Ciudadanos y los problemas del centro político

A raíz de un artículo que publiqué recientemente sobre las cinco mayores debacles electorales en España (ver aquí), observé que las cuatro mayores debacles las han producido partidos que han querido representar el centro político: UCD, CDS, UPyD y Cs ¿por qué las mayores debacles electorales las han producido partidos de centro? Después de las elecciones del 10 de noviembre de 2019 y la caída de Ciudadanos, hubo varios artículos que hablaron sobre el fracaso del centro político en España (aquí, aquí, aquí y aquí). En estos artículos, distintos expertos explicaron las posibles causas de estas debacles. A continuación, haré una síntesis de las 3 principales causas que se esgriman en los diversos artículos y añadiré una más. Vamos a ello:

Política de pactos y movimiento del centro a la derecha

Todos los análisis concuerdan en que ejercer de partido bisagra es incómodo y al final el partido de centro se escora hacia la derecha. Eduardo Pascual, catedrático de la Universitat Oberta de Catalunya considera que “los votantes de centro pueden aceptar que el partido asuma «algunas políticas de derechas», pero con lo que no transigen es con «giros ideológicos a la derecha»”[1]. Carles Castro, analista político en La Vanguardia, indica que el partido de centro “surge por una crisis en el partido tradicional de la derecha y que el socio natural de un partido progresista es la centroizquierda tradicional.

El problema es que esa estrategia impide desplazar a los conservadores como alternativa de poder frente a la izquierda. Y, además, la base del nuevo partido “social-liberal” es esencialmente de centroderecha. Pero, claro, si no se puede pactar con la izquierda, hay que hacerlo –por activa o por pasiva– con los conservadores y ayudarles, de manera involuntaria, a recuperar o a retener el poder que tenían antes de la crisis. Esto, a medio plazo es un caramelo envenenado si el resultado de los acuerdos mantiene al nuevo partido en una condición de muleta subalterna y nunca de protagonista principal del poder”[2]. Lo que acaba sucediendo, es que los votantes de centroderecha optan por el voto útil y vuelven al partido tradicional de la derecha.

Votantes cambiantes e indefinición centrista

El votante centrista es un votante más pragmático que ideológico y eso hace que sea menos fiel a la hora de votar. En todos los estudios del CIS vemos como Ciudadanos cuenta con el votante menos fiel. A este dato se le añade la indefinición del centro político, al cual le cuesta tener un contenido propio y que lo diferencie de la izquierda y la derecha. Siempre se ha dicho que quien ganaba el centro ganaba las elecciones, pero desde la caída de la UCD, ningún partido de centro ha ganado nunca en España. Esto indica que el votante de centro es diferente a los demás, o bien sucede que muchos votantes centristas se ubican en el centro cuando en verdad sería una “no posición” en la escala ideológica. Existe un estudio que profundiza sobre esta idea (aquí).

Posición en el eje territorial

Otro tema que solo es nombrado por la profesora de Ciencias Políticas Ana Sofía Cardenal en el artículo de El Correo es la compatibilidad de un partido centrista con escorarse en el eje territorial. Mantiene que es lo que les pasó a las dos últimas formaciones centristas, «que defendieron posiciones tan cerradas territorialmente que fueron percibidos por los electores como partidos de derechas». Me parece un aspecto muy interesante, ya que en España se tiene la percepción de que los partidos contrarios a una mayor descentralización se les ubica en la derecha, con lo que, si un partido centrista tiene esa posición, al final tiene más posibilidades de ser absorbido por la derecha.

Fuertes liderazgos

Puede parecer un dato irrelevante, pero todos los partidos de centro han tenido un líder que concentraba un gran poder: Adolfo Suárez en la UCD y el CDS, Rosa Díez en UPyD y Albert Rivera en Cs. Esto puede tener ventajas, como aprovechar el tirón del líder cuando es popular entre el electorado, pero también puede tener inconvenientes, ya que la estrategia la marca el líder del partido y si éste toma una mala decisión, no hay contrapesos internos y el partido acaba ligado a la carrera de su líder. Es lo que pasó con Suárez en el CDS, Díez en UPyD y Rivera en Cs. De hecho, los partidos de centro en España se aproximarían a lo que Panebianco (1988) llamaría partidos carismáticos “puros”, que suelen ser partidos muy apegados al líder y con corta vida donde el carisma personal va además generalmente asociado a fuertes resistencias a la institucionalización. El líder no tiene en efecto, interés en favorecer un reforzamiento de la organización demasiado acentuado que inevitablemente sentaría las bases para una emancipación del partido de su control.

Hemos hecho un repaso de las principales causas que esgriman los expertos (más una propia) para explicar porque no tienen éxito los partidos de centro en España. Dejando aparte el caso de la UCD, que se autodestruyó, vemos como los principales problemas de los partidos de centro son su política de pactos, su propia indefinición y sus votantes potenciales. Existen dos causas, la posición en el eje territorial y el papel del líder en estos partidos que también pueden influir en el fracaso de este tipo de partidos. En este artículo solo he pretendido hacer una aproximación sobre los problemas que tiene el centro político en España, pero sin duda alguna hay camino por recorrer y descubrir porque los votantes centristas abandonan a los partidos de centro.


[1] https://www.elcorreo.com/elecciones/generales/efimera-vida-partidos-centro-20191117162155-ntrc.html

[2] https://www.lavanguardia.com/politica/20210322/6602589/asi-naufraga-centro-espana.html

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Un comentario en «Ciudadanos y los problemas del centro político»

Deja un comentario