¿Cómo se relacionan la doctrina del shock y la actual crisis del coronavirus?

No es una sorpresa para nadie que la situación política de los últimos años en nuestro país ha sido complicada al estar marcada por el bloqueo político. El cambio en las dinámicas políticas es el resultado de la transición hacia un sistema multipartidista.

Nuestro sistema parlamentario, extremadamente frágil, ha generado un escenario donde ha sido posible la primera moción de censura, y el primer Gobierno de coalición de la historia de nuestra democracia. Veamos ahora qué nos dicen los datos sobre los principales partidos.

Datos extraídos de Electocracia.com. Elaborados a partir de la media de sondeos.

A largo plazo (flecha con cuadrado de color marrón), pierden intención de voto Ciudadanos, Partido Popular, Podemos y Más País. Como contrapartida, gana en intención de voto VOX y PSOE. Esta es la tendencia general en los últimos dos años.

medio plazo (flecha con cuadrado de color gris), pierden en intención de voto Ciudadanos, Unidas Podemos y Más País; y ganan PSOE, PP y VOX. Esta es la tendencia general del último año.

corto plazo (flecha con cuadrado de color negro), pierden en intención de voto PSOE, VOX, y en menor medida Unidas Podemos y Más País; Gomo contrapartida, ganan en intención de voto Ciudadanos y Partido Popular.

La previsión de futuro es que aumenten Partido Popular y Ciudadanos; que se mantengan PSOE y VOX, y que disminuyan Unidas Podemos y Más País.

A la vista del avance de resultados del Barómetro electoral de abril del CIS es posible que, en las próximas elecciones, haya un cambio de Gobierno. Esta idea se apoya en dos consideraciones.

-El aumento de la popularidad del PSOE, como cabeza de Gobierno, puede deberse al efecto conocido como Rally ’round the flag. Este efecto produce que en momentos de crisis, el apoyo a los Gobiernos mejore momentáneamente.

-Siguiendo el modelo termostático de Wlezien, la opinión pública reacciona a la acción gubernamental desplazando el centro de gravedad ideológico hacia el lado opuesto del color del Gobierno.

A estas consideraciones se le suma el siguiente contexto político:

-Se está ejerciendo una fuerte presión por parte de la oposición política contra el Gobierno.

-La pandemia es una realidad que genera miles de muertes, y que estas se utilizarán, como ya se han utilizado antes por parte de la oposición política mediante la utilización de las víctimas, para obtener réditos políticos. Ya se está haciendo.

-Nos encontramos en un sistema multipartidista con un Gobierno de coalición apoyado por partidos polarizados dentro del esquema político de nuestro país.

-Se están cuestionando derechos básicos y fundamentales como la libertad de prensa (la famosa pregunta 6 del Barómetro). Lo que pone a los medios de comunicación en alerta.

Vistas las tendencias, los supuestos y el contexto, podemos ver que existe una situación que incita a pensar que el próximo Gobierno puede presentar un cambio radical de color. A este respecto, viendo la evolución del sistema de partidos, es muy probable que sea necesaria una coalición, como mínimo, de Ciudadanos, VOX y Partido Popular.

Nos centraremos en el papel clave que VOX está teniendo, ya que como vemos, ejerce una agresiva oposición, liderando en este sentido la petición de dimisión del Gobierno.

Viene a colación en este sentido la frase de Friedman que dice “Solo una crisis, real o percibida, produce auténticos cambios. Cuando esa crisis sobreviene, las medidas que se toman dependen de las ideas que flotan en el ambiente.”

Pero ¿Cuáles son las ideas que flotan en el ambiente? La respuesta no es fácil. En la situación en la que nos encontramos el caudal de información, tanto oficial como no oficial, ha aumentado vertiginosamente. La sobreinformación pone en el aire muchas ideas, por lo que se necesitaría un amplio estudio cualitativo para determinar el contenido y la extensión de estas entre la ciudadanía y la multiplicidad de grupos de interés. Este estudio supondría mucho tiempo y recursos, por lo que simplemente me limitaré a describir pormenorizadamente la situación.

La población ha pasado de ser principalmente un receptor de información, a ser también un potente emisor. Esto ha dado lugar a la propagación de un intenso volumen de información, muchas veces falsa, que reorienta y modela la visión política de los ciudadanos. Estas noticias fake están orientadas mayoritariamente a desaprobar al Gobierno, a sus acciones y a sus componentes. Esto está favoreciendo, como vemos en el análisis cortoplazista, al ala derecha del parlamento.

Si suponemos la idea de que VOX formará parte del Gobierno, tendríamos que valorar, entre otras cosas, su posición ante una supuesta negociación con Partido Popular y Ciudadanos. Teniendo en cuenta la composición parlamentaria actual, y la previsión de la evolución, podemos considerar que es muy probable que tenga una fuerte capacidad de negociar con el resto de partidos.

El ideario económico de VOX presenta las siguientes consignas:

VoxObservamos las semejanzas entre el plan económico de VOX y el del Partido Popular. Ambos están orientados a hacer aflorar la economía de libre mercado. Ciudadanos tendría una posición también importante a la hora de negociar, ya que muy posiblemente se convierta en una pieza fundamental para un gobierno de coalición, pero es posible que pueda incluso abstenerse, de tal forma que las ideas económicas de VOX – PP pueden llegar a implantarse.

Entre estas medidas vemos palabras como “libertad” y “desregulación”, también el claro discurso de la salvación y por su puesto valoraciones negativas de los conceptos “Burocracia”, “Regulación”, “Impuestos” y “Subvenciones”. Lo que en un principio se dice de una forma “inofensiva”, representa mucho más, ya que este discurso sobre lo económico es exactamente igual a la línea discursiva de Milton Friedman, excepto cuando habla del proteccionismo. Si no te lo crees, te dejo aquí varias frases suyas:

1. Milton Friedman calificando las medidas adoptadas por Tatcher, aconsejada por Hayek: “el programa con el que Margaret Tatcher llegó al poder se basaba en cuatro puntos: recortar el gasto público, bajar los impuestos, reducir el número de empresas estatales o paraestatales, desregular la industria e introducir una política monetaria moderada y estable para combatir la inflación.”

2. Milton Friedman sobre la política de control de precios y salarios de Nixon: “Hace tiempo que me opongo al control de salarios y precios, creo que implica la injerencia del gobierno en la libertad individual, y me parece intolerable.”

3. Milton Friedman sobre la privatización de los servicios: “Lo único que no privatizaría son las fuerzas armadas, los tribunales y algunas carreteras y autopistas.”

Otra de las consideraciones que podemos hacer, esta vez considerando una clara analogía con el establecimiento de la dictadura militar de Pinochet en Chile, es que genera un discurso donde legitima sus medidas basándose en que no queda otra alternativa porque hay un peligro inminente, de ahí el discurso de la salvación.

En este sentido el discurso en torno a la inmigración, hacia los menores no acompañados, hacia la izquierda política, hacia las organizaciones pro-derechos LGTBIQ+, feministas, e incluso hacia los refugiados, proponiéndolos como los enemigos del Estado y de la libertad, son medidas discursivas que ya fueron adoptadas por Pinochet como vemos en este discurso:

“Tampoco creo que se haya triunfado sobre el marxismo, el marxismo es como un fantasma, cuesta mucho tomarlo, mejor dicho, no se puede tomar.” Como vemos este discurso pone a un enemigo sobre la mesa, que sería el marxismo, mientras que VOX, no solo busca un enemigo, si no varios, creando un relato que distorsiona la narrativa de la historia de España, creando una metanarrativa que busca un objetivo claro: alcanzar el poder creando una situación de alarma.

Cabría mencionar los efectos que las medidas económicas de corte neoliberal pueden generar, pero como no me quiero extender aún más, consideraré que eso ya nos lo ha enseñado nuestra historia, con los ejemplos de Chile, Argentina, o Reino Unido.

Todo esto transforma nuestra cultura política (puedes acceder a más información sobre la cultura política española aquí), adaptándola a una nueva narrativa que ha sido construida en gran medida por la derecha política de una forma interesada.

Citando a Naomi Klein “un estado de shock no es algo que se produce únicamente cuando nos pasa algo malo, si no también cuando perdemos nuestra narrativa o nuestra historia, cuando nos desorientamos. Lo que nos mantiene orientados, alerta y a salvo del shock es nuestra historia. Una época de crisis como la que estamos viviendo, es ideal para pensar en la historia, en la continuidad, en las raíces. Es un buen momento para situarnos en la historia de la lucha humana”.

Concluyendo ya, cabría hacerse la siguiente pregunta ¿Podría la crisis del coronavirus ser el Shock que derive en un sistema neoliberal más puro? Es cuestión de probabilidades. Y esta idea, sin dejar de ser cierta, encierra en sí misma un gran peligro: que veamos la política como algo ajeno a nosotros. Por eso, ante la prohibición y el odio, ante el irracionalismo y la mentira. Tengamos el valor de usar nuestra propia razón.

The following two tabs change content below.
Javier Corral Díaz es estudiante de último año de Sociología en la Universidade da Coruña y también de Ciencia Política y de la Administración en la UNED. Ha sido el director del grupo de debate Café Universitario UDC, organizado en colaboración con la Facultad de Sociología de esta universidad. Actualmente es webmaster y redactor de su página web www.sapereaude.es, orientada a ofrecer una visión sociológica de temas de muy diversa índole.

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Deja un comentario