¿Cómo comenzaron los españoles a percibir el coronavirus?

La encuesta de marzo del CIS arrojaba datos claramente diferentes a los que muestran en la actualidad los distintos estudios de opinión de los españoles sobre el COVID-19. Tras sobrevenirse toda la situación catastrófica las opiniones han variado como se puede apreciar en las diversas encuestas realizadas. Antes de comenzar, puntualizo que, lamentablemente los cambios continuos en la metodología y en las preguntas, no permiten establecer inferencias con las mismas preguntas en el estudio reciente del CIS.

La encuesta con la cual se realizan las inferencias es la correspondiente al barómetro de marzo de 2020 y fue realizada durante los días 1 al 13 de marzo, antes de comenzar el confinamiento el día 15 del mismo mes. Los datos que se arrojan en este sucinto análisis consisten en una serie de preguntas cruzadas con grupos de edad y también con el posicionamiento en la escala ideológica de los sujetos de la muestra (en la parte superior de la tabla podrá observar la pregunta en cuestión y en la zona izquierda de la tabla observará con que otra variable se ha cruzado). Conviene tratar con cuidado estos datos, dado que para un análisis más complejo y completo se debería de realizar un análisis multivariante.

En la siguiente tabla se puede observar cómo se observan valores más altos de reparo o racistas respecto a compartir lugares con personas de rasgos orientales en eje de la derecha, pero curiosamente en el extremo se observan valores mucho más bajos. El porcentaje se ha calculado dividiendo el número de sujetos que estaban de acuerdo con la afirmación entre el número total de los que han contestado que se posicionaban ideológicamente en el mismo número. Es decir, en el caso primero, 4 se ha dividido entre 196 dando el valor de 2,04 %.

A continuación, se muestra la desconfianza, la cual se ha calculado sumando poca y ninguna confianza y posteriormente se ha dividido entre el total de su posicionamiento ideológico. Los datos en el conjunto ya expresaban una desconfianza cercana al 50 %. No se observa con claridad una mayor desconfianza según el bloque al que se pertenezca.

Respecto al racismo hacia los niños con rasgos orientales se vuelven a apreciar datos superiores en el eje de la derecha, pero otra vez vuelve a caer en el posicionamiento más extremo.

El grado de interés por las noticias mostraba valores más altos en el bloque de la derecha. En conjunto la población española estaba interesada en las noticias, un 71,69% tenía mucho y bastante interés por ellas (el cálculo de los porcentajes se ha realizado de forma análoga a lo reiterado con anterioridad).

En relación a la información de las autoridades sanitarias, el bloque de la derecha mostraba mayor descontento con la información.

En el uso de las mascarillas se observaban altas reticencias a su uso en todos los bloques, pero los mayores datos se encuentran en el bloque de la izquierda. En el conjunto se observaban un 74,52% de desaprobación del uso de mascarillas.

En cuanto al deber de anticipación del gobierno para prevenir la llegada del coronavirus se observaban datos sustancialmente más altos en el bloque de la derecha.

La confianza en las autoridades sanitarias se situaba en valores muy altos en ambos bloques.

Se observaba una necesidad mayor de información en el bloque de la derecha. En conjunto una mayoría de casi un 60% mostraba la necesidad de mayor información por parte del gobierno.

Sobre las cuarentenas en los países asiáticos, el conjunto se mostraba de acuerdo, con menor aceptación en los extremos 1 y 10 correspondientes a extrema izquierda y extrema derecha de los bloques.

El bloque de la izquierda se manifestaba más a favor de quitar importancia al virus. El conjunto de la muestra mostraba que había una mayoría de casi un 65% que expresaba que las noticias alarmaban sin necesidad.

Respecto a la suspensión de los eventos públicos, el bloque de la derecha se mostraba más a favor de suspenderlos, exceptuando a los que se posicionaban en la posición más radical del bloque. El conjunto de la población manifestaba que estaba de acuerdo con casi un 52% de aprobación.

Las edades manifiestan que los jóvenes comprendidos entre los 18 y 24 años mostraban una mayor sensación de alarma en las noticias del coronavirus que la población general. Como se puede observar, a mayor longevidad se muestra una mayor discrepancia con la afirmación.

Los sujetos comprendidos entre 65 y más años se mostraban más favorables a suspender los eventos públicos, pero no muy alejados de las demás cohortes de edad. Los que mostraban más reticencias eran los más jóvenes.

Respecto a la confianza en las noticias se observa una mayor desconfianza a medida que el cohorte es más joven.

A medida que aumenta la edad se observa claramente la exigencia de toma de medidas, así como una mayor preocupación por el coronavirus.

El cohorte de mayor edad mostraba mayores reparos en compartir lugares con personas de rasgos orientales, también es relevante el dato del cohorte situado entre los 25 y 34 años.

Un 67,66% del total se expresaba a favor de que el gobierno se anticipase y tomase medidas estrictas. El valor más alto se encontraba en el cohorte de mayor edad.

El cohorte más joven era el que se mostraba más exigente sobre la necesidad de tener mayor información del gobierno.

Resumiendo, podemos decir que la población sí que creía que el gobierno debía de tomar medidas para prevenir la llegada del covid-19, con mayor claridad se observa en el posicionamiento del bloque de la derecha. El bloque de la derecha tenía posiciones ligeramente más racistas respecto a compartir lugares con personas de aspecto oriental. El interés por las noticias del coronavirus era alto en el conjunto de la sociedad, pero superior en el bloque de la derecha, así como en la exigencia de mayor información al gobierno sobre la covid-19. El bloque de la izquierda se mostraba algo más en contra de la suspensión de eventos públicos, pero en general, la población manifestaba que se debían suspender los eventos públicos.

Este último bloque también manifestaba que las noticias eran alarmistas respecto a los demás bloques. Se aprecia una alta confianza de ambos bloques las autoridades sanitarias. Respecto a los cohortes de edad, a mayor longevidad tenían más preocupación por el covid-19 y los jóvenes se preocupaban menos, pero reclamaban una mayor información. La confianza en las noticias sobre el covid-19 mostraba posiciones ligeramente inferiores a menor edad del cohorte. Y finalmente a pesar de lo dicho es relevante observar reticencia al uso de máscaras tan amplia que se daba en ese momento (casi un 75%) en el conjunto de la sociedad.

The following two tabs change content below.

Samuel de las Heras

Graduado en Ciencia Política y Administración por la UNED. Actualmente cursa estudios de Sociología.

Necesitamos tu apoyo económico para seguir haciendo análisis independientes y rigurosos. Sin ti, no es posible.

Deja un comentario