Crisis del coronavirus: sanitaria, económica ¿y de representatividad?

Ya llevamos más de un mes confinados en casa desde que el pasado 14 de marzo el Gobierno decretase el estado de alarma y con sus posteriores prorrogas que ya han hecho alargarse esta situación hasta el próximo 9 de mayo, y donde supuestamente empieza a vislumbrarse un horizonte hacia la llamada “desescalada” que nuestros vecinos europeos están empezando a llevar a cabo.

Esta situación está creando una gran sensación de incertidumbre en la sociedad española, e incluso, según el estudio realizado por el instituto IOSondea sobre Coronavirus, más del 58% de los encuestados reconoce aceptar que está situación le está afectando psicológicamente, al igual que casi un 40% piensa estar llegando a su límite y que necesita salir, y es que hay que tener en cuenta que la media de pisos en las grandes ciudades españolas podría rondar los 60/75 metros cuadrados normalmente compartido entre dos personas. Pero no sólo preocupa el estado actual de aislamiento en la que nos encontramos para luchar contra el nuevo virus, sino la situación económica que quedará tras superar está primera crisis sanitaria, que ha supuesto la pérdida de 900.000 empleos en el mes de marzo disparando la cifra de paro del país, mientras que el FMI prevé para España una caída del 8% del PIB para 2020, y según dijo el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, la situación económica de España podrá ser “la más grave desde la guerra civil”.

Volviendo a los datos, según la misma encuesta del estudio del instituto IOSondea, casi el 34% de los encuestados piensa que puede perder su trabajo (Gráfico 1) y más del 50% ha perdido ahorros o ingresos desde el inicio de la crisis (Gráfico 2):

Según el CIS, el segundo problema que más preocupa a los españoles actualmente son los de índole económica con un 22,6% de los encuestados, seguido del paro. Por lo tanto, la crisis sanitaria como económica a la que nos enfrentamos puede suponer una nueva ola de desconfianza en los líderes políticos actuales.

Por un lado, es la sensación de la población de “malas respuestas” por parte de los líderes políticos españoles, ya que un 43% de los españoles cree que España es el país que peor lo ha hecho frente al coronavirus.

Por otro lado, la mala capacidad de entendimiento por parte de los líderes, ya que según el (polémico) barómetro especial de abril del CIS, para un 9% de los españoles, el primer problema de España actualmente es el mal comportamiento de los políticos, convirtiéndose así, en la segunda respuesta más utilizada después del Coronavirus. Así, es la desconfianza hacía estos, ya que a la pregunta de “cuánta confianza nos inspira el actual presidente del Gobierno“, más del 30% responde que le ofrece poca confianza y el 28,1% ninguna confianza.

Tampoco el líder del primer partido de la oposición, Pablo Casado, consigue ganarse la confianza de los ciudadanos, y más del 42% de los encuestados dice obtener poca confianza del político del PP.

La sociedad española cree que el Gobierno no está respondiendo bien a la crisis (64% según datos del estudio IOSondea), pero tampoco cree que lo está haciendo la oposición (el 80% de los encuestados), mientras que más del 90 % de los encuestados según el CIS opina que se debería hacer un esfuerzo especial para llegar a grandes acuerdos.

Todavía es pronto para obtener resultados determinantes de esta situación, pero nos estamos enfrentando a una crisis sanitaria y económica de carácter histórico, y si los políticos no actúan frente a esta situación, podremos encontrarnos también ante una nueva crisis de representatividad con una población cada vez más polarizada por el discurso político que se ha decidido llevar por los partidos en el hemiciclo y la sensación de una mala respuesta a esta crisis tanto del Gobierno como de la oposición.

Este es un leve análisis de la situación actual, y es pronto para poder llegar a conclusiones profundas sobre esto, pero conforme vayan pasando las semanas nos podremos adentrar en más detalles de cómo esta situación ha afectado a la sociedad española.

The following two tabs change content below.

Silvia López Añover

Silvia López Añover (Quintanar de la Orden, 1994) Graduada en Ciencias Políticas, y Máster en Análisis Político y Electoral por el Instituto Carlos III-Juan March. Interesada en el campo del comportamiento político.

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Deja un comentario