxCat se queda en ocho escaños (2,1%). El PNV mejora su resultado a lograr siete diputados (1,9%). Completan el Congreso EH Bildu con cinco escaños, que tendrá así grupo parlamentario propio; la CUP que participaba por primera vez en unas generales logra entrar con dos diputados. Navarra Suma mantiene sus dos escaños; Coalición Canaria logra dos asientos (uno más que en abril). Por último, el Partido Regionalista Cántabro, BNG y Teruel Existe, logran uno. Estos últimos, que concurrían por primera vez, se estrenarán en el Congreso, en el que intentarán dar voz a la «España vaciada». La participación ha sido del 69,9%.

Objetivo: conseguir el desbloqueo

Con estos resultados, la derecha se queda lejos de poder sumar. PP, Vox, Ciudadanos y Navarra Suma se quedan con 152 diputados, solo dos más que en abril y muy lejos de los 176 que marcan la frontera de la mayoría absoluta en el Congreso.

El PSOE tendrá muy difícil lograr que Sánchez sea investido en primera vuelta, pero tiene la obligación de lograrlo en segunda. Los socialistas con 120 diputados, que pueden sumar a los apoyos de Unidas Podemos, Más País – Compromís y PNV, lo que sumaría 165 escaños, a los que tendrían que añadir al Partido Regionalista Cántabro y contar con alguna abstención para lograr la investidura en segunda votación. Descartada queda una abstención del PP que facilitase la investidura de Sánchez tras el ascenso de Vox.

The following two tabs change content below.
Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es consultor en comunicación política, asuntos públicos y estrategia. Candidato a Doctor en Ciencia Política por la UNED; es Graduado en Ciencias Políticas y Administración; con Máster en Derechos Fundamentales; y Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo. También posee un posgrado de Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Así mismo, ha colaborado o colabora con diferentes medios de comunicación, tanto escritos, como radiofónicos.

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Deja un comentario