No hay estrategia sin enemigo

A menudo se analiza el estado de la política internacional en base a su polaridad, es decir, según cuáles sean los grandes polos de gravedad que determinan las dinámicas de poder en el mundo. Estos polos de gravedad suelen estar formados por grandes bloques de países y gobiernos con intereses similares, o con una línea ideológica parecida. Las dinámicas globales dependen entonces de la rivalidad entre las grandes potencias y, en extensión, entre sus bloques.

Leer más