Los liberales alemanes y Ciudadanos: ¿vidas paralelas?

Se ha visto en otros artículos como Ciudadanos protagonizó en 2019 la cuarta mayor debacle electoral de la historia (aquí) y los problemas que tiene el centro político en España (aquí), incluso desde hace más de 150 años (aquí). Este se va a centrar en los liberales alemanes (FDP), que pertenecen al mismo grupo político europeo que Ciudadanos y que sería su homólogo en Alemania, ya que ocupa una posición central entre los socialdemócratas y democristianos.

Su historia reciente también muestra una debacle electoral, sufrida en 2013 donde no llegaron a la barrera electoral del 5% de votos y se quedaron fuera del parlamento por primera vez en su historia. En 2017 volvieron a obtener representación y es muy posible que vuelvan al Gobierno después de las elecciones de este año. Es la trayectoria de un partido que resurge de sus propias cenizas después de una debacle electoral. Ciudadanos se fija en los liberales alemanes para recuperar el terreno perdido, pero, ¿son los liberales alemanes un buen espejo donde mirarse? A continuación se explica lo que hizo el FDP para sobrevivir y si Ciudadanos puede copiar su modelo:

Después de las elecciones alemanas de 2013, el FDP se quedó por primera vez fuera del parlamento. Los liberales se quedaron en shock, ya que siempre habían superado el 5% de los votos y era un habitual en la formación de Gobiernos ¿cómo sobrevivir a esta debacle? Los liberales alemanes estaban representados en parlamentos regionales y ayuntamientos, lo que le daba cierto músculo institucional y desde donde pudo realizar sus políticas. Esto fue, según los propios liberales[1], lo que les permitió seguir con vida y volver al parlamento nacional en 2017.

Es una situación similar a la que tiene Ciudadanos ahora mismo, ya que gobierna en dos Comunidades Autónomas —Andalucía y Castilla y León— y en varios ayuntamientos —entre ellos Madrid—, con lo cual el partido tiene una representación institucional que le permite realizar sus políticas y es la mayor baza para obtener unos buenos resultados en las próximas elecciones generales.

Si bien la situación de los liberales alemanes es parecida —debacle electoral a nivel nacional, representación regional y municipal—, hay elementos que los diferencian. El FDP es un partido consolidado con más de 70 años de historia y tiene una organización más sólida que Ciudadanos, ya que es un partido relativamente nuevo. Su expansión por el resto de España se hizo con un fuerte liderazgo y con una estructura que todavía no está consolidada. El eje territorial no existe en Alemania ni en España, y ya ha comentado en otro artículo de la posible incompatibilidad entre un partido de centro y una posición cerrada en el ámbito territorial sin apenas diferencias respecto a la derecha. El peligro de absorción por la derecha, imposibilita que Ciudadanos tenga los mismos postulados que el FDP alemán, ya que éstos a veces suelen estar a la derecha de los democristianos.

Es verdad que la mejor baza de Ciudadanos son sus gobiernos autonómicos y municipales. Desde estos gobiernos ha de realizar sus políticas y mandar su mensaje, pero no puede ser una copia idéntica del FDP alemán. Copiar los postulados económicos del FDP, que a veces están a la derecha de los democristianos, implicaría no reflejar diferencias con el PP, de manera que no habría distinción entre ambos y al final el votante, ante dos partidos iguales, opta por el mayoritario. En este caso, Ciudadanos se ha de fijar más en los liberales ingleses y no en los alemanes.

Respecto al eje territorial, es algo que no se puede cambiar, ya que Ciudadanos nació para combatir a los nacionalismos periféricos y defender la unidad del estado. Sobre la estructura del partido, todavía tiene pendiente crear una organización sólida. En términos de Panebianco (1988), el partido todavía no se habría institucionalizado y esto se conseguiría cuando el partido, ya estabilizado, desarrolla intereses estables en la propia supervivencia y lealtades organizativas igualmente estables.

Los liberales alemanes son un buen espejo donde mirarse para Ciudadanos, ya que resurgieron de sus propias cenizas gracias a la representación en otras instituciones. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que son dos partidos diferentes, uno ya tiene una historia y una organización sólida y el otro no. Ciudadanos tampoco puede copiar el modelo económico del FDP, ya que está escorado hacia la derecha, con lo cual, unido a la posición en el modelo territorial del estado —sin diferencias visibles con el PP—, haría que las diferencias con el PP fueran mínimas y que al final el votante opte por el partido mayoritario. Resumiendo, visibilidad en gobiernos autonómicos y ayuntamientos, una estructura estable y un modelo ideológico centrista para diferenciarse de los otros partidos es lo que necesita Ciudadanos para volver a ser un partido decisivo en España.


[1] https://www.elmundo.es/espana/2021/10/03/6158706afc6c837a7d8b4579.html

The following two tabs change content below.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario