Las Cortes de Cádiz y el origen izquierda-derecha en España

Cortes de Cádiz

Hoy se celebra el 210º aniversario de la Constitución de 1812, la primera Constitución que se hizo en España (sin contar como constitución al Estatuto de Bayona). La promulgación de esta nueva ley suprema fue toda una revolución, ya que acababa con el Antiguo Régimen y significaba el inicio del estado liberal. En la práctica, instauraba las bases del sistema representativo, defendía los derechos del ciudadano como la libertad, la propiedad o la seguridad, la separación de poderes, eliminaba los privilegios que habían tenido los estamentos del clero y de la nobleza y establecía que la soberanía recaía en la nación y no en el monarca como sucedía en el Antiguo Régimen.

Cuando se habla de las Cortes de Cádiz, siempre se habla de los liberales que aprobaron la Constitución de 1812, pero dentro de estas Cortes también había otras tendencias. De hecho, podemos afirmar que en las Cortes de Cádiz fue cuando se originó la división izquierda-derecha en España, según como se dividió en su día en la Asamblea Nacional Constituyente en Francia después de la revolución de 1789: la Asamblea se dividió entre los partidarios de veto real absoluto y una constitución de dos cámaras, los cuales se colocarían a la derecha del presidente, mientras que los adversarios (veto real suspensivo y una sola cámara) formarían la izquierda de la Asamblea (Castells, 1997:78). De esta manera fue cómo surgió la división izquierda-derecha en el mundo y en las Cortes de Cádiz podemos ver estas dos tendencias representadas.

Siguiendo el esquema que surgió en la revolución francesa, la derecha en las Cortes de Cádiz estaba representada por los realistas. Estos diputados defendían la soberanía compartida entre el rey y las Cortes (esto implicaba el veto absoluto del Rey para rechazar las leyes que aprobaban las Cortes), inspirándose en la doctrina de Jovellanos. Defendían unas cortes estamentales como las del Antiguo Régimen y mostraron sus simpatías por el constitucionalismo inglés y pusieron énfasis en la creación de una segunda cámara como la Cámara de los Lores (Varela, 2020:54). Defendían que España ya tenía su propia Constitución: las leyes fundamentales que limitaban el poder del monarca y que éstas no se podían cambiar si no estaba él presente. Más tarde, la soberanía compartida entre rey y cortes fue la tesis principal de los liberales moderados.

A la izquierda nos encontraríamos a los liberales. Este grupo, que en las Cortes de Cádiz estaba totalmente cohesionado, fue el que plasmó sus tesis en la Constitución de 1812. Defendían la soberanía nacional (el rey solo tendría veto suspensivo), un régimen representativo donde los ciudadanos elegían a sus representantes en una sola cámara legislativa y la separación de poderes. Se inspiraban en la Constitución francesa de 1791. El poder constituyente era la nación y el monarca pasaba a ser un poder constituido, es decir, el rey era rey porque así lo decidía la nación.

Como hemos podido ver, en las Cortes de Cádiz no todos eran liberales, si bien este grupo era el mayoritario y por eso sus tesis se plasmaron en la Constitución de 1812. Dentro de las Cortes de Cádiz podíamos encontrar dos tendencias que, siguiendo el ejemplo francés, vendrían a ser el origen de la división izquierda-derecha en España. En la derecha encontramos a los que defendían unas Cortes estamentales y la soberanía compartida entre monarca y nación; a la izquierda, los que defendían unas Cortes representativas y la soberanía nacional. En las Cortes de Cádiz empezó la división izquierda-derecha y marcarían el inicio de esas dos Españas irreconciliables que solo querrán imponer su modelo por encima de los demás, y así sucedió cuando el rey Fernando VII derogó la Constitución solo dos años después de haberse aprobado.

Fernando Yécora

Fernando Yécora Santiago (Barcelona, 1991). Es Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y Máster en Análisis Político y Asesoría Institucional de la misma universidad. Interesado en el análisis político, los campos en los que se ha especializado son el comportamiento electoral y los partidos políticos.

Deja un comentario